Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017

“Claves de la confianza del consumidor”

DESCARGAR INFORME

DESCARGAR INFOGRAFÍA

Cetelem publica hoy su nuevo informe sobre consumo en Europa, el Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017, ya a disposición de todos. Este estudio se ha elaborado a partir de las encuestas a 12.200 consumidores de 15 países en nuestro continente (800 encuestas a españoles) sobre el modo en que entienden la situación actual y futura de sus respectivos países, su intención de ahorrar o consumir o la forma en que se relacionan con las marcas que compran.

Entre otras conclusiones del informe, sabemos que los consumidores creen que las cosas mejoran, estando su estado de ánimo en este sentido en el punto más alto registrado en los últimos 10 años; también que los españoles están más preocupados que la media europea en relación al futuro de nuestro país o que casi la mitad de los encuestados tiene “total” o “bastante” confianza en las marcas en general.

Ya puedes consultar el informe y la infografía.

Si lo consideras interesante, no dudes en compartir el contenido.

Para cualquier consulta que quieras hacer puedes contactarnos por email o a través de Twitter (@Obs_Cetelem_ES)

“Claves de la confianza del consumidor” [INFOGRAFÍA]

Cetelem presenta hoy su estudio 2017 sobre consumo en Europa. Hemos realizado más de 12.200 encuestas en 15 países para entender cuáles son las preocupaciones de los consumidores, su vinculación a las marcas que consumen o sus estados de ánimo en relación a las situaciones actual y futura de sus respectivos países.

En esta infografía resumimos las principales conclusiones del estudio. ¡Si es de tu interés no olvides compartirlo!

Observatorio Cetelem de Consumo en España 2016

El hogar recupera su protagonismo en el consumo

Observatorio Cetelem de Consumo España 2016

Descargar informe completo

Observatorio Cetelem Consumo en España 2016

Descargar infografía

Cetelem publica hoy su informe 2016 sobre consumo en España. Un año más, con una aproximación a los indicadores macro y microeconómicos de nuestro país y el análisis de diez de los sectores más importantes en la distribución: Bicicleta, cocina, dental, deporte, electrodomésticos y tecnología; mueble y descanso; óptica y audifonía; reformas en el hogar, telecomunicaciones y viajes.

Además, y por primera vez, nos acercamos a tres nuevos sectores: alimentación, moda y energías renovables; e incluimos un análisis de los datos recogidos por Comunidad Autónoma, de forma que se puedan extraer conclusiones sobre el comportamiento de compra del ciudadano según su residencia y su comparativa con la media nacional.

Del estudio extraemos la mejora de la situación económica general -situándonos en valores de PIB y consumo de los hogares similares al periodo anterior a la crisis- y el crecimiento en el número de consumidores de productos y servicios relacionados con el hogar: electrodomésticos, mobiliario o reformas. Además de otros tantos datos relevantes en relación a medios de pago y financiación; eCommerce, nuevas tecnologías, ticket medio, mercado de segunda mano, tarjetas de fidelización, canales de compra, variables en la elección de producto y canal, etc.

Ya puedes consultar el informe y la infografía. Esperamos que los datos sean de tu interés. Si lo consideras interesante, no dudes en compartir el contenido.

Para cualquier consulta que quieras hacer puedes contactarnos por email o a través de Twitter (@Obs_Cetelem_ES)

¿Le gustaría recibir publicidad personalizada en su coche conectado?

A un 57% de conductores les gustaría recibir ofertas comerciales o promocionales adaptadas a sus hábitos o necesidades. Y el 43%, que han respondido no estar interesados, temen que su vehículo se transforme en un nuevo medio publicitario. Son conclusiones que se pueden ver en el Observatorio Cetelem Auto 2016.

La personalización publicitaria sería posible por la geolocalización que conlleva este tipo de vehículos conectados. Los más interesados en recibir este tipo de ofertas comerciales son los chinos (87%), muy aficionados a los cupones y a las compras utilizando su teléfono inteligente. El  pódium de interés lo completan los turcos (85%) y los brasileños (82%). En la parte favorable también se sitúan los japoneses (65%), los polacos (64%) y los italianos (64%), que aceptarían este tipo de publicidad. Justo en la mitad de la tabla se sitúan los españoles, con un 50%. Y por el lado contrario, los alemanes (36%) junto a franceses y estadounidenses (ambos con un 35%) se muestran mucho más reservados.

