Los húngaros puntúan con un 3,9 la situación global del país

Un presente oscuro, un futuro que desilusiona. Así define el Observatorio Cetelem la situación que se vive en Hungría según su estudio Consumo Europa 2017. Y es que los húngaros dan una nota de 3,9 a la situación global de su país (la media está en 4,9) y un 4,2 a su situación personal (la media está en el 5,5) y de ahí se desprende que los ciudadanos de Hungría son los ciudadanos europeos que se muestran más inquietos y desconfiados.

¿Por qué se llega a esta situación? Porque a pesar de experimentar crecimiento económico, hay factores políticos internos, geopolíticos y las tensiones que se viven en el país que influyen sobre el sentimiento que la población tiene sobre la sociedad en la que se mueve.

Presente con notas bajas y un futuro que tampoco se ve libre de incertidumbre. El 37% de la población confía en el progreso (frente al 76% de media europea), el 32% confía en su futuro (la media está en el 51%) y en cuanto a las nuevas generaciones se refiere, el 13% confía en su futuro (también mucho menor que la media, que está en el 29%)

Y todos estos datos influyen en el plano económico porque el 84% de los húngaros declaran que las tensiones frenan su deseo de consumo (frente al 77% de media).

El estudio también resalta que en Hungría se observa una mayor sensibilidad con respecto a las etiquetas de calidad, un 78%, que la media europea, que se queda en el 68%. Asimismo, la recomendación boca a boca es para el 27% la principal fuente de información para la compra.

Los húngaros puntúan con un 3,9 la situación global del país

Compartir este artículo
Load More In Observatorio Cetelem de Consumo en Europa

Responder

Tu email no será publicadoLos campos requeridos están marcados *

8 + 6 =


Para más información sobre los estudios de El Observatorio Cetelem puede contactar con nosotros en prensa@cetelem.es o en el teléfono 91 337 91 73.

Twitter

Archivo

¿Qué es el Observatorio Cetelem?