Un consumidor puede ahorrar 823 euros de media al año según el establecimiento donde compre y la ciudad donde resida

En los últimos años una actividad tan cotidiana como hacer la compra se ha convertido en un problema para muchas familias en España. Se busca la cesta más económica, lo que conlleva una búsqueda exhaustiva por diferentes establecimientos para poder lograr los mejores productos en la famosa relación calidad-precio. Todo cuenta, incluso el lugar de residencia. Así se refleja en un estudio realizado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que tras indagar entre 1.190 establecimientos de toda España y 155.895 precios por internet, ha llegado a la conclusión de que el ahorro anual a la hora de llenar la despensa puede rondar los 823 euros de media, dependiendo el lugar de residencia.

En las grandes ciudades hay más variedad a la hora de seleccionar el centro donde poder acudir a realizar las compras, por lo que la posibilidad de poder economizar aumenta. En Madrid, un consumidor puede llegar a ahorrarse hasta 2.700 euros anuales según al establecimiento que acuda. Tras la capital, la siguen ciudades como Pamplona, Vigo o Barcelona. En estas localidades se pueden llegar a economizar hasta 1.300 euros. Por el contrario, Teruel, Ciudad Real, Pontevedra o Puertollano, al tratarse de municipios más pequeños, la oferta de supermercados no es tan elevada y el ahorro anual no supera los 380 euros.

Sin embargo, a pesar de que existen más lugares donde poder elegir, no todas las grandes urbes garantizan el mismo precio. Vivir en Getxo (Bizkaia), Barcelona, Pamplona, Girona, Bilbao o San Sebastián hace sufrir más al bolsillo que hacerlo en localidades como Vigo, Córdoba, Murcia, Palencia o Granada, las ciudades de España donde más barato sale realizar las compras de alimentos. En cuanto a Comunidades Autónomas, Murcia y Galicia son las más asequibles, mientras que Navarra, Cataluña y País Vasco se sitúan en el polo opuesto.

El establecimiento también cuenta

España cuenta con una gran variedad de establecimientos y de cadenas de alimentación donde poder adquirir la cesta de la compra. Por ello, los consumidores acudirán al que mejor se adapte a sus necesidades. Los compradores partidarios de los productos de marca blanca tienen a Alcampo, Mercadona y Carrefour como los supermercados más baratos a nivel estatal. Según la OCU, la cadena más barata es Dani, que lleva 15 años en lo más alto de este ranking, mientras que el establecimiento más barato de España a es el Alcampo ubicado en Vigo. Por contra, las cadenas más caras son la madrileña Sánchez Romero, Coviran y El Corte Inglés.

No obstante, ser una de las cadenas más barata no es sinónimo de regularidad en los precios. Alcampo es un ejemplo de ello. A pesar de formar parte de los supermercados más económicos de España, ha incrementado el precio de la cesta de primeras marcas un 2,3% y un 8,8% el de la cesta de marca blanca. Le siguen Eroski, con un 1,4% de media, El Corte Inglés, 1% y Caprabo, 0,5%.


Ránking de las cadenas más baratas Ránking de las cadenas más caras

Otras cadenas, sin embargo, han decidido mantener e incluso bajar el precio de sus productos. Es el caso de Carrefour, El Árbol o Gadis, que han rebajado sus marcas económicas en torno al 8%. También han seguido este camino supermercados como Supercor, 6,7%, Spar, 5,7%, o Simply Market, 5,4%.

Distintos precios y opciones

El estudio ha tenido en cuenta diferentes variables que pueden hacer ahorrar al consumidor a la hora de pasar por caja, entre las que se encuentras el mundo de las marcas. Llenar el carro de productos de primeras marcas, en lugar de marcas blancas, puede elevar el importe de la compra notablemente;  más si tenemos en cuenta el incremento del precio de estos productos un 1,4 % sobre el IPC de los alimentos. Por el contrario, el 80% de los productos blancos o económicos han bajado más que el índice de precios al consumo.

La OCU organiza sus propias cestas, la cesta tipo, que incluye 150 productos de primeras marcas, y la cesta económica, donde se reúnen los productos más baratos, sin darle importancia a la marca. Desde 2008, los alimentos que forman ambas cestas han variado, incrementando y descendiendo su precio. Entre los productos que se han vuelto más económicos, entre un 20% y un 40% más barato, destacan los limones, las manzanas Golden, las judías verdes, las patatas para freír o el pan.

