El 47% de los conductores estaría dispuesto a gastar mucho para comprarse un buen coche

Si en un post anterior decíamos que más de 9 de cada 10 conductores que desean comprar un coche en los próximos dos años planea gastar al menos lo mismo que gastó en la compra de su actual vehículo, ahora decimos que casi el 50% de conductores encuestados estaría dispuesto a gastar mucho para adquirir un buen coche. Concretamente es el 47% (que resulta de la media de quince países estudiados), según el informe Auto 2017 del Observatorio Cetelem.

¿Quién está dispuesto a rascarse más el bolsillo? El gráfico muestra que son los chinos son que se muestran más dispuestos a pagar más por tener un buen coche, porque respondieron de esta forma en un 93%. En segundo lugar, se sitúa Turquía, con el 71% de las respuestas; mientras que Brasil cierra el top 3, con el 66%.

Por encima de la media también están Polonia, con el 62%; México, con el 56% y Sudáfrica, con el 52%.

¿Dónde está España? Nuestro país se sitúa en el 43%, el porcentaje más alto de las naciones que se encuentran por debajo de ese 47% de media. En el último puesto, con el 29%, están los conductores franceses.

El 47% de los conductores estaría dispuesto a gastar mucho para comprarse un buen coche

Los italianos atribuyen al coche un rol preponderante en sus desplazamientos diarios

La percepción que tienen los conductores en Italia de los coches es menos positiva que la media europea y la razón está en el “Dieselgate”, que les ha afectado. Si en Europa el 90% de los encuestados tiene una imagen positiva, en Italia baja al 88%, con lo que se queda en el puesto 10 (de 15) del ranking.

A pesar de esa apreciación, a los vehículos le adjudican un rol preponderante en sus desplazamientos diarios, ya que un 90% opina que son una forma de transporte imprescindible. Esta es la conclusión que, sobre los italianos, el Observatorio Cetelem publica en su informe Auto 2017 dedicado a estudiar el comportamiento del sector automovilístico en una quincena de países.

Al 83% de los italianos les encanta conducir (la media en Europa es del 84%) y puntúan con una nota del 6,6 sobre 10 su apego a los coches (los europeos han dado un 6,9), que es menor que la nota que dan al apego a sus móviles, que se queda en 6,7, mismo valor que la media europea.

¿Cómo son los coches que conducen los italianos?

Según el estudio del Observatorio Cetelem, el 24% de las ventas de vehículos ligeros en 2015 fueron SUVs (la media europea se sitúa en el 29%) lo que le sitúa en el puesto 4 del ranking. El 14% de ventas de vehículos privados en ese mismo año fueron marcas premium (en Europa fue del 12%), mientras que el 2% fueron híbridos (un punto por debajo de la media europea).

Más cifras del estudio:

  • Para el 29% de los italianos, los coches están obsoletos, son una reliquia del pasado. La media en Europa se sitúa en el 23%
  • Para el 96% de los conductores, el precio del carburante es un importante criterio de compra (la media europea está en el 93%), al igual que las ofertas /descuentos, que se llevan un porcentaje del 89% de las opiniones (en Europa se queda en el 79%)
  • El “Dieselgate” no afectará a la futura elección de marca de coche para el 57% de los conductores en Italia.

Los italianos atribuyen al coche un rol preponderante en sus desplazamientos diarios

Los chinos, los que menos se preocupan por el gasto del coche

Los chinos valoran mucho el coche y son los que tienen la mejor imagen de ellos. Los vehículos nuevos les resultan fascinantes y son los que menos se preocupan por el gasto. Son las principales conclusiones que sobre la situación del automóvil en China aparecen en el estudio Auto 2017 del Observatorio Cetelem.

En este informe se hace un análisis de la percepción general de los automóviles. Así, el 98% de los conductores chinos tienen una imagen positiva de sus vehículos y este porcentaje hace que China se sitúe en el primer puesto del ranking, donde la media global es del 90%.

Otro porcentaje que sitúa al país asiático en las primeras posiciones: al 95% de los conductores chinos le encanta conducir, lo que hace que ocupe la segunda posición, frente al 84% de la media de las naciones analizadas.

Y en tercer lugar se queda China en cuanto a apego a los coches se refiere. La nota que dan los conductores es de un 7,3 frente al 6,9 de la nota media global. Igual posición tiene el apego de los chinos a los móviles, con un 7,4 de nota, frente al 6,7 de media.

¿Cuáles son las características de los automóviles que se pueden ver en las carreteras de China? En cuanto a SUVs es el 22% como porcentaje del total de ventas de vehículos ligeros en 2015, frente al 29% de media (se queda el país en el puesto 8). En lo que se refiere a marcas Premium, se queda en el 10% de porcentaje de ventas de vehículos privados en 2015.

