El 68% de los españoles han renunciado a hacer una compra por falta de confianza en la marca

Si en el post anterior mencionábamos que había un gran porcentaje de consumidores en Europa que estarían dispuestos a pagar más por un producto de la marca en la que confían, ahora nos vamos a centrar en saber qué hace un consumidor cuando no confía en la marca.

En el informe Consumo Europa 2017 del Observatorio Cetelem se refleja que el 58% de los europeos renuncia a la compra por falta de confianza en la marca. Los que más se frenan son los portugueses, con el 73%, seguida de Eslovaquia, con el 70%, y en tercera posición se encuentra España, con el 68%. Tras este podio encontramos a Bulgaria, con el 67%, Rumanía, con el 65% y Dinamarca, con el 64%.

El 68% de los españoles han renunciado a hacer una compra por falta de confianza en la marca

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2017

Si vemos los datos por edades, son los más jóvenes los que más renuncian a la compra por falta de confianza en la marca. Lo respondió así el 63% de los encuestados entre 18 a 34 años. En segundo lugar, con el 59%, los consumidores europeos entre 35 a 49 años, y los más mayores en tramos de edad, de 50 a 75 años, respondieron renunciar a dicha compra en un 55%.

El 68% de los españoles han renunciado a hacer una compra por falta de confianza en la marca

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2017

El 71% de los españoles estaría dispuesto a pagar más por un producto de la marca en que confían

Como vamos a ver en sucesivos post, la confianza en una marca funciona como un activador positivo y negativo en la compra. Además, y como se puede ver en el informe Consumo Europa 2017 del Observatorio Cetelem, la confianza en una marca no tiene precio. Y es que a la pregunta “¿estaría dispuesto a pagar más por un producto de una marca en la que tiene confianza?” el 67% de los consumidores europeos pagarían más caro.

El 71% de los españoles estaría dispuesto a pagar más por un producto de la marca en que confían

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2017

De los 15 países analizados, los que más estarían dispuestos a rascarse el bolsillo son Portugal y Bulgaria (80%), seguidos de Rumanía (76%) e Italia (74%). Tras este top 3 se sitúa España, con el 71%, y tras nuestro país se queda Polonia, con el 69%.

Los más jóvenes, los más dispuestos

Por edades, el 72% de los consumidores que se muestran dispuestos a pagar más por un producto de marca son los más jóvenes, entre 18 a 34 años. Con el 65%, y segunda posición, se quedan los europeos entre 35 y 49 años. Por su parte, los consumidores entre 50 a 75 años obtienen el 63% de las respuestas.

El 71% de los españoles estaría dispuesto a pagar más por un producto de la marca en que confían

Fuente: El Observatorio Cetelem Consumo Europa 2017

El 71% de los europeos piensa que los precios han aumentado

Si en un post anterior hablábamos de la percepción que tenían los consumidores europeos sobre su poder adquisitivo, ahora nos vamos a centrar en lo que piensan de los precios. Y la respuesta es, según el Observatorio Cetelem, que la mayoría considera – un 71% -que han aumentado en 2016.

Este sentimiento negativo, a tenor de lo que dice el informe Consumo Europa 2017, explica en gran parte, la duda sobre la evolución del poder de compra de los europeos.

Lo que se piensa comprar

Y en cuanto a intención de compra para este 2017 se refiera, los datos dicen que los europeos piensan en comprar viajes y ocio, muebles, ordenadores y equipamiento deportivo, sobre todo. Lo vemos con más profundidad y comparamos datos de España y la media europea.

La mayor intención de compra para los españoles está en viajes y ocio, con el 58%, mismo porcentaje que la media europea, y una subida de 3 puntos con respecto al año anterior. Le sigue los electrodomésticos de gama blanca, con el 44% tanto para españoles como la media europea, pero sufre una bajada de 3 puntos con respecto a lo que se pensaba en 2016. Y, en tercer lugar, un 36% de españoles tiene intención de adquirir smartphones, porcentaje superior a la media europea, que se queda en el en 32% y sufre un retroceso de 4 puntos con respecto al año pasado.

