Las marcas automovilísticas intentan complacer las demandas emocionales del consumidor

Muchos fabricantes de automóviles se basan cada vez más en diseños inteligentes y audaces, capaz de generar amor a primera vista en los conductores para responder a las necesidades emocionales del conductor. Como ejemplo de esto, y resaltar el valor de la estrategia de una evolución estética, el Observatorio Cetelem pone como ejemplo el diseño innovador o neostálgico de marcas como Mini Rover, Fiat 500 o Range Rover Evoque.

Estos mismos fabricantes también han puesto su punto de mira en el concepto de coches “a la carta” como una forma nueva para atraer consumidores.

Como se recuerda en el informe Auto 2017, esta personalización estaba pensada en principio para algunas marcas o segmentos de lujo, pero terminan por ofrecerse por los fabricantes generalistas, dadas las posibilidades de customización. Un ejemplo de esto es China, donde la personalización de los coches se valora especialmente.

Y parece que esta evolución en el diseño (más evidente en los coches eléctricos, que viene dado por el cambio en sus componentes mecánicos) y en la personalización tiene buenos resultados porque entre el 80 y el 96% de los encuestados por el Observatorio Cetelem reconocen los avances realizados en diseño. En cuanto a esto, los japoneses se muestran un tanto diferentes porque 1 de cada 5 conductores consideran que el diseño de los modelos actuales es menos seductor que hace 20 años.

Entre el 80 y el 96% de los encuestados por el Observatorio Cetelem reconocen los avances realizados en diseño

2009, el año más negro para el sector del automóvil

En su último estudio sobre el sector del automóvil el Observatorio Cetelem pone su punto de mira en primera instancia en el análisis los últimos años y dice que, sin duda es “una industria bajo presión”. De la evolución de este sector destaca que en 2009 la crisis tocó fondo, con un desplome de las matriculaciones desde dos años antes, que supuso una caída del mercado mundial de cerca del 10% en dos años. Y todo esto, ¿a qué se debió?

Los responsables fueron la crisis económica y financiera, y unos precios del petróleo en lo más alto, así que el presupuesto necesario para mantener el coche terminó siendo una carga demasiado alta para los presupuestos de las familias. Y esto afectó a las ventas de coches, como por ejemplo en Estados Unidos, donde las ventas cayeron a niveles de hace 30 años. Así, se vendían más de 16 millones de coches ligeros por año durante la década anterior, pero en ese “año negro” sólo se vendieron diez millones. Y en Europa también se siguió la misma tónica. De hecho, la caída del mercado mundial fue de alrededor del 10% en dos años.

Evolución de las matriculaciones entre 2005 y 2009

Estos porcentajes se reflejaron en la industria, tal y como se apunta en ‘Auto 2017’, donde se resalta la quiebra de Chrysler a finales de abril de 2009. Y un mes más tarde, General Motors (que acumulaba 100 mil millones de dólares de pérdidas en 4 años) también cae. La firma declara unas deudas totales de 172,8 mil millones de Dólares y sus activos no valen más de 82,3 mil millones. Y en ese momento fue la quiebra más importante de una empresa del sector industrial registrada en la historia de los Estados Unidos.

Para sacarla a flote el estado americano inyectó más de 50 mil millones de dólares y asumió el 61% del capital, mientras que el estado canadiense el 12%, los fondos de pensiones de los empleados el 17% y los acreedores de mayor antigüedad el 10%. De manera que General Motors se convirtió provisionalmente en una empresa pública.

Unos años en los que un tercio de sus 47 centros industriales y concesiones fueron cerrados, la mitad de su fuerza de trabajo fue despedida y sólo cuatro de sus trece marcas permanecieron como parte del grupo. Es un ejemplo de cómo la crisis afectó al sector automóvil, a la que también se une una regulación cada vez más estricta.

Perspectivas prometedoras para el mercado del automóvil

El análisis que ha realizado el Observatorio Cetelem sobre el sector del automóvil tiene una conclusión positiva ya que se prevé un futuro prometedor. Para hacer esta afirmación, Auto 2017 realiza una visión del comportamiento de 15 países y su mercado automovilístico que se resume así:

-A pesar de que potencial de crecimiento de China es innegable, la tasa de crecimiento será más lenta que en el pasado.

– En Brasil, cuando el país haya salido del estancamiento político y económico, las necesidades de motorización latentes no deberían tardar en expresarse de nuevo.

-En México, la reciente bajada de las importaciones de coches de segunda mano dará un respiro al mercado de coches nuevos en México, donde se espera un incremento del 4,5% por año.

– La debilidad de la tasa de motorización y la edad del parque en circulación (que es de 12,7 años) en Turquía deberían permitir que la demanda se expresase a medio plazo.