Cifras clave:

  • Para el 88% de conductores chinos, el diseño es un importante criterio de compra
  • El 82% de los encuestados declara que la imagen del coche es un importante criterio
  • Para el 94%, los coches son un símbolo de modernidad
  • El 85% de los conductores chinos dicen estar emocionados con los coches actuales
  • El 93% declara que no estaría preparado para gastar mucho dinero en un coche bonito
  • El “Dieselgateno afectará a la futura elección de marca de coche para el 63% de los conductores en China

Qué piensan los conductores chinos de sus automóviles

El sector del automóvil está sujeto a una regulación cada vez más estricta

Si en anteriores post hacíamos mención que las ventas de automóviles marchaban a buen ritmo a nivel mundial, salvo con alguna excepción que dependía de la situación social y económica de los países analizados por el Observatorio Cetelem, ahora nos vamos a centrar en un factor que supone, o puede suponer, un freno. Esto es, una regulación cada vez más estricta.

Según el estudio Auto 2017, la presión no sólo económica, se junta con una presión normativa menos visible pero fuerte sobre el sector del automóvil en cuanto a seguridad, prevención y toma de conciencia social se refiere. ¿De qué estamos hablando?

A pesar de los avances en cuanto a seguridad y las bajas estadísticas de mortalidad en la carretera (comparados con periodos anteriores), los costes humanos de los accidentes en coche son cada vez menos tolerados por la población. Además, estamos inmersos en una sociedad para la que los momentos de ocio-placer y los de trabajo-productividad son importantes, por lo que es difícil aceptar la congestión en las carreteras y las horas perdidas en las caravanas.

Y a la siniestralidad y pérdida de tiempo en los desplazamientos se junta además una mayor concienciación sobre el cambio climático y la contaminación atmosférica, por lo que hay un gran número de personas que señalan al coche como la principal fuente de emisiones nocivas en las ciudades.

El sector del automóvil está sujeto a una regulación cada vez más estricta

Coches en las ciudades sí, coches en las ciudades no

La importancia de estos factores está abriendo un dilema en las autoridades pública. Por una parte, en muchos países no se puede ignorar la importancia económica de un sector que emplea a millones de personas. Y es por este motivo por lo que se ofrecen programas de inversión estatal, subvenciones, planes u otras ventajas fiscales que sostienen el sector automovilístico cuando se encuentra en dificultad. Pero, por otro lado, tampoco se puede ignorar cuestiones como el cambio climático que hace que, a menudo, se tomen medidas a nivel local para restringir el uso del automóvil.

Un ejemplo de estas medidas las podemos encontrar en China, donde cada vez son más numerosas las ciudades importantes que están poniendo límites en las ventas de automóviles nuevos mediante el establecimiento de cuotas. Es el caso de Shanghái donde se subastan 100.000 matrículas cada año. Un número que hace que los precios puedan subir tanto que se conviertan en disuasorios. Sin embargo, también hay una manera de evitarlo si se compra un vehículo eléctrico. Por su parte, en Tokio no es posible comprar un coche si no se tiene una plaza de aparcamiento.

Además, los vehículos diésel también están teniendo problemas en la mayoría de las grandes ciudades europeas y chinas con las zonas de baja emisión existentes. En este sentido, el informe destaca a París cuyas autoridades están planeando prohibir, en 2020, este tipo de vehículos.

En otros países se intenta limitar la circulación de coches con la circulación alterna. A modo de ejemplo, en China y en Brasil se ha instaurado según los días de la semana, o en las horas punta, en función de la matrícula. Una medida que ya conocemos en España, recordamos el caso de Madrid cuando los niveles de contaminación son muy elevados.

Más ejemplos de presión sobre el sector automovilístico, y también en el bolsillo de los ciudadanos, son los peajes urbanos existentes en Londres, Milán, y seguramente un día en Beijing y en San Francisco. Su objetivo es la regulación del tráfico y generar medios para financiar el mantenimiento de las infraestructuras. Y también afectan económicamente a los conductores las vías exprés urbanas, que se pueden encontrar en Tokio y en varias ciudades norteamericanas. En ellas se paga, a menos que viajen dos o tres ocupantes en el vehículo.

En Reino Unido se sienten atraídos por sus marcas Premium

Los británicos dan una nota de 6,3 a su apego por su coche y es de las más bajas con respecto a la puntuación que dan el resto de los conductores de la quincena de países estudiados por el Observatorio Cetelem, cuya media se sitúa en un 6,9. De hecho, se queda en el puesto 14. Lo cierto es que tampoco tienen mucho apego a su móvil porque lo puntúan con un 5,8 (sobre 10) y con esa nota se quedan en el último puesto de los países analizados.