Por detrás de este top 3 se sitúan los muebles, con el 34%, para los españoles, que tienen menor porcentaje que la media en Europa, que es del 36% (suben 3 puntos). En quinto lugar, están los ordenadores, con el 27% por parte de los españoles y el 22% de media de los europeos (aumenta en 3 puntos). Y en sexta posición de intención de compra en España se queda el equipamiento deportivo, con el 26%, frente al 19% de los europeos (con una subida de 2 puntos con respecto al pasado año).

El 71% de los europeos piensa que los precios han aumentado

El 82% de los consumidores europeos cree que su poder adquisitivo ha empeorado o se ha quedado igual

El Observatorio Cetelem preguntó a consumidores europeos qué pensaba de su poder adquisitivo en este 2017 con respecto al del año anterior. Y la respuesta mayoritaria fue que casi la mitad de los encuestados respondieron que continúa estable (45% de media europea), un tercio dijo que ha bajado (37% de media) y un quinto que ha aumentado (18%).

Según el estudio Consumo Europa, la capacidad de gastar más está implícitamente condicionada por los propios recursos. Polonia y Eslovaquia (con el 26% cada uno), seguidos de Dinamarca (25%) son los países en los que se piensa que el poder adquisitivo ha aumentado.  En el lado opuesto están Francia (51%), Bélgica (49%) y Portugal (46%), que son los países donde más consideran que su poder adquisitivo ha disminuido.

Lo que se piensa del poder adquisitivo en España

¿Y España? Los españoles se encuentran entre los consumidores que podemos considerar como más optimistas. Así, un 21% piensa que su poder adquisitivo ha aumentado, y con respecto al año pasado ha subido 5 puntos. Por su parte, los que opinan que su poder adquisitivo permanece estable son mayoría, como refleja el 40% que contestaron de esa forma. Si se compara con las respuestas obtenidas el pasado año supone una disminución de 5 puntos. Además, el 39% de los consumidores de nuestro país piensan que ha bajado y aquí, comparado con lo que se pensaba en 2016, ha subido 1 punto.

El 82% de los consumidores europeos cree que su poder adquisitivo ha empeorado o se ha quedado igual

El 53% de los españoles dice solicitar financiación si se enfrenta a un pago mayor de 500 euros

El Observatorio preguntó a consumidores de Europa sobre su actitud cuando está buscando comprar un producto de más de 500 euros. Y en cuanto a forma de pago se refiere destaca el 38% que respondió que haría uso de las facilidades de pago, porcentaje que se eleva hasta el 53% en el caso de los consumidores españoles.

En el Informe Consumo Europa 2017 las respuestas de los ciudadanos de nuestro país aúpan a España al primer lugar en cuanto a solicitar financiación se refiere. En segundo lugar, se queda Rumanía, con el 52%; en tercer lugar, está Italia, con el 48%, seguido de Polonia, con el 44%.

En esta actitud de los ciudadanos a la hora de gastar más de 500 euros sobresale que el 90% de los ciudadanos europeos comparan cada vez más los precios, mismo porcentaje que obtiene España.

Los portugueses son los más comparadores, con el 97% de las respuestas que lo afirman. Por su parte, alemanes, checos, eslovacos y austriacos, todos con el 93% se sitúan en el segundo puesto, mientras que los rumanos cierran el pódium, con el 92%.

Porcentaje alto también obtiene el que los europeos hagan un presupuesto inicial. Respondió así el 79% de los encuestados. España está por encima de todos los países estudiados, con el 91%, seguido de los austriacos, con el 90% y el empate de alemanes, checos y rumanos, con el 89%, que comparten la tercera plaza del ranking.

El 53% de los españoles dice solicitar financiación si se enfrenta a un pago mayor de 500 euros

Dudan, se lo piensan ….