En el informe también se dice que las empresas tendrán un papel creciente en la dinámica de los mercados de los países desarrollados, donde el equipamiento del coche roza la saturación.

También se resalta que con la difusión de ofertas de financiación tipo leasing y el aumento de nuevas soluciones de movilidad colaborativa, como el coche compartido, por ejemplo, la propiedad del coche oscilará progresivamente del campo privado al público o profesional.

Así, en un mundo donde las empresas están a la búsqueda de medios para seducir y fidelizar a sus colaboradores, y de optimizar la gestión de costes de trabajo, los coches se presentan como una solución de renta en especie interesante, a tener en cuenta.

La transferencia de la propiedad del consumidor hacia la empresa o la colectividad a la que se refieren desde el Observatorio Cetelem estará acompañada por una deceleración natural de los ciclos de renovación. De manera que fenómeno que se ha visto de envejecimiento perpetuo de los parques debería ser, por tanto, más lento o incluso frustrado.

 El coche es hoy en día querido y lo será, sin lugar a duda, por mucho tiempo

La pregunta que se hace ahora desde este análisis es ¿existe una posibilidad de que el coche desaparezca en el horizonte de los consumidores? Y la respuesta contundente es que no, según lo que han respondido los conductores encuestados.

Así, y en cuanto a la propiedad se refiere, sólo dos de cada diez conductores están dispuestos a no tener coche algún día, pero no en un plazo inmediato. Los menos receptivos a esta idea son los conductores de países emergentes, en especial los chinos en los que la apetencia por el coche es muy reciente. Pero en el lado contrario se muestra el consumidor japonés, que parece listo a dar el paso definitivo.

Y en cuanto al uso del coche, son los chinos (con 8 de cada 10 encuestados) los que se muestran más firmes al respecto. Ya en casa, un 76% de los españoles piensan de la misma forma, igual que sus vecinos europeos. De hecho, para 8 conductores de cada 10, el coche será tan importante o más que hace 20 años. Y por todo ello, el estudio concluye que el coche es hoy en día querido y lo será, sin lugar a duda, por mucho tiempo

A los españoles les gusta los coches híbridos

Si en un post anterior decíamos que a los conductores españoles el Observatorio Cetelem los calificaba de “pragmáticos” porque se fijaban en las ofertas y equipamientos disponibles a la hora de comprar un coche, ahora ponemos el punto de mira en qué tipo de coche quiere comprar. Y la respuesta es un coche híbrido. ¿Por qué?

El estudio Auto 2017 pidió a los encuestados españoles que dieran nota, del 1 al 10, a los vehículos en cuanto a motorización se refiere. La mayor nota la consiguieron los híbridos, con un 7,4; en segundo lugar, los coches diésel que llegaron hasta el 6,9 y, cerrando el pódium, los eléctricos que sacaron un 6,6.

Además, el informe refleja que el 51% de los conductores de España que tiene intención de comprar un vehículo pretende gastar más de lo que gastó en su vehículo actual.

Para el Observatorio Cetelem, el vehículo está complaciendo las demandas del consumidor. La capacidad de reinvención de los fabricantes tradicionales y la pujanza de los nuevos actores que vienen de la tecnología han renovado la oferta de automóvil: ahora son más modernos, más “bonitos” y más ecológicos; con gran aceptación por parte de los conductores. De hecho, el 72% de los conductores se declaran sensibles a los nuevos lanzamientos de los mercados.

El 52% de los conductores piensa que el coche ahora es más importante que hace 20 años

¿Queremos a nuestros coches? Y la respuesta es que sí. De hecho, en un post anterior hacíamos referencia a que el coche es la posesión a la que más apego tenemos (si se comparaba con el Smartphone y la televisión) y esta querencia se ratifica en la pregunta que desde el Observatorio Cetelem se hacía a conductores de 15 países sobre la importancia de los vehículos en comparación con años pasados.

Del Informe Auto 2017 se desprende que en los países emergentes atribuyen de forma masiva al coche un lugar al menos tan importante (95%), o más importante (68%), que hace 20 años. Es más, el 49% y el 43% de los encuestados en Europa y Estados Unidos, respectivamente, también opinan lo mismo.

Los japoneses, sin embargo, consideran que los coches son hoy en día menos necesarios que hace 20 años. Esto puede deberse a ser un país con una alta densidad de población y una red de transporte público de reconocida calidad.

Si se ven los datos de todos los países estudiados en general destaca la mayor dependencia del automóvil en las zonas densamente menos pobladas, donde las formas alternativas de transporte suelen ser mucho más escasas. De hecho, en estas zonas el vehículo es para muchos el vector principal de integración social y profesional.

¿Es el coche más necesario, igual de necesario o menos necesario que hace 20 años?