En el informe Auto 2017 también se refleja que los conductores de Reino Unido consideran a su vehículo como un medio más de transporte entre otros (lo piensa así el 95%), pero se mantiene como sinónimo de ocio. Lo más llamativo es que los británicos se sienten atraídos por sus marcas Premium.

De la percepción general que sobre los coches tienen los británicos destaca que el 88% de los conductores tiene una imagen positiva de los automóviles (se queda en el puesto 11 del ranking de países, siendo la media del 90%), al 75% le gusta conducir (la media es del 84% y Reino Unido se coloca en el puesto 13).

En Reino Unido se sienten atraídos por sus marcas Premium

Coches comprados 

¿Qué tipo de coches han comprado los británicos en 2015 (último año del que se tienen cifras completas)? Del total de ventas de vehículos ligeros ese año, un 24% fueron SUVs (la media está en 29% y se queda en el puesto número 5). Con respecto a las ventas de vehículos privados, un 27% corresponde a marcas Premium (la media está en el 12% y se queda Reino Unido en el número 2) y el 2% son híbridos (la media está en un 3%) y ocupa el 5º puesto.

Más datos sobre los conductores británicos:

-Para el 84%, el diseño es un criterio de compra importante

-Para el 51%, el “Dieselgateno afectará a su futura elección

-Para el 80%, los coches son una fuente de placer

– El 35% dice estar emocionados con los coches de hoy en día

Los brasileños, los más apegados a sus coches

Los brasileños son los más apegados a sus coches. El coche se valora sobre todo por la imagen que muestra de uno mismo, aunque también es sinónimo de contaminación. Con dificultades económicas, los brasileños están particularmente atentos a las promociones. De esta forma resume el Observatorio Cetelem su análisis sobre el comportamiento de los conductores en el ámbito del sector del automóvil en Brasil.

En su informe Auto 2017 se refleja una puntuación del 7,8 (sobre 10) con respecto al apego de los conductores a sus vehículos, frente al 6,9 de nota media de la quincena de países estudiados. Claro que también los brasileños son el número 1 en cuanto a querencia a sus móviles porque le dan una nota de 8,2 (también sobre 10), bastante superior a la media de los países, que se queda en un 6,7.

Además, el 92% de los brasileños tiene una imagen positiva de los automóviles (la media es del 90%) y a un 88% le encanta conducir (la media es del 84%).

Características de los automóviles y cifras clave en Brasil

El 12% del total de ventas de vehículos ligeros en 2015 en el país corresponde a los SUV, mientras que es el 3% el porcentaje de marcas Premium del total de ventas de vehículos privados 2015.

Los brasileños, los más apegados a sus coches

Para los brasileños, el precio del carburante es el más importante criterio de compra. De hecho, lo responde así el 98% de los que respondieron a la encuesta del Observatorio Cetelem. Asimismo, para el 94% las ofertas y/o descuentos también es otro gran criterio para decantarse por comprar un coche. Y, en tercer lugar, con el 69% de respuestas, la imagen proyectada por el coche, también influye en este proceso.

Más datos:

-Para el 87% de brasileños, los coches son un objeto de deseo

-El 91% dice estar muy tentado por nuevos modelos de coche

-Para el 80% de los conductores en Brasil, los coches son sinónimo de contaminación

Para el 81% de estadounidenses, los coches son símbolo de modernidad

La nota que se le da al coche por los conductores americanos es la más baja de los 15 países analizados por el Observatorio Cetelem en su estudio Auto 2017. La puntuación es de 6,2 (sobre 10) sobre el apego a los coches, inferior al 6,9 de la media de todos los países, y se queda en el último puesto. Sin embargo, en Estados Unidos el coche es sinónimo de modernidad y así lo refleja el 81% de conductores que piensan de esta manera.

En el informe también que se refleja que el 86% de los americanos tiene una imagen positiva de los automóviles (la media de todos los países es del 90%) y que al 87% le encanta conducir (frente al 84% de media de la quincena de países estudiados).

En lo que se refiere a las características de los coches conducidos por los americanos, hay un 52% de SUVs como porcentaje del total de ventas de vehículos ligeros en 2015 y aquí EE.UU. se sitúa en el primer lugar del ranking (la media es del 29%). Un 12% son marcas premium del porcentaje de ventas de vehículos privados 2015, que deja a los norteamericanos en el puesto 12, con igual porcentaje que la media de países. Por último, los híbridos suponen el 3% de las ventas y el país se queda en el tercer puesto, con igual porcentaje que la media de las naciones analizadas.