Interesados en recibir publicidad y ofertas comerciales en su coche conectadoA quien no le interesa recibir publicidad (recordemos, el 43%) aducen su temor de recibir más y más (44%), junto a que puede afectar a su vida privada (34%)  y para un 32% es algo inútil. Si concretamos nacionalidades, para mexicanos (47%), turcos y franceses (ambos con un 40%) y españoles (37%) este tipo de ofertas incita a consumir. Es por este tipo de reticencias que los Estados Miembro están revisando las normas europeas para ayudar a los consumidores a reforzar los controles de datos y su protección.

No Interesados en recibir publicidad y ofertas comerciales en su coche conectado

El coche conectado se ve como un verdadero progreso en términos de confort de conducción

Al vehículo que tiene herramientas y conexiones integradas que permiten comunicarse con el exterior, el coche conectado, se le asocia con nociones muy positivas. Así para el 83% de los encuestados en el Observatorio Cetelem Auto 2016 es sinónimo de un verdadero progreso en términos de confort de conducción.

También para un 81% supone un ahorro de tiempo y el 77% lo ve como un progreso en términos de seguridad.  El “pero” está en lo que conllevan estas mejoras tecnológicas: el 78% consideran que el coche conectado es más caro.

Los ciudadanos de los países encuestados tienen opiniones muy distintas sobre lo que supone tener un coche conectado. Brasileños y mexicanos son los más entusiastas con este tipo de vehículo (94 y 93% respectivamente) y para ellos representan un progreso real en lo que a confort de conducción se refiere. Sin embargo, en México y ciudades como Pekín (muy congestionada por el tráfico) el ahorro de tiempo es muy importante y para un 73% el conectado es el coche ideal.

¿Qué pasa en España?

Los europeos también aprecian los progresos en confort (80%) y en ahorro de tiempo (79%) pero también se fijan en precio que ambos conllevan (77%). El coste también lo resaltan los americanos (86%) que consideran al conectado como un vehículo destinado a los tecnófilos.

Y seguimos haciendo un repaso a las respuestas de los conductores, esta vez con datos más cercanos. Para un 87% de españoles el coche conectado supone un verdadero progreso en términos de confort, para el 84% es un medio de ahorrar tiempo y el 81% lo ve como un progreso en seguridad. Un top 3 que muestra todo ventajas para los conductores de nuestro país.

Qué parece a los consumidores el coche conectado (confort, seguridad, ahorro de tiempo, etc.)

La familia, muy importante para los europeos de edades comprendidas en los 50 y 75 años

Para el colectivo de europeos de edades comprendidas en los 50 y 75 años, denominado seniors, la familia es una de las cosas más importantes. Los lazos intergeneracionales son inquebrantables, según el último estudio realizado por el Observatorio Cetelem sobre las claves del perfil de los europeos mayores de 50 años.

Cerca del 80% de los seniors encuestados son padres. De éstos, el 43% de edades comprendidas entre los 50 y 60 años todavía tiene un hijo conviviendo en su hogar. Además, el 17% de los encuestados entre los 60-75 años comparte domicilio con uno de sus descendientes. Mucho menor es el número, el 5%, de los seniors viven con uno de sus padres, una situación que no es muy típica en Europa.

La familia del senior

Edad de emancipación

Lo que sí es bastante habitual es la cohabitación multigeneracional. Desde hace unos cuantos años, la edad de emancipación de los jóvenes se ha retrasado ostensiblemente. Según un estudio realizado en 2015 por Eurostat, la edad media de emancipación se sitúa en 26 años. Las causas de este retraso en “marcharse de casa” son principalmente la prolongación de los estudios, el difícil acceso de los jóvenes al mercado laboral.

Dividido por países, España es el estado donde los jóvenes más tarde se van de casa con una media de 29 años, de hecho, el 57% de los seniors españoles encuestados declararon tener a un hijo a su cargo, más del doble de la media europea. Además, los españoles también superan holgadamente la medida de tener a uno de sus mayores (padres o suegros) en su casa.

Esta situación es bastante similar en países del sur de Europa como Portugal con una edad media de emancipación de 29 años o Italia (30 años). También en estados del este como Eslovaquia (31 años) o Hungría y Polonia ambos con 28 años.

