El tiempo libre en el domicilio, muy valorado por los seniors

Todos nos hemos preguntado. ¿Qué hacen nuestros mayores durante su tiempo libre? Van al mercado, cuidan a los nietos, realizan actividades físicas… Según el último informe sobre Consumo en Europa del Observatorio Cetelem, los seniors saben bien ocupar su tiempo libre, sobre todo disfrutan mucho de sus hogares.

A los seniors les gusta el ocio en modo manual. Mantener su casa, limpiar su jardín o tener limpio su territorio cuenta mucho para los mayores europeos, mucho más que las actividades artísticas.

Según el Observatorio Cetelen, más de la mitad de los seniors practican actividades manuales como bricolaje, jardinería, costura…. más de una vez al mes, mientras que el 18% asegura hacerlo más de una vez por semana, el doble que los no seniors.

Hogar, dulce hogar

Los seniors pasan mucho tiempo libre en sus hogares. Lectura, crucigramas, juegos de reflexión o de memoria… son las principales tareas que ocupa el ocio hogareño de nuestros mayores. El 53% de los seniors europeos aseguran practicar el ocio en sus hogares menos de 4 horas a la semana, sacando 8 puntos a sus inmediatos perseguidores, las personas de edades comprendidas entre 50-59 años, (45%).

En términos absolutos, los seniors dedican de media 6h30 cada semana, una hora más que los más jóvenes, siendo los mayores británicos los que más tiempo que dedican al ocio hogareño incluso más de ocho horas.

Tiempo que dedican los seniors al ocio en el hogar

Casi la mitad de los seniors europeos son “internautas utilitarios”

El 40% de los seniors en Europa utilizan internet como principal fuente de información, o lo que es lo mismo se describen a sí mismos principalmente como internautas “utilitarios”. Según refleja el último informe sobre consumo del Observatorio Cetelem, los mayores utilizan la red para obtener datos del producto y/o servicio que quieren y recurren a comparadores online, miran las opiniones de otros internautas, miran sitios web para consumidores, consultan hojas detalladas del producto… Una vez que encuentran dicha información en la red van a una tienda física para finalizar la transacción.

Los datos más específicos del informe muestran que antes de comprar un bien de equipamiento, un 74% de los seniors buscan información en webs especializadas o en la prensa (frente al 80% de los no seniors) y el 55% leen los comentarios de los consumidores en internet. Asimismo, un 61% utilizan los comparadores de precios (frente al 67% de los más jóvenes), herramientas que les gustan por su facilidad de uso; que les permiten obtener la información esencial en un corto período de tiempo.

Los que más y menos buscan en internet

Por países, Rumanía, República Checa, Reino Unido y Dinamarca son los que más buscan en internet o en prensa, y los que menos son Alemania, España y Francia. Por su parte, los que más utilizan los comparadores de precio son Rumanía, República Checa, Polonia Hungría y Dinamarca, y en el lado opuesto se sitúan Francia y Alemania. En lo que respecta a leer comentarios de otros consumidores en internet, lo que más lo hacen son los ciudadanos de Eslovaquia, República Checa, Polonia y Reino Unido, y los que menos se fijan en los comentarios de los internautas son Dinamarca, Bélgica, España y Portugal.

El informe también muestra que los países que utilizan más la web como una fuente informativa no son necesariamente los más conectados. Asimismo, en los países donde los seniors tienen dificultad por su poder adquisitivo, la información digital es para ellos una gran ventaja. Un ejemplo: más del 70% utilizan los comparadores de precios y el 60% buscan los comentarios de los clientes en los países de Europa del Este. Y por el lado contrario, los franceses y los alemanes (que se declaran como “hiper-conectados”), son menos propensos a la comparación de precios.

Uso de webs especializadas, comparadores, comentarios de internautas por parte de los seniors europeos

Cerca de un tercio de los seniors europeos van al cine, al teatro, o a los museos una vez al mes

Con unos ingresos normalmente por encima de la media, sobre todo para los mayores de 50 años que sigan trabajando y con tiempo disponible cuando llega la edad de jubilación. Los seniors europeos, ¿en qué aprovechan su tiempo libre?

Según el último informe publicado por el Observatorio Cetelem, casi un tercio de los seniors europeos (34%) va al cine, al teatro, o a los museos una vez por mes. Un aspecto que revela que “nuestros mayores” son relativamente menos curiosos que los jóvenes europeos, quienes aseguran que el 47% acude a estos lugares asiduamente.

seniors_cine

Los italianos, los más cultos

Por países analizados, los italianos son los europeos más cultos y más asiduos a este tipo de lugares. De hecho, el 51% de los seniors del país trasalpino afirman visitar museos, cines o teatros al menos una vez al mes. Le sigue a cierta distancia los franceses (40%) y españoles (38%). Por el contrario, los húngaros (20%), los checos (24%) y los alemanes (25%) son los que menos acuden a este tipo de recintos. Prefieren utilizar su tiempo libre a otros hobbies o a viajar.

