Los españoles se fijan en las ofertas y los equipamientos disponibles a la hora de comprar coche

De “pragmáticos” se califica a los españoles en el último informe del Observatorio CetelemAuto 2017. ¿Y esto por qué? La respuesta está en el 84% de los encuestados para los que las ofertas y promociones son un importante criterio de compra de un vehículo. Este porcentaje es superior a la media europea, que es del 79%.

Y no solo las ofertas y promociones, también el equipamiento del vehículo tiene mucho que ver a la hora de comprar un coche u otro. Así lo responde el 91% de los conductores españoles que respondieron a la encuesta, que también consiguen un tanto por ciento superior a la media europea (que es del 79%). De hecho, España se queda en el segundo puesto en dar importancia a esta característica como criterio de compra.

Sobre el impacto que el “dieselgate” ha tenido en España, hay que decir que sí ha tenido repercusión, aunque el 54% ha declarado que no le afectará a su futura elección de vehículo. Y decimos que sí ha repercutido porque el porcentaje es cinco puntos superior a lo percibido por la media europea, que se queda en el 49%.

Y al mismo tiempo se tiene una consideración negativa de los coches porque para el 82% son sinónimo de contaminación (frente al 70% de la media europea), lo que sitúa a España en el segundo puesto de los 15 países estudiados. Eso sí, para el 64% de los conductores encuestados los coches son una fuente de placer, aunque el porcentaje es menor que nuestros vecinos europeos, que es del 72%.

Más datos del informe sobre lo que piensan los conductores españoles:

  • El 89% tiene normalmente una imagen positiva de los automóviles
  • Al 83% le encanta conducir
  • Dan al coche una puntuación de 7 (sobre 10)

 

Cómo son los vehículos que los españoles compraron en 2015

La venta de vehículos va “viento en popa” en casi todas partes

87 millones de matriculaciones de vehículos nuevos ligeros en el mundo. Una cifra de record de ventas que, según el último informe del Observatorio Cetelem, es el mejor indicador que ilustra la resistencia de la industria automovilística a la presión.

Así, el informe Auto 2017 recoge el crecimiento del 4 al 5% de ventas entre 2011 y 2014, y el 1,6% de 2015 en el mercado mundial. ¿En qué se traducen estos porcentajes? En el incremento de ventas de vehículos que se ha producido entre los años 2009 a 2015 que llega hasta rozar el 40%, concretamente el 39,9%.

En el gráfico que mostramos a continuación se pueden ver las cifras de ventas de vehículos a nivel internacional, que van de los 62,2 millones de unidades de 2009 hasta alcanzar los 87 millones de 2015.

Vehículos matriculados desde 2009 a 2015

Estas cifras muestran que la mayoría de los fabricantes han incrementado sus beneficios (a pesar de episodios como el “dieselgate”), pero estas cifras de venta al alza son muy diferentes si se analizan por países porque influye la marcha de sus economías. Y aquí, el Observatorio Cetelem se fija en varios mercados que, resumidos, se quedan así:

-Una América de récord

-Un repunte en Europa

-En China, la desaceleración macroeconómica ha supuesto una nueva caída en las ventas

-Japón sigue en decrecimiento

– En Brasil, las ventas de coches y de vehículos utilitarios ligeros han sufrido un fuerte descenso

 

A continuación, desgranamos este apunte anterior según los países estudiados en el informe y empezamos con Estados Unidos y México. Los estadounidenses llevan un par de años con unas ventas excepcionales. De los 17,4 millones de unidades que vendieron en 2015 se ha pasado a los casi 18 millones en 2016. Por su parte, los mexicanos compraron un 19% más hasta alcanzar los 1,4 millones de vehículos.

Ventas mundiales de vehículos

En Europa hay un repunte económico que se ha reflejado en la venta de vehículos nuevos y renovar una flota (con unos años a cuestas) que seguía circulando por las carreteras europeas por la crisis. Los mercados italiano y español que habían perdido hasta dos tercios de su activo, crecieron también en 2016 (lo hicieron en un 16% y 23% respectivamente). Además, en lo que respecta a España no se alcanzaba el umbral del millón de matriculaciones a particulares desde 2008. Por otra parte, nuestros vecinos alemanes, franceses y británicos también registraron crecimientos, aunque menos marcados, que van entre el 5% y el 7%.

En China, el freno económico ha hecho mella en la venta de coches y así, el año pasado cerró con una progresión de menos del 6%, con 23,7 millones de vehículos matriculados. Además, las compras también se han visto afectada por restricciones del derecho de matriculación en ciertas ciudades, pero la reducción de impuestos sobre los vehículos de pequeña cilindrada supuso un crecimiento en los últimos meses de 2015.