Por su parte, los jóvenes de los países del norte de Europa, gracias a un estado del bienestar protector liberan a los seniors de este tipo de limitaciones. Dinamarca con una edad media de emancipación de 21 años es el país, donde los jóvenes más rápido se marchan de casa. Tras los daneses, los jóvenes ingleses, alemanes y franceses, con 24 años le siguen en la clasificación de los países encuestados.

¿Tiene usted hijos, bebés, nietos, padres o suegros viviendo en su hogar?

Los seniors, grandes protagonistas del consumo en el futuro

Los seniors se han convertido en un grupo de consumidores cada vez más numeroso, con alto poder adquisitivo en algunos casos y mucho tiempo disponible en otros. Un dato: los mayores de 65 años serán el primer grupo por edad en 2050, representarán el 30% de la población en Europa; en 1960 solo alcanzaban el 10%.

Por ello, dada la creciente importancia que están adquiriendo ya, y la que tendrán en el futuro, el Observatorio Cetelem Consumo Europa 2016 ha centrado su análisis en el grupo de los seniors. Y los divide en dos segmentos de edad: activos (50-59 años) y pre-jubilados y jubilados (60-75 años).

Los seniors, grandes protagonistas del consumo en el futuroFuente: Eurostat

Dos segmentos que están viviendo grandes cambios en sus prácticas diarias con la revolución y la comunicación digital, la transformación de productos y servicios, acompañado además de un periodo de importantes transformaciones en su personal ciclo de vida.

Todo ello influye en los hábitos de compra de este colectivo dinámico al que le apetece consumir pero con diferencias respecto a otros grupos de edad más jóvenes.

Hay que tener en cuenta que los modos de vida, las expectativas y los hábitos de consumo cambian progresivamente con los años, y el caso de los seniors no es una excepción.

Pero, ¿qué características tienen los seniors? ¿Cómo es su estilo de vida actual? ¿Cómo afrontan el futuro? Aquí van unos apuntes:

Seniors activos

 De acuerdo a los datos de Eurostat, los consumidores entre 50 y 59 años representan el 14% de la población de los países de El Observatorio Cetelem Consumo Europa, con una gran incidencia en Alemania y Polonia. La mayoría de ellos aún están en activo, solo el 2% de este grupo de edad ha pasado ya a la jubilación.

La tasa de paro entre los seniors activos es del 7% de media, frente al 4% de 2008 según la OCDE, mientras sus ganancias llegan a los 20.400 euros al año, un 12% más de lo habitual respecto al resto de la población.

  • Lo son sobre su situación personal con una nota media del 5,2, contra el 5,6 del conjunto de la ciudadanía.
  • Un 32% los encuestados declara que tiene intención de incrementarlos durante el próximo año. Lo contrario de lo que pretende hacer el 33%, que es ampliar el gasto.
  • Dos tercios son dueños de sus casas. El 40% todavía está pagando la hipoteca.
  • Niños. El 43% de los seniors activos tiene aún niños en el hogar.

Pre-jubilados y jubilados

 Los consumidores entre 60 y 75 años son el 16% de la población de los países de El Observatorio Cetelem Consumo Europa. Están muy representados en Alemania, Italia y Dinamarca (datos de Eurostat).

La mitad de los que forman este colectivo afirman que están en activo y la otra mitad jubilados. De media perciben 19.200 euros anuales, el 5% más que la media de la población.

  • Respecto a su situación personal con una nota media de 6,0, frente al 5,6 del resto de la población.
  • Un 29% tiene intención de incrementar sus ahorros en los siguientes 12 meses. Y un 32% planifica el aumento de gasto.
  • El 68% es propietario, aunque el 20% paga aún la hipoteca.
  • Niños. El 17% tiene niños en su hogar.

 

 

Los hogares europeos dan un 5,6 a su situación personal

Después de años de crisis y de políticas de austeridad, los ciudadanos europeos empiezan a recuperar la confianza a medida que se consolida el crecimiento económico. Sensaciones que se trasladan a la situación personal, que muestra un progreso y alcanza el 5,6/10 según el Observatorio Cetelem Consumo Europa 2016.

Una nota que es la más alta desde el comienzo de la crisis, alrededor de un punto, aunque con respecto al año pasado solo se ha incrementado una décima. Algo mayor, hasta tres décimas, ha sido la subida de la media de todos los países del estudio, situándose en 2015 en el 5,5 frente al 5,2 de 2014.