En cuanto a los más jóvenes, vuelven a ser los italianos a los que más les gusta cultivar la mente (61%) seguido de los españoles (55%) y portugueses (48%).

En resumen, está periodicidad podría elevarse si los seniors europeos estarían mejor informados y sobre todo organizar eventos cercanos a ellos, teniendo en cuenta las horas que pasan tanto en internet como viendo la televisión.

Los seniors no prestan mucha atención a la publicidad

A pesar de que los mayores de 50 años europeos son consumidores comprometidos, se distancian de las marcas. Y eso, a pesar de tener un poder de compra que podría hacer pensar lo contrario. En el informe consumo en Europa del Observatorio Cetelem se hacen eco del impacto que la publicidad tiene en este colectivo y la respuesta no deja lugar a dudas: se declaran menos sensibles que los más jóvenes. Así, las cifras indican que el 43% son conscientes de la publicidad (con una diferencia de 13 puntos menos que los menores de 50).

En el sur y este de Europa los consumidores mayores son más sensibles a la publicidad que el resto de Europa, mientras que en el norte y el oeste (Dinamarca, Alemania, Reino Unido, Francia), la publicidad no llega a los seniors. Lo curioso es que son los primeros espectadores de televisión (ven programas 16 horas y media en comparación con las 11 horas que ven la tele en el resto de países) Pero eso no está contando con la huella pasiva de la publicidad, incluyendo la televisión.

¿Los seniors prestan atención a la publicidad de las marcas?

La publicidad que llega al espectador

Para que un senior sucumba a los encantos de la publicidad, los anuncios deben tener sobre todo emoción, humor y valores, y así lo indica el 61%, 47% y 46% (respectivamente) de los encuestados al responder cuáles son los tres principales atractivos que tiene que tener una publicidad para que se le quede grabado o capte su atención.

Además de la emoción transmitida, que sea divertida y los valores transmitidos, el resto de los aspectos son que la publicidad sea sorprendente (33%), que se centre en las características del producto (35%), música de gran alcance (23%) e identificarse con los protagonistas (8%).

¿Quién prefiere la publicidad divertida? Los alemanes, a pesar de que tengan una imagen seria. En España y Rumanía, los consumidores están más acostumbrados a los anuncios humorísticos y demandan publicidad más funcional.

Por otra parte, el informe resalta que solamente el 25% de los seniors piensan que la publicidad incide en las características del producto.

El 19% de los europeos declaran que van a aumentar sus ahorros y sus gastos

A pesar de que la situación económica en Europa tiende a mejorar, los ciudadanos todavía no ven la luz al final del túnel y no se decantan a consumir fervientemente como sucedía antes de la crisis. Según el último informe del Observatorio Cetelem, el 19% de los europeos declararon que en los próximos doce meses van a aumentar tanto sus gastos como sus ahorros. Opción mayormente elegida por quienes califican su situación personal con una nota media de un 6,5.

Por el contrario, el 37% de los encuestados no desea variaciones en su situación económica, es decir, no quiere aumentar ni una partida ni la otra. Esta elección fue elegida por la mayoría de los consumidores cuya situación personales la valoraron entre uno y cinco puntos. Los que sí piensan aumentar el gasto son el 23% de los europeos quienes aseguraron que en el próximo año consumirán más que en el anterior.

Por edades, los mayores de 50 años no quieren variar su situación. Casi la mitad de los encuestados (48%) no desea modificar ni un ápice de lo ocurrido a lo largo del 2015. En cuanto a nuestros jóvenes (los menos de 35 años), su visión de no tener un futuro asegurado les hace mirar a los dos lados (ahorro vs consumo), casi de la misma manera. El 61% aseguró que tiene intención de incrementar su ahorro, mientras que el 50% aseveró que aumentaría su consumo.

En los próximos 12 meses. Usted piensa...

Ahorro/Gasto por países

Si se analiza por países encontramos diferencias significativas entre los estados. El 42% de los europeos analizados declararon que van a ahorrar más en el transcurso de los próximos doce meses, siete puntos más respecto al año anterior, aunque solo un 9% de lo hará.

De los 13 países analizados, los consumidores que más están dispuestos a ahorrar son: los italianos (24%), los rumanos (14%), los belgas (11%), mientras que los que menos serían: españoles (-15%) y polacos (-8%).

En los próximos 12 meses usted piensa...

Del lado de las “cigarras” más propensas a aumentar el consumo. El 40% de los europeos están dispuestos a aumentarlo, un 5% más respecto al 2015. Un gasto que afecta sobre todo a familias con hijos pequeños, cuyas necesidades de consumo son mayores.