En Japón, de los 7 millones de vehículos ligeros de los años 90 se ha pasado a 4-5 millones en diez años. La situación económica del país, sobre todo con la subida del IVA en 2014, hizo que los japoneses frenaran la compra de coches. El resumen de la situación de 2015 se resume en una pérdida del 10%: la venta de vehículos tradicionales bajó un 10% pero los minicoches consiguieron un 16,6% de ventas.

2015 no ha sido un buen año para Brasil en lo que a venta de vehículos se refiere. A esto ha contribuido la situación política, económica y social (aumento de paro, acceso muy restringido a la financiación …) que ha hecho que el mercado brasileño disminuya a en 25,6%, que se traduzca en 2,48 millones de unidades.

¿Y en España qué ha pasado? El informe Auto 2017 del Observatorio Cetelem recoge los datos ofrecidos por la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor (Ganvam) sobre el mercado español. Así, las ventas de automóviles de turismo de ocasión (se refiere a turismos y todo terrenos), crecieron un 12,3% en 2016.

 

El 60% de los conductores españoles encuestados juzgan peor a las marcas de coches que falsearon sus datos de emisiones

Hubo un momento que, en todos los periódicos, televisiones, radios, redes sociales … y demás medios de comunicación la noticia estrella fue Volkswagen con lo que se llamó “dieselgate”.  Y no solamente esta marca, empezaron a difundirse más noticias negativas sobre el sector automovilístico que ha repercutido en la percepción que los conductores tienen en las marcas.

A esta repercusión negativa atiende el último informe auto 2017 realizado por el Observatorio Cetelem, que resalta que el 60% de los conductores en España han juzgado a peor a las marcas de coches que falsearon sus datos de emisiones.  Y, no ocurre solamente en España, la media de los 15 países analizados indica que el “dieselgate” ha tenido un impacto negativo sobre su perspectiva de las marcas. Veamos estos impactos más detenidamente.

En Bélgica, Polonia y en Sudáfrica, solo menos de la mitad de los hogares ponen un signo negativo a las marcas afectadas. Por su parte, el 60% de la población encuestada en España, Italia, Brasil o Estados Unidos se muestran más críticos al respecto.

Percepción negativa del 'diselgate' en los conductores encuestados

¿La percepción negativa de las marcas influye en el proceso de compra del próximo coche? En este caso la respuesta es sí. Así, el 52% de las personas encuestadas consideran que no comprarían un modelo de una de las marcas que han estado manchadas por un escándalo. De todos ellos, los italianos (64%), chinos (63%) y turcos (61%) son los más críticos. En el caso de España, es el 56% de los conductores encuestados se muestran críticos. Y, finalmente, son los polacos los que tienen un menor porcentaje de críticos, y se queda en un 40%.

La percepción negativa del 'dieselgate' influye en la futura compra de un coche nuevo

“El conductor adora su coche: Análisis de un medio de transporte esencial y en proceso de renovación” [INFOGRAFÍA]

Cetelem presenta hoy su estudio 2017 sobre el sector del automóvil. Un año más, con una aproximación a datos macroeconómicos de la industria y las impresiones de 8.500 conductores de 15 países en relación a temas de actualidad en el sector, así como sus valoraciones sobre los distintos tipos de motorización, novedades en diseño, precio o segmentos del automóvil.

En esta infografía resumimos las principales conclusiones del estudio. ¡Si es de tu interés no olvides compartirlo!

Reino Unido y el coche autónomo: escepticismo y rechazo a perder el control del vehículo

De los ocho países europeos analizados, los conductores del Reino Unido son los más escépticos ante la llegada del coche autónomo, según indica el Observatorio Cetelem en su estudio sobre el automóvil.

Según el informe, solo un tercio de los conductores encuestados ven la posibilidad de un coche sin piloto. En concreto, solo el 36% están interesados en utilizar este tipo de vehículos ocupando el penúltimo puesto de los quince países analizados. Solo superados por los estadounidenses quienes son los conductores más pesimistas de todos.

Además, los británicos también se encuentran en el vagón de cola cuando se les cuestiona a cerca de los fabricantes de este tipo de automóviles. De hecho, de los pocos consumidores que confían en este tipo de coches, solo el 28% tienen confianza en los nuevos protagonistas como Google y Apple. El resto apuesta por los fabricantes tradicionales.