También un 79% es el porcentaje de respuestas de los europeos sobre dudar antes de comprar. Los que más dudan los portugueses, con el 89% y por detrás están checos y españoles, con el 88%.

Por su parte, el 85% de los consumidores dicen que cada vez se lo piensan más antes de comprar. Portugal y Eslovaquia son los países en los que se obtienen más respuestas de este tipo, con el 91%; Rumanía se queda en segundo lugar, con el 90% y, en tercer lugar, está Italia, con el 89%. En el caso de España, el porcentaje está en el 87%.

En el lado contrario se sitúa el 31% de los consumidores en Europa que dicen compran con mayor frecuencia, mismo porcentaje que obtiene España. En lo alto del ranking está Francia, con el 74%, Bélgica, con el 50% y Hungría, con el 37%.

El 75% de los españoles tienen más confianza en productos con etiqueta de calidad o certificación

A los consumidores les genera confianza las etiquetas y la certificación de los productos. De hecho, para el 68% de los consumidores confían más en las marcas etiquetadas. Y en lo que respecta a España, el porcentaje sube hasta el 75%, lo que supone estar 7 puntos por encima de la media.

Estos datos aparecen en el último informe elaborado por el Observatorio Cetelem sobre Consumo Europa 2017, que realiza una comparación con los datos obtenidos en los 15 países analizados. Es Bulgaria quien ocupa el primer lugar en dar importancia a este tipo de certificación o etiqueta en los productos, con el 84%, le sigue Portugal, con el 81% y en tercer lugar se sitúa Bélgica, con el 81%.

Datos por edades

Los más jóvenes (los consumidores entre 24 a 34 años) son los más tienen su confianza en estos productos con etiqueta de calidad o certificación, con el 73% de las menciones de media europea. En el caso de España también ocurre lo mismo, pero a un porcentaje mayor porque los más jóvenes alcanzan el 83% de las menciones.

Tiendas físicas – Tiendas online

En el estudio también se aprecia que los consumidores no solo no abandonan las tiendas físicas, sino que aprovechan esta visita para consolidar su confianza en la marca.

El 60% de los encuestados practican el showrooming (mirar en una tienda física y después comprarla online) para asegurarse antes de la compra. Y si hablamos de la compra por internet propiamente dicha, la descripción fiel de los productos, respetar los plazos de entrega y la calidad del servicio postventa tienen mucho que ver con el proceso de compra.

El 75% de los españoles tienen más confianza en productos con etiqueta de calidad o certificación

Los europeos creen que la situación de sus países ha mejorado

Si en un post anterior hacíamos mención de la vuelta del crecimiento económico de forma lenta pero segura, ahora toca incidir en lo que piensan los ciudadanos del viejo continente sobre la situación en sus países.

Según el informe Consumo Europa 2017 realizado por el Observatorio Cetelem, los europeos dan una nota media de 4,9 (sobre 10), lo que supone un aumento con respecto a lo que expresaban el año anterior, que estaba en 4,7. El país que más nota esta mejora es Dinamarca, quien da un 6,3 (sube si se compara con 2016), seguido de Alemania y su 6,1 (en 2016 sacó un 5,7) empatada con Austria. En tercer lugar, se sitúa Reino Unido, con un 5,6 de nota (que también sube porque el año anterior anotó un 5,4).

El estudio también resalta la progresión de Portugal, que deja la última posición que tenía el pasado año. Su 3,5 del pasado año pasa al 4,6 de nota en este 2017. Y si el país luso sube, hay otros dos que se estancan, como Francia y Hungría con un 4,4 y un 3,9 respectivamente. En el lado de la bajada de nota se queda Eslovaquia, que da una nota a su situación de 4,3 este año frente al 4,4 de 2016.

¿Y en España? Nuestro país se queda por debajo de la media con un 4,3. Aun así, supone un incremento con respecto a la nota del año anterior, que estaba en un 4,1.