Por países, los polacos (30%), los checos (23%) y británicos (19%) son los europeos que más están dispuestos a aumentar el consumo. Por el contrario, los húngaros (-14%), los italianos (-7%) y los rumanos (-6%) los menos dispuestos a aumentar gastos.

La situación profesional y personal de hijos y nietos preocupa al 64% de los seniors europeos

Para la gran mayoría de los ciudadanos de Europa con edades comprendidas entre los 50 y 75 años, la  ayuda financiera a las generaciones que los preceden (padres, suegros, abuelos) y a las siguientes, (hijos y nietos) es importante. Ayudar económicamente a su familia (de manera ocasional y/o regular) es, sobre todo, una cuestión moral.

Según refleja el informe Consumo Europa del Observatorio Cetelem, un 20% considera muy importante el apoyo financiero a padres, suegros o abuelos; un 48 % lo considera bastante importante, un 22% lo califica como poco importante y un 10% dice que no es nada importante.

En lo que respecta al apoyo financiero a hijos o nietos, para un 30% de seniors europeos es muy importante; para un 53% es bastante importante; para un 14% es poco importante y un 3%  lo considera como nada importante.

El futuro de los más jóvenes

El apoyo financiero está relacionado con la preocupación de los seniors sobre el futuro de la situación profesional y personal de las generaciones que les siguen. Así, un 64% se muestra mucho y bastante preocupado. Y sobre todo en España, Portugal e Italia, mientras que checos, británicos y alemanes están más tranquilos.

Preocupación de los seniors por el futuro de sus hijos y nietos

Preocupación por los hijos y nietos y también por padres, suegros y abuelos. Sobre el bienestar y situación personal de este colectivo, un 22 % de los seniors están muy preocupados; un 30 % bastante preocupados, un 27% un poco preocupados y el 21 % nada preocupados.

Rodearse de la familia

El informe subraya también que dos tercios de los seniors declaran que estar rodeados de sus familiares les es indispensable para “envejecer bien” y más de la mitad ven a sus familiares una vez por semana. Por países es en Italia donde raras son las semanas sin momentos compartidos con la familia, y en Alemania son mucho más sobrios.

Los seniors europeos conceden menos importancia a la marca que los más jóvenes

Pese a la crisis económica que hemos parecido desde el 2008 y junto a la crisis de confianza provocada por varios escándalos recientes, las marcas siguen teniendo un hueco dentro de los consumidores, aunque en general cada vez son más exigentes con ellas.

Según el último informe del Observatorio Cetelem, darle importancia a las marcas se va perdiendo con los años. De hecho, los seniors europeos cada vez conceden menos importancia a la marca como criterio de compra. El 26% de los “mayores” encuestados consideran a la marca como una razón para adquirir un producto, frente al 30% de menores de 50 añosConsideran la marca como un criterio de elección importantePara los encuestados de edades entre los de 30 y 40 años, la marca es sinónimo de condición social, algo que es incompresible para los seniors. El 75% de ellos lo asocian con una garantía de calidad. Algo que se pierde cuando van pasando los años, ya que con el paso del tiempo la afirmación de vínculo entre la marca y la calidad disminuye.

Por sexos, la marca sigue siendo más importante para los seniors masculinos (29%) que las femeninas (23%) quienes se pueden dividir en dos perfiles. Los que permanecen atentos a la marca y los que expresan otros intereses de los productos como la repercusión que tenga en el medio ambiente, el diseño o el aspecto del objeto.

Por países analizados, los seniors rumanos, italianos y franceses son los que más importancia le dan a la marcas porque creen que es sinónimo de calidad y por eso lo tienen en cuenta a la hora de comprar. Por el contrario, alemanes, checos y daneses son los que menos importancia le dan a la marca del producto. Los españoles se mantienen en término medio junto con los húngaros, portugueses y belga.

¿Consideran la marca como un sinónimo de calidad?

¿Cuántas horas a la semana pasan los seniors europeos delante de una pantalla?

Es una de las preguntas que el Observatorio Cetelem realizó en sus encuestas para conocer los hábitos de los seniors en Europa y plasmar sus opiniones en su último informe sobre Consumo. Y la respuesta a esta cuestión son 27 a la semana, de media. Ahora veamos de qué tipo de pantalla se trata.

Las primeras generaciones “tecnófilas”, según las han denominado en el informe, están llegando (o han llegado ya) a la jubilación. Son personas que han utilizado herramientas digi­tales en su profesión y que disponen de varios equipos. Para ellos, internet contribuye al mantenimiento de relaciones personales por el uso de servicios de mensajería y las redes sociales y por poder entrar en contacto con otros internautas (en fórums, por ejemplo). Además, navegan por internet para buscar temas sobre salud y belleza y también les gustan los jue­gos online.