El interés por el coche autónomo

Opinión sobre el coche conectado

Si la desconfianza sobre el coche autónomo es significativa entre los conductores del Reino Unido, el coche conectado obtiene resultados similares. Para los británicos, este tipo de vehículos no convence, ya que consideran que es un objeto reservado para tecnófilos y a los onerosos. Y sobre todo, su mayor inquietud es que temen el perder el control de su vehículo.

Por ello, el 90% de los conductores del Reino Unido piensan que el coche conectado es algo reservado para las personas que sean aficionadas a la tecnología. Además, como segunda opinión más indicada, los británicos piensan que es un vehículo caro (86%) y que el sobrecoste que experimentarán los automóviles no equivaldría a las mejoras que están en el papel. El único aspecto positivo es que consideran al coche conectado como un medio de ganar tiempo, opción elegida por el 76% de los encuestados.

Opiniones sobre el coche conectado

Portugal, convencidos y entusiasmados con el coche autónomo

Los conductores de Portugal son de los que más optimistas se muestran cuando hablan del coche autónomo. Son lo que más se imaginan utilizar el coche sin piloto a corto plazo y además, son los europeos más convencidos de la llegada de esta tecnología a las carreteras.

Esta son algunas de las conclusiones a la que ha llegado el Observatorio Cetelem en su informe sobre el coche autónomo. Un estudio donde se ha analizado el comportamiento de los conductores en quince países de todo el mundo. Para los portugueses, la conectividad de este tipo de vehículos es un medio para reforzar la seguridad y una oportunidad para ahorrar en el plano económico y de tiempo.

A pesar de estos datos, solo el 44% de los conductores encuestados aseguraron que están interesados en la utilización del coche autónomo, ocupando la posición décimo segunda de los quince estados analizados. Por el contrario, si se les encuesta sobre si adquirirían coches de Google o de Apple, los consumidores del país vecino se muestran predispuestos a su compra. De hecho, el 61% de los encuestados ven con buenos ojos este tipo de automóviles situándose séptimos en el ranking de países analizados.

El interés por el coche autónomo

¿Qué les parece el coche conectado?

Encuestados sobre que supone para los portugueses el coche conectado, en primer lugar con el 89% de las menciones se encuentra un medio de ganar tiempo. Opción que, de media en el resto de países analizados se sitúa en segundo lugar con el 81% de las respuestas.

En segundo lugar, los conductores portugueses, con un 89%, admiten que el coche conectado es un verdadero progreso en términos de confort. Elección que, de media, en el resto de países ocupa la primera posición. Por último, para el 88% de los portugueses este tipo de automóvil es algo reservado para los tecnófilos y obvian la opción de que es un vehículo caro.

Opiniones sobre el coche conectado

Italia, seducida por los conceptos de coche autónomo y conectado

Si hay algunos conductores optimistas sobre la llegada del coche autónomo y conectado esos son, sin ninguna duda, los italianos. El país transalpino es la nación europea más optimista sobre este tipo de vehículos, a pesar de que también son los conductores que más les gusta estar pendientes de la carretera, cuando el coche está en modo automático.

Según el estudio sobre el coche autónomo realizado por el Observatorio Cetelem, el 65% de los conductores italianos ven con buenos ojos todo lo que conlleva el coche autónomo. Siendo el quinto país más interesado es este tipo de vehículos de los quince analizados por el Observatorio. Además, preguntados sobre la opción de comprar un coche de “fabricantes nuevos” como el Google Car o el Apple Car, el 66% de los italianos aseguraron que no les importaría comprar un coche de estas dos compañías. Un resultado muy optimista teniendo en cuenta que la media de los quince países estudiados está en el 55%.

El interés por el coche autónomo

Opiniones sobre el coche conectado

A la espera de que llegue a las carreteras el coche conectado, los italianos se muestran muy seducidos por este nuevo concepto. Aunque aseguran sentirse algo recelosos, ya que con la llegada de este tipo de automóviles perderán el placer que sienten por conducir, algo muy arraigado en un país enamorado por las cuatro ruedas.

Según el Observatorio Cetelem, los italianos tienen en alta estima la aparición del coche conectado en las carreteras. Para el 84%, este tipo de vehículos supondrán un verdadero progreso en términos de confort se refiere. Una valoración que está un punto por encima de la media de los quince países analizados. Además, otra de las características que más destacaron los conductores del país europeo es que con el coche conectado sería un medio de ganar tiempo, opción elegida por el 83% de los encuestados.