Los europeos creen que la situación de sus países ha mejorado

Los más jóvenes, los más positivos

De todos los segmentos de edad estudiado, los más positivos en su percepción del país son los jóvenes. Dan una nota de 5,1 frente al 4,9 de media, el 4,9 de la población entre 35 y 49 años, y el 4,7 de nota que dan los mayores de 50 años.

En lo que respecta a España también son los más jóvenes (los que tienen entre 18 a 35 años) los que tienen una percepción más positiva, ya que dan una nota de 4,5 que es superior a la media del país que, como decíamos antes era de 4,3.

Por su parte, los consumidores entre 25 y 49 años se sitúan a la par de la media y los más mayores (de 50 a 70 años) dan una nota menor, un 4,2.

El comportamiento de compra de los españoles es racional y prudente

Tal y como subraya el Observatorio Cetelem en su Estudio Consumo Europa 2017, el comportamiento de compra en España es racional y prudente. Y para ello muestran algunos datos, a saber: el 91% de los españoles encuestado solicitaría un presupuesto antes de realizar una compra importante y el 53% se decantaría por la financiación para compras de precio elevado.

Si se comparan estos porcentajes de España con los de la media europea se ven que en ambos casos están por encima. Así, el 53 de europeos pediría presupuesto y el 38%, financiación para sus compras de importe alto.

Según el Observatorio Cetelem, en la mente de los consumidores españoles la crisis sigue estando presente y, a pesar de la mejora de la situación económica, nuestro país no muestra un estado de ánimo muy elevado. Con una tasa de paro del 20%, los españoles están entre el colectivo más negativo cuando evalúan la situación de su país y la personal.

Y es que la nota global que otorgan los consumidores españoles para este 2017 es de un 4,3 frente al 4,9 de la media en Europa. Por su parte, la nota para la situación personal es de 5,4 que es un poco menor a la media de sus vecinos europeos, que se queda en el 5,5.

Sin embargo, el informe también resalta que los españoles muestran su deseo de consumir –algo que aumenta año tras año- y también su tendencia al ahorro, que muestra una evolución como si aún necesitaran protegerse de un futuro incierto.

Confianza

En la encuesta realizada por el Observatorio Cetelem también se refleja que la confianza en una marca juega un papel importante a la hora de decantarse por un producto, o un servicio, en las compras. Esto también se ve en el 68% de los consumidores que dijeron renunciar a una compra por falta de confianza en la marca, 10 puntos por encima del porcentaje de la media en Europa.

Asimismo, las respuestas mostraban que los españoles son reacios a ceder sus datos personales a las marcas, lo que se veía en ese 81% que lo corroboraba, que contrasta con la media europea, que se quedaba en el 64%. Y esto a pesar de que se les ofreciera servicios personalizados, que obtuvo el 56% de las respuestas, más que el resultado en Europa, que se queda en el 44%.

En el informe también se destacaban:

-El incremento en las intenciones de consumo para este 2017 en más de 20 puntos con respecto año anterior

-Aumento de la preocupación por el empleo

-Incremento del porcentaje de aquellos que alquilarían su vivienda a particulares

-Subida de la confianza en los vendedores, que llega al 68%

El comportamiento de compra de los españoles es racional y prudente

La intención de gasto ha vuelto a niveles anteriores a la crisis

El 46% de los consumidores europeos declaran su intención de incrementar en este año el gasto (lo que supone un incremento en 6 puntos con respecto a 2016) y el 41% desean ahorrar más (baja 1 punto con respecto al año anterior). Así lo refleja el informe Consumo Europa 2017 elaborado por el Observatorio Cetelem realizado a partir de encuestas a ciudadanos de 15 países del viejo continente, que resalta que las intenciones de consumir recuperan el nivel de antes de 2008.

Son Eslovaquia, Bulgaria, Polonia y Rumanía las naciones que más tienen intención de gasto. Pero si se compara con los resultados del año anterior, los mejores resultados los obtienen Dinamarca, Francia, España y Bélgica. En lo que se refiere a nuestro país, el porcentaje se sitúa en un 47% de declaraciones, con un aumento de 6 puntos con respecto a la intención de incrementar su consumo en 2016.