Consumo Europa 2016 también muestra que este colectivo se muestra orgulloso de su autonomía digital y demanda más servicios digitales para gestionar su movilidad o incluso su salud.

Televisión

¿Internet ha suplantado a la televisión? Todavía no, pero utilizan ambos medios para cosas distintas. La red les aporta momentos de evasión y se impone para informarse, mientras que la televisión ayuda a dormir. Y si se suma el tiempo que los seniors pasan delante de la tele y navegando por la red salen 27 horas a la semana.

Los europeos que más tiempo pasan delante de una pantalla son los británicos, con cerca de 16 horas en Internet y más de 18 horas delante de la televisión a la semana. Y les siguen los franceses y belgas. Los que menos, los eslovacos.

Consumo de internet y televisión de los seniors en Europa

Las ventas de PC en España caen un 12,3% en el segundo trimestre del año

La compra de ordenadores personales en España descendió en el segundo trimestre del año, un 12,3% respecto al mismo trimestre del año pasado. Con esta nueva caída la compra de PC suma cuatro trimestres consecutivos de descensos. Según los datos ofrecidos por IDC entre los meses de abril y junio se vendieron en nuestro país 715.951 ordenadores.

Según Pablo Ugarte, director general de Sistemas Personales de HP Inc Iberia, este descenso se debe en gran medida al parón de las inversiones del sector público y la incertidumbre política. Notándose especialmente en el sector empresarial donde la caída ha sido mayor que en el sector doméstico (13,1%vs12,3%).

Además este año no hay dos grandes estímulos que hubo el año pasado como fueron: el final de vida de Windows XP y el programa Bing de Microsoft, que permitió a los fabricantes traer al mercado equipos por menos de 299 euros y animó las compras de manera clara. De hecho, Ugarte afirmó que la mayor caída ha sido en PC de sobremesa con una descenso del 21,2%, mientras que los portátiles moderan su declive con unas ventas que retroceden un 7,8%.

Por países, el descenso en España ha sido superior que en el resto de Europa. De esta manera, la bajada en Francia fue del 2,4%, en Reino Unido del 6,8% y en Italia del 8,3%. Solo Alemania ha crecido, un 8,9%.

PC_espana

Optimismo para el resto del año

A pesar de estos malos resultados, Ugarte cree que en lo queda de año el mercado mejorará. “Primero porque a partir de octubre los fabricantes solo podremos embarcar máquinas con Windows 10, salvo que el cliente tenga contrato con Microsoft para traer ordenadores con Windows 7”.y segundo porque “la nueva generación de procesadores de Intel solo funcionan con W10”. Además también confían en que después de las vacaciones y con el comienzo de la vuelta al cole y la campaña de navidad, las cifras mejorarán en los dos últimos trimestres.

Ventas por marcas

Si tenemos en cuenta las ventas por marcas. HP continúa siendo líder con un 31,9% del mercado, a pesar de una caída del 2,6%. Sube hasta la segunda plaza Asus, que creció más de dos puntos y cerró con un 16,8% de las ventas.

Baja una posición, Lenovo, que padeció un fuerte descenso del 14,9% en gran medida por culpa de un exceso de ordenadores en Europa y un cambio en el equipo de dirección, quedándose en el 15,5% del mercado. Por último, en cuarto y quinto lugar se encuentran Acer y Apple se quedaron.

El 30% de los seniors europeos participan en la vida asociativa al menos una vez por mes

El informe Consumo Europa del Observatorio Cetelem analiza, además del comportamiento de los seniors como consumidores, el grado de participación en la vida asociativa en su comunidad de este colectivo. Y la conclusión es que su implicación es relativa.

El compromiso asociativo (participación en asociaciones, caridad, etc.) moviliza al 30% de los seniors europeos (de 60 a 75 años) al menos una vez al mes. Si se compara este porcentaje con las demás franjas de edad se ve que el 35% de los menores de 35 años practican actividades asociativas de forma mensual; seguidos de un 29% de los europeos de 35 a 49 años, y un 27% de los encuestados de 50 a 59 años.

Por países, la población de Italia es la que con más frecuencia participa en la vida asociativa, seguida por Dinamarca y Francia.

¿Qué frena la participación de los europeos de 50 a 75 en la vida asociativa? Sobre todo, la disponibilidad de los seniors, dedicados de forma regular a su familia. Además, para este colectivo es importante poder ausentarse varias semanas o simplemente tomar el aire (sus momentos de ocio), libre de toda complicación.

Asimismo, la falta de información o de oferta asociativa adecuada en la proximidad del domicilio y la duda de tener que asumir gastos inherentes al compromiso asociativo (transporte, adhesión…) también limitan el compromiso de este colectivo.

Compromiso asociativo de los seniors europeos