Por último, el 79% de los italianos también apreciaron que este tipo de automóviles serían un verdadero progreso en términos de seguridad. Aspecto al que le dan más importancia que a la posibilidad de que el vehículo conectado sea caro. Una opción muy poco elegida por parte de los italianos, ya que solo el 64% de los conductores aseguraron que el coche conectado sería caro, ocupando el penúltimo puesto de los países analizados.

Opiniones sobre el coche conectado

Estados Unidos, escépticos ante la llegada del coche autónomo

A pesar de ser los pioneros en el coche autónomo, los estadounidenses son muy escépticos a la llegada de un coche conectado o un coche autónomo. Según el estudio sobre el coche autónomo realizado por el Observatorio Cetelem.

De hecho, de los quince países analizados, los norteamericanos ocupan el último puesto en cuanto a interés por la utilización de un coche autónomo, con un 32%. Lo mismo sucede sobre la opción de quién fabricará este tipo de vehículos. Aunque las empresas que más avanzados tienen el tema del coche autónomo, Google y Apple sean norteamericanas. Los estadounidenses vuelven a ser los últimos clasificados en cuanto a si estuvieran preparados para adquirir un vehículo de estas dos empresas. De hecho, solo el 27% de los conductores encuestados ven con buenos ojos comprar este tipo de automóviles a estas dos compañías, estando muy alejados de la media de los quince países que se sitúa en el 55%. Apostando fuertemente por los fabricantes tradicionales como a los que los consumidores ceden toda su confianza.

El interés por el coche autónomo

Opinión sobre el coche conectado

Aunque estos datos no son nada alentadores, uno de cada dos conductores americanos ven ya que el vehículo conectado como coche ideal. No obstante, para conquistas a los consumidores este tipo de vehículos deben responder, de manera fehaciente, a las altas expectativas que tiene sobre el tema de la seguridad y la optimización de los costes financieros.

Según el estudio del Observatorio Cetelem, para el 90% de los norteamericanos el coche conectado es algo reservado a los tecnófilos, mientras que no valoran lo aspectos positivos que tuviera en términos de confort, opción que es la más valorada de media por el resto de países analizados.

Otro de los hándicap que ven es el coste de este tipo de vehículos. Para el 86% de los americanos este tipo de automóviles serán caros debido a la gran cantidad de tecnología que llevan en su interior. Algo que no se desvía demasiado de la opinión del resto de países, donde con un 78% esta elección ocupa el tercer lugar.

Por último, el 71% de los encuestados valoraron el coche autónomo con un verdadero avance en términos de confort. Opción que es la más valora de media en el resto de países con el 83% de las valoraciones.

Opiniones sobre el coche conectado

España: optimismo declarado y sin inquietud por el coste de los vehículos autónomos

Nuestro país siempre se ha caracterizado por estar interesado en lo último sobre tecnología. Sus consumidores, siempre están al día en los avances tecnológicos y telecomunicaciones y algo similar sucede con el coche autónomo. EL 80 % de los españoles creen que el vehículo autónomo es una realidad, mostrándose junto con los portugueses entre los europeos más optimistas. Según el informe sobre el coche autónomo elaborado por el Observatorio Cetelem, donde se analiza las opiniones de quince países.

Sin embargo, si se analiza el interés suscitado por parte de los españoles, el 54% aseguran declararse interesados en la utilización de este tipo de vehículos, siendo el séptimo país de los quince analizados y estando solo un punto por debajo de la media, (55%).

Además, encuestados sobre si están preparados para adquirir un coche de Google o de Apple el 60% contestó afirmativamente. Una cifra que supera en cinco puntos la media mundial, situada en el 55% y que pone a España como uno de los países en mitad de la clasificación, ocupando el octavo lugar.

El interés por el coche autónomo

Opiniones sobre el coche conectado

Sabiendo que el coche conectado tiene todavía mucho camino por recorrer, los conductores españoles son de los más optimistas sobre utilizar algún día este tipo de automóvil. El 87% consideran que este tipo de vehículos es un verdadero progreso en términos de confort, opción elegida mayoritariamente por el resto de países (83%). Tras la comodidad, nuestro país ven a este tipo de automóviles un verdadero medio de ganar tiempo (84%), coincidiendo con el resto de países analizados (81%).

Por último, cierra la clasificación con el 81% de la menciones, la elección de que el coche conectado es un verdadero progreso en términos de seguridad. Algo que no comparten con la media del resto de países analizados, donde con un 78% daban más relevancia a la opción de que es un vehículo caro, quitando importancia al sobrecoste que llevaría la adquisición de estos vehículos pensando en los beneficios que puede generar a la hora de viajar.

Opiniones sobre el coche conectado