Ahorro

En el lado de los más ahorradores se sitúan Portugal, con el 57%, e Italia, con el 50%, son los que quieren ahorrar. Y en la parte baja de la tabla están Bulgaria, con el 26% y Francia, con el 34%.

La intención de gasto ha vuelto a niveles anteriores a la crisis

¿Qué pasa con España? Ya hemos mencionado a nuestro país anteriormente, como uno de los que mejores resultados obtienen en intención de gasto. Ahora lo vemos con mayor profundidad.

En cuanto a aumento de gasto, en España el porcentaje alcanza el 47%, un punto por encima de la media europea, que se queda en el 46%. Si se compara con el año 2016 supone un incremento de 6 puntos. Y en aumento de ahorro, el porcentaje de España está en el 42%, un punto por encima de la media en Europa, que está en el 41%. Si se comparan los últimos datos con los de 2016 se ve una evolución al alza en 20 puntos.

Entre los prescriptores posibles, el 87% de consumidores confía en las recomendaciones de la gente más cercana cuando va a hacer la compra

Las opiniones cercanas son muy importantes para un consumidor en búsqueda de información. Así se ratifica en el último estudio sobre el comportamiento de los europeos en cuanto a consumo se refiere que ha realizado el Observatorio Cetelem.

En el informe Consumo Europa 2017 también se incide en que la proximidad y cercanía juegan un rol muy importante en la relación de confianza que mantiene una marca con sus clientes.  Así, las opiniones del entorno más cercano son las que ofrecen mayor confianza para comprar una marca. Esto se ve en el 87% de los consumidores europeos que respondieron de esa forma a la encuesta que se les realizó.

Por detrás de la gente cercana y de confianza se sitúan, con el 70% las revistas especializadas como fuente de confianza. Por su parte, el 63% se apoya en opiniones de otros consumidores en internet; le sigue, con el 60 %, las páginas web especializadas; y, por último, con el 52%, el vendedor de la tienda.

Entre los prescriptores posibles, el 87% de consumidores confía en las recomendaciones de la gente más cercana cuando va a hacer la compra

Datos por países

Si la media en Europa se situaba, como hemos dicho, en el 87% en la confianza y en el asesoramiento de la gente más cercana, son los consumidores de República Checa, Bulgaria y Portugal los que opinan así en mayor medida, con el 92% de las respuestas. ¿Y en España? Los consumidores se quedan en la media europea, también con el 87% de las afirmaciones.

Si las revistas especializadas tienen el 70% de las respuestas de los europeos de media, es en Portugal donde tiene mayor porcentaje, con el 81%. Por su parte, España obtiene el 78%.

En Bulgaria, con el 74% es donde tienen mejor concepto de la opinión de otros consumidores en internet a la hora de realizar una compra. Le sigue, República Checa, con el 72%, y empatadas con el 68%, Eslovaquia y Portugal. En el caso de España, el porcentaje se queda en el 67%.

Los que más se dejan aconsejar por las páginas webs especializadas son los checos, 66%; seguidos de italianos, con el 65%, y polacos, con el 64%. España va justo detrás, con el 63% de las afirmaciones.

Por su parte, es en España donde al vendedor se le da más confianza a la hora de decantarse por comprar, y así lo demuestra el 68% de las respuestas. Por detrás, Portugal con el 61%; Polonia, con el 58% y Bulgaria, con el 56%.

Sin comprar

Otro de los aspectos a destacar en este informe del Observatorio Cetelem es que el 60% ha renunciado a una compra porque el vendedor no le generaba confianza. En Eslovaquia tienen el porcentaje más elevado – con el 75%-, seguidos de Dinamarca y Portugal con el 72%; y detrás se sitúa España, con el 72% de los encuestados.