Para el 81% de estadounidenses, los coches son símbolo de modernidad

Más cifras clave de los conductores americanos:

  • Para el 88%, el precio del carburante es un importante criterio de compra (la media de los 15 países está en el 93%)
  • El 37% declara estar emocionado con los coches de hoy en día (la media global está en el 53%)
  • Para el 92% los coches son caros (la media está en el 89%)
  • El 65% no estaría preparado para gastar mucho dinero en un coche bonito (la media de los 15 países está en el 53%)

Los conductores se muestran dispuestos a gastar más en la compra de su próximo coche

Si el estado actual del sector del automóvil es positivo, y eso que el precio de los coches ha subido en los últimos años, también lo es la perspectiva de futuro. Así, más de 9 de cada 10 conductores que quieren comprar un coche en los próximos dos años planea gastar, al menos, lo mismo que desembolsó en la compra de su actual vehículo. Es más, 6 de cada 10 quieren gastar más.

Los datos que aporta el Informe Auto 2017 del Observatorio Cetelem muestran que en Europa, Japón y Estados Unidos tienen unas intenciones más medidas, con un 47% de intenciones de gastar más.

De todos los conductores del viejo continente son los polacos los que demuestran una mayor intención que sus vecinos europeos. Esto lo muestra el 62% que declara estar dispuesto a gastar más.

En los países emergentes, y sobre todo en China, donde la generación de primeros compradores está en fase de renovación, demuestra al mismo tiempo un deseo de ascender de gama. El dato se ve en ese 93% de conductores chinos encuestados que responden están dispuestos a gastar grandes cantidades para darse este placer, con un 78% que están dispuestos a desembolsar más.

Los conductores se muestran dispuestos a gastar más en la compra de su próximo coche

El 84% de españoles opina que la imagen del coche en la sociedad es buena

¿Tenemos una buena o una mala opinión sobre los coches? Esta es una de las preguntas a las que el Observatorio Cetelem buscaba una respuesta. Así, la opinión de 9 de cada 10 conductores encuestados es positiva y la cifra es aún mayor en los países emergentes. Además, para cerca de una cuarta parte de ellos, la opinión es muy positiva.

En el informe Auto 2017, donde se puede ver el análisis del sector del automóvil a nivel internacional, también se acerca a qué piensan los conductores en España. Los españoles están en la misma sintonía con respecto a los conductores de los países analizados y se muestra en que el 90% se muestran positivos.

Además, un 84% juzgan que la imagen del coche en la sociedad es buena. Y son los jóvenes los que confirman (con los datos que ya se aventuraban desde el Observatorio en 2011) su apego al coche.

Más opiniones

En el informe también se preguntaba a los conductores por su opinión personal acerca del sector del automóvil en general. Para el 67% era muy buena; para el 23% la situación era bastante buena; un 9% respondieron que bastante mala y, por último, para el 1% es muy mala.

Si hablamos de la Unión Europa, un 70% dicen que la situación es bastante buena, y para el 19% muy buena.

En Japón y Estados Unidos, para el 65% de sus conductores la situación es bastante buena y para el 18%, muy buena.

Y en los países emergentes (China, Sudáfrica, México, Turquía, Brasil) el 59% dice que la situación es bastante buena y para el 35% es muy buena.

El 84% de españoles opina que la imagen del coche en la sociedad es buena

El 93% de los conductores son conscientes de lo que supone el consumo de carburante de su coche

Además de fijarse en el diseño y en la customización de los vehículos para atraer a los consumidores, los fabricantes de automóviles también se muestran preparados para escuchar las demandas de los conductores en cuanto a coches más respetuosos con el medio ambiente se refiere. Y esto se aprecia en el informe Auto 2017 del Observatorio Celetem que refleja que el 93% de los conductores son conscientes de lo que supone el consumo de carburante de su coche.

Para expresarlo de forma más visual ofrece primero un gráfico donde se aprecia cuál ha sido la evolución de la venta de vehículos híbridos desde 2010 a 2015. El pico más notable está en Japón, con unos porcentajes del 11,4 al 21,3. En segundo lugar, pero a mucha distancia, se queda Francia con el 0,5 al 3,3%.

 Evolución de la venta de vehículos híbridos desde 2010 a 2015

En segundo lugar, también muestra un gráfico que, en términos globales, concluye que el 51% de los encuestados incluyen al consumo de carburante entre las tres principales razones de compra de un coche.

El consumo de carburante, entre las tres principales razones de compra de un coche

Con una media de 7,3 sobre 10, la tecnología híbrida es que consigue la mayor nota de las energías automovilísticas. Por su parte, los automóviles 100% eléctricos no consiguen adelantar a los que se mueven por energías tradicionales, y se quedan con un 6,6 sobre 10 (igual valor que los diésel y gasolina). Esto debido a los problemas con que se enfrentan, como son una autonomía todavía limitada y una red de infraestructura de recarga insuficiente. A pesar de esto, los fabricantes siguen investigando para mejorar los rendimientos.