Las ventas de las marcas premium de vehículos han crecido significativamente

El sector automovilístico se está recuperando. ¿En qué se nota? Entre otras cuestiones por el creciente interés de las marcas Premium en todo el mundo. Y antes de hablar de datos internacionales nos centraremos en España.

Según los datos que ofrece el Observatorio Cetelem en su último informe Auto 2017, en nuestro país la cuota de mercado de los coches de gama alta ha pasado del 13% en 2010 al 15% en el año 2015. Y si miramos los datos de la media de los 15 países estudiados en el informe se ve una evolución positiva desde el 11% de 2010 hasta el 14,6 de 2015.

El top de la cuota de mercado de las marcas Premium está formado por Alemania en lo más alto, con el 29%; seguido de Bélgica y Reino Unido, con el 27% cada una; y Portugal, con el 24%.

Evolución de la cuota de mercado de las marcas premium 2010-2015

Veamos la evolución con más detalle:

En Europa, las empresas son las responsables principalmente del incremento de la cuota de mercado de coches nuevos de marcas premium. Y es que las soluciones financieras como el alquiler de larga duración permiten ofrecer cuotas competitivas, planes que permiten un coste asequible durante un período de tiempo, garantizando una opción “sin preocupaciones”, a decir del Observatorio, ya que el mantenimiento está incluido en esa cuota de alquiler. Además, estas soluciones de financiación también han llegado a los hogares, y en el caso de los europeos, ya un 53% los que ya han manifestado su interés en los vehículos de gama alta

En China, las marcas premium también han evolucionado positivamente. Se ha pasado del 10% de 2010 hasta el 10% de 2015. Y la razón está en que hasta el momento las marcas se habían centrado en el segmento de grandes berlinas tradicionales, pero hoy en día se centran en segmentos más compactos, que son más apreciados por las mujeres jóvenes de clase acomodada.

La aparición en el mercado chino de una nueva generación de segunda compra (la primera multitud que renueva sus vehículos tras el despegue del mercado hace 10 años), también explica el incremento del segmento premium, porque cuando se cambia a un nuevo vehículo generalmente significa un aumento de gama en la compra.

En su vecino Japón, la cuota también ha experimentado un incremento en los años analizados. Y ha pasado del 3% en 2010 al 6% en 2015.

Por su parte, en Estados Unidos, donde algunas marcas que no se comercializan en Europa están presentes (como Cadillac, Lincoln, Acura…), el mercado de los coches de gama alta está dominado por los fabricantes alemanes BMW y Mercedes.

Si vemos la cuota de mercado de este tipo de coches en porcentajes, supone un 14% de las ventas, lo que se traduce en cuota estable durante los últimos cinco años.

 

Clasificación de las marcas de vehículos por desarrollo financiero e imagen de los consumidores

Sólo dos de cada diez conductores están dispuestos a no tener coche algún día

El coche es la posesión a la que más apego tenemos según el estudio Auto 2017 realizado por el Observatorio Cetelem, que lo compara con el Smartphone y la televisión. ¿Estarían los conductores dispuestos a no tener coche algún día? Y la respuesta es …. Que no, por lo menos para la mayoría. Así, solo 2 de cada 10 conductores se muestran dispuestos a no tener coche. Eso sí, no en un plazo inmediato.

Y ¿a quiénes les costaría más renunciar a tener un vehículo? Según los países analizados en el estudio, a los emergentes y de todos ellos, a los chinos, en los que la apetencia por el coche es muy reciente. De hecho, 8 de cada 10 chinos se muestran más firmes al respecto. En el lado contrario están los japoneses.

¿Qué piensan los españoles?  También se quedan con el coche, porque el 76% de los españoles piensan de la misma forma que los consultores chinos, y estos resultados coinciden con sus vecinos europeos.

En el estudio también se resalta que para 8 conductores de cada 10, el coche será tan importante, o más, que hace 20 años, por lo que desde el Observatorio se muestra que tener coche es hoy en día querido y que lo será por mucho tiempo.

Sólo dos de cada diez conductores están dispuestos a no tener coche algún día

Los belgas, los más críticos juzgando el mercado automóvil

A pesar de que los datos del Observatorio Cetelem en su informe Auto 2017 revelan que en Bélgica son de los más críticos juzgando el mercado del automóvil, también recoge que son grandes consumidores de marcas Premium. Y eso que se muestran poco atraídos por los nuevos modelos de automóviles.

En el estudio también se resalta que para el 87% de los belgas, las ofertas y los descuentos son un importante criterio de compra, y lo es en un porcentaje superior a la media de Europa, que se queda en un 79.

También superior es el porcentaje de Bélgica si se piensa en el coche como sinónimo de libertad. Así, alcanza el 91% frente al 86 de media europea. Y también los belgas piensan en mayor tanto por ciento, sube hasta el 92%, que los coches son caros (en Europa se queda en el 89%).