Nota, del 1 al 10, sobre su situación personal

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2016

En el detalle por cada país sobresale que los habitantes de España e Italia se acercan a la media europea. En el caso de los españoles del 4,9 de 2015 al 5,2 de 2016, y en el de los italianos del 5 al 5,4.

Los más optimistas son los belgas, alemanes, daneses y británicos que ocupan el primer lugar con una nota de 6,2/10, un punto más que los siguientes en la clasificación.

Situación del país

La idea positiva que los europeos tienen de su situación personal no se corresponde en la misma medida sobre la que tienen de su propio país. El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2016 recoge una nota de 4,7/10, una décima más que en 2015, mientras que la media pasa de 4,3 en 2014 al 4,6/10 un año después.

Datos que inciden en que los europeos juzgan más favorablemente su situación que la del país con una diferencia de casi un punto. Diferencia que es mayor en el caso de Francia y España (1,1), Portugal (1,2) e Italia (1,3).

Nota, del 1 al 10, sobre la situación en su país

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2016

Dos datos a destacar: el 28% de los europeos dan una nota entre 1 y 4 a su situación personal, cinco puntos menos que un año antes, con lo que el empobrecimiento se ralentiza. Mientras que los que otorgan una calificación de 9 sobre 10 no han aumentado, 6%, sufre un ligero descenso.

Cifras que muestran que la situación es aún complicada para más de un cuarto de los habitantes del Viejo Continente, quienes describen negativamente su realidad personal.

El crecimiento regresa a Europa y la confianza también

Tras unos años donde la economía europea estaba llena de dudas y preocupaciones, un 2014 con una leve recuperación y de manera desigual y un 2015, que se resume en que los países del viejo continente han experimentado un crecimiento y una consolidación. Los europeos vuelven a mostrar signos de confianza, tanto en el plano personal como en la situación de su país.

Según el último estudio del Observatorio Cetelem sobre el Consumo en Europa 2016, los europeos muestran confianza en la recuperación de la economía. De hecho, en 2015 el PIB de la zona Euro creció un 1,6%. Con estos datos, los consumidores deberían notar efectos positivos en las políticas de austeridad de sus respectivos gobiernos y obtener un poco de oxígeno en sus mermadas economías familiares. Además, los datos del paro son positivos, con un marcado descenso en muchos países de Europa.

Tasas de crecimiento del PIB de los países de El Observatorio Cetelem

Esta confianza en la recuperación económica también se muestra en un alza del consumo, casi dos puntos más en 2015 respecto al año anterior. Además, la percepción que tienen los consumidores mejora por tercer año consecutivo. Sobre todo en los países del sur de Europa donde la nota media llega hasta el 4,7, cerca de alcanzar datos de la pre-crisis (4,8 en 2008)

Por su parte, los alemanes no las tienen todas consigo y su optimismo sobre la situación económica se ha reducido en casi un punto (0,7%). Eso sí, en cuanto a valoración del contexto de su país, los germanos se muestran más optimistas con una nota de 5,7, un punto por encima de la media.

La sociedad europea optimista

En general, la mayoría de los habitantes europeos analizados se muestran optimistas en la manera de progresar de su país. España e Italia registran muy buenas evoluciones con una subida de un punto respecto a los últimos doce meses (4/10). Francia también está en la cabeza del pelotón ganando medio punto. Por su parte, el Reino Unido continúa en lo más alto y no ha afectado sus relaciones con la Unión Europea y su posible Brexit.

Los países que menos confianza tienen en la recuperación son Portugal y Hungría quienes han dado una nota de apreciación de la situación general de su país inferior al 4/10.

Por su parte la locomotora de Europa está llena de dudas. La economía alemana se complicó en el 2015. La desaceleración de la demanda exterior, sobre todo en China, el embargo ruso y el escándalo automovilístico acaecido en el grupo Volkswagen. Junto a las revisiones a la baja de los institutos nacionales no han pasado desapercibidos para sus habitantes y se ha notado un descenso en la calificación.

¿Fin de la Europa de velocidades?

Según el Observatorio Cetelem, nunca antes las notas otorgadas por los diferentes europeos han sido tan estrechas. El descenso de la nota alemana, junto con la estabilización del Reino Unido y Bélgica y el aumento de los países mediterráneos hacen pensar que la Europa de las velocidades es historia.

Una situación muy contrasta si se compara con el 2014, donde el viejo continente se dividía en tres velocidades. Con una Alemania que iba a la cabeza y una España e Italia que se encontraban a la cola.