La confianza de los consumidores españoles, al alza en julio

En julio, la confianza de los consumidores en España mejoró con respecto al mes anterior. Lo dice el Indicador de Confianza de los Consumidores (ICC) que elabora de forma mensual el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Así, el pasado mes la confianza se situó en 108,3 puntos, lo que supone 2,5 puntos por encima del dato del pasado junio.

¿A qué se debe este incremento en la confianza? Según el CIS las causas son una mejor valoración de la situación actual (que creció 2,8 puntos en julio) y a la evolución del índice de expectativas (con un incremento de 2,1 puntos).

En el informe se destaca que tanto el ICC como el índice de situación actual volvieron a superar sus máximos históricos y, además, que la diferencia entre la valoración de la situación actual y las expectativas (siempre favorable a esta última), se sitúa cerca de los valores más bajos de toda la serie analizada.

Hasta aquí los datos que compra julio con el mes anterior, pero ¿y si se compara con los datos de 2016? Según el CIS, el avance del Indicador de Confianza de los Consumidores es de 13,5 puntos, que califica como “significativo”. Así, se observa un crecimiento prácticamente igual en términos absolutos para la valoración de la situación actual (que alcanza los +13,4 puntos), y las expectativas (que aumentan en 13,5 puntos). Y si se ven estos datos en porcentajes: el ICC crece un 12,4% gracias al aumento del 13% en la valoración de la situación actual y del 11,9% en las expectativas.

La confianza de los consumidores españoles, al alza en julio

Valoración actual

El CIS también desgrana la evolución del índice de valoración de la situación actual, que en julio llegó hasta los 103,4 puntos. Si se compara con los datos del mes anterior supone una mejora de 2,8 puntos.

La razón de este aumento radica en el comportamiento positivo de sus tres componentes. A saber: la valoración de la evolución general de la economía aumenta en 4,5 puntos, la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo crece en 3,1 puntos y la valoración de la situación de los hogares crece 0,7 puntos.

De estos tres componentes se resalta que tanto la valoración de la evolución general de la economía como la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo alcanzan sus valores más altos de toda la serie histórica estudiada. Además, a pesar de que la valoración de la situación de los hogares crece de forma más moderada, se encuentra ya en valores no alcanzados desde los años anteriores a la crisis.

Si se comparan estos datos con los de julio de 2016, la evolución también es positiva. La valoración de la situación económica del país es hoy 20 puntos superior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 17,6 puntos por encima del valor de hace un año y la situación en los hogares avanza más lentamente, con un crecimiento de 2,7 puntos en los últimos doce meses.

Expectativas

Si lo que piensan los consumidores ha obtenido valores positivos, el índice de expectativas del mes de julio también ha aumentado en 2,1 puntos hasta alcanzar los 113,1.

La evolución de sus tres componentes es bastante homogénea: así, las expectativas respecto a la situación futura la economía crece 1,3 puntos y las del mercado de trabajo aumentan en una cantidad similar (+1,8 puntos), mientras que las expectativas respecto a la evolución de los hogares aumentan hasta 3,3 puntos.

Además, si se comparan los datos de 2017 y de 2016, vuelven a mostrar una evolución muy positiva. Desde julio del pasado año, las expectativas respecto a la situación económica del país se han incrementado en 18,1 puntos, las que se refieren al futuro del empleo aumentan 16,7 puntos y las expectativas de los hogares se incrementan en 6,1 puntos.

En el informe del mes de julio, el CIS ofrece datos sobre la evolución de las expectativas en relación a los precios, tipos de interés, las posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos. Un desarrollo que califica como “aparentemente contradictorio” con las pautas y los datos que se han ofrecido hasta el momento sobre el ICC.

Así, y en términos mensuales, se produce un incremento en las expectativas de ahorro (de +1,5 puntos), un descenso más acusado de las expectativas de consumo de bienes duraderos (de-2,5 puntos), bajan los temores de inflación (-1,3 puntos) y las expectativas sobre un posible aumento del tipo de interés ( -1,1 puntos).

Compartir este artículo
Load More In Sin categoría

Para más información sobre los estudios de El Observatorio Cetelem puede contactar con nosotros en prensa@cetelem.es o en el teléfono 91 337 91 73.

Twitter

Archivo

¿Qué es el Observatorio Cetelem?