Por el contrario, poco más de la mitad de los conductores encuestados en Bélgica – concretamente el 52%– dicen mostrarse tentados por los nuevos modelos de coche, frente al 72% de media de los europeos.

Más datos:

-El 86% de los belgas tienen una imagen positiva de los vehículos, menor que en la media de Europa donde el porcentaje es del 90%

-Los belgas puntúan con un 6,7 (el máximo está en 10) su apego a los coches (en Europa es del 6,9). Y si se compara con el apego que en Bélgica se tiene a los móviles, los vehículos salen ganando. Así, los móviles tienen una nota de 6,4 (de media en Europa es de 6,7)

-Al 81% de los belgas les gusta conducir (frente al 84% de media en Europa)

-El 25% de los vehículos que se compraron en Bélgica fue de marcas premium

Tipo de coches que se compraron en Bélgica, según el informe Auto 2017 del Observatorio Cetelem

 

Los precios medios de los coches nuevos han aumentado en los últimos 5 años

Lo notamos en nuestros bolsillos. Y es que el precio de los vehículos nuevos ha ido subiendo estos años, concretamente entre 2011 y 2015. Lo recoge el Informe Auto 2017 realizado por el Observatorio Cetelem, que registra este incremento en la mayoría de los países europeos y en Estados Unidos.

En cuanto a España se refiere, y también se puede decir lo mismo de nuestra vecina Portugal, la tendencia ha sido al contrario, a la baja, debido a la difícil coyuntura económica que se ha venido sufriendo.

El informe pone el punto de mira en el interés de los SUV (o vehículos utilitarios deportivos) por parte de los conductores, que han hecho aumentar este precio medio de los coches, porque este tipo unidades salen al mercado a un precio superior al de una berlina de tamaño equivalente, a modo de ejemplo.

Esfuerzo de los compradores

Decíamos antes que en España y Portugal, el precio de los SUV había sido a la baja. Otro país, China, también ha tenido esa misma tendencia, pero por motivos diferentes. ¿Cuales? Para el Observatorio Cetelem, la bajada de precio es signo de la difusión del coche en los hogares de clase media “menos ricas” que los primeros clientes, sobre todo en las ciudades de tamaño intermedio del interior del país.

En el país asiático, la llegada a su mercado del SUV de marcas nacionales, con un buen diseño alcanzable financieramente, ha sido el responsable de la difusión de este tipo de vehículos. Eso sí, el informe destaca que el esfuerzo de los compradores chinos es muy superior al observado en los países desarrollados.

Los precios medios de los coches nuevos han aumentado en los últimos 5 años

Informe Auto 2017 también se centra en la cantidad que los conductores han tenido que desembolsar para tener un vehículo nuevo. Y la respuesta está en que los europeos se han dejado, de media, el equivalente a 1,2 años de salario, que llega hasta más de 2 años para los segmentos de lujo. Y en cuanto a los conductores americanos se queda en un tercio.

Los alemanes, los más atraídos por las marcas Premium

El 29% es el porcentaje que obtienen los vehículos de marcas premium comprados en Alemania en 2015. Un tanto por ciento muy superior al de la media de los quince países estudiados por el Observatorio Cetelem para realizar su Informe Auto 2017, que se queda en el 12%, que aúpa a los alemanes hasta el primer puesto de la clasificación por este tipo de coches.

De todos los vehículos privados privados comprados en Alemania, los SUV obtienen el 20% (la media de países está en el 29%), y los híbridos se quedan en el 1% de las ventas (frente al 3% de media).

Del informe del Observatorio Cetelem, se desprende que en Alemania están poco impactados por el “dieselgate”, que los conductores alemanes están muy unidos al coche y a la libertad que representa y que, como hemos dicho más arriba, son los más atraídos por las marcas Premium. Por tanto, son los que menos asocian al coche con un objeto de placer.

Veamos estas conclusiones de una forma más gráfica:

Para el 93% de los alemanes, los coches son un sinónimo de libertad e independencia, frente al 86% que lo piensan así la quincena de países consultados, de media

-El “Dieselgate” no afectará a la futura elección de marca de coche para el 59% de alemanes, 11 puntos por encima de la media (se queda en el 48%)

-El 57% de los conductores alemanes piensan que los coches son una fuente de placer, frente al 72% de media europea

-El diseño es un importante criterio de compra para el 76% de los conductores alemanes, porcentaje inferior al 81% que obtiene la media de los países analizados

-Para el 51% de conductores alemanes, los coches son sinónimo de contaminación, que supone un porcentaje bastante inferior al 70% de media de la quincena de países consultados por el Observatorio.

Los alemanes, los más atraídos por las marcas Premium