Entre el 3% y el 12% encontramos productos de las marcas Pascual, Gallo o Koipesol. En el lado opuesto, se sitúan el agua Mineral Font Vella, los plátanos de Canarias, las patatas Ruffles y la cerveza Mahou, que se han encarecido entre un  1% y un 8%. Sin embargo, el mayor ascenso en precios se registra en marcas como Calvo o SOS, con un incremento que ronda entre el 9% y 31%.

Otro aspecto que analiza la OCU en este informe es el precio de los productos a la hora de realizar la compra on line, concluyendo en que es más caro realizar las compras por internet que en el propio establecimiento. Además, ha elaborado una lista con las cadenas más baratas y las que tienen un precio más alto. La más económica es Mercadona, seguida de Alcampo, Día, Simply y Carrefour, mientras que Hipercor, El Corte Inglés o Eroski son las más caras.

Septiembre frena el gran desembolso realizado por los consumidores durante la época estival

Como dice la canción, “el final del verano llegó y tú partirás”. Algo parecido ha ocurrido con el gasto de los consumidores españoles que, tras un verano de grandes gastos en turismo y consumo en general, han decidido cerrar el grifo en el mes de septiembre de cara a reservarse para el último tramo del año.

El último informe económico del Banco de España muestra cómo el gasto de las familias ha mermado a partir del noveno mes del año respecto a los períodos estivales. No obstante, remarca que se ha mantenido un elevado dinamismo respecto años a atrás. Tras cuatro años en los que la tasa del paro no ha parado de crecer, parece que se ha llegado a un punto de estabilidad, dando la sensación de que los ciudadanos se han querido dar el placer de poder disfrutar de la época veraniega y sumergirse en el consumo. Otro de los factores que se ha dado para abrir más la cartera en verano ha sido la apertura del crédito por parte de las entidades financieras; eso sí, a unos tipos de interés más altos.

Todas estas circunstancias llevaron a que, el pasado mes de julio, el índice del Comercio Minorista registrara su mejor dato en cuatro años, promovido por el gasto desembolsado en negocios como el textil o la hostelería. Otro de los consumos que se dispararon ese mismo mes, con un 5,8 % respecto a periodos anteriores, fue el del carburante, alcanzando niveles de 2011.

Sin embargo, con la llegada del fin del verano, el número de puestos de trabajo ha vuelto a descender debido a las plazas que se crean solo con vistas a la temporada turística. Este ha sido uno de los motivos por los que se ha reducido el gasto en septiembre, una acción que se repetirá, previsiblemente, en los meses de otoño hasta la época navideña.

El comercio minorista aumentó sus ventas un 4,4% en septiembre

El comercio minorista registró un aumento en las ventas de un 4,4% el pasado mes de septiembre respecto al mismo mes del 2014. Con estos datos se encadenan trece meses consecutivos de crecimiento, según ha informado el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Índice general del Comercio Minorista

Referente a la tasa mensual, las ventas también fueron positivas aumentando un 0,6% en septiembre, medio punto superior si se compara con el mes de agosto, donde solo crecieron un 0,1%. Si se compara con septiembre del año pasado el dato es muy positivo ya que hace un año las ventas del comercio minorista cayeron un 0,6%.

Por tipo de comercio, casi todas aumentaron sus ventas en septiembre según el INE. Las pequeñas cadenas fueron las que más aumentaron su negocio en un 1,5% seguidas por las empresas unilocalizadas con un 1,2%. Las únicas que descendieron sus ventas fueron las grandes cadenas con un descenso del 0,5%.

Creación de empleo

Este aumento del consumo ha llevado a una mayor demanda de empleo aspecto que se ha visto reflejado en un aumento de ocupación del 1,3% respecto al mes de septiembre de 2014. Este incremento de empleo se debe en mayor medida a las grandes superficies que aumentaron sus plantillas en un 2,3% seguidas de las grandes cadenas con un 1,8%. El aumento fue casi invariable en las pequeñas cadenas donde solo aumentaron su personal en un 0,2%.

Ventas por Comunidades Autónomas

Por comunidades autónomas, todos los comercios minoritas incrementaron sus ventas siendo Islas Baleares, La Rioja y Castilla y León las más beneficiadas con un aumento del 7%, 6,6% y 6,3% respectivamente.

Por el contrario, por debajo de la media y con menor porcentaje de ventas se encontraron Melilla (+1,9%), Región de Murcia (+2,3%) y Cataluña (+2,6%).

Índices generales por Comunidad Autónoma

Las grandes empresas de distribución crecen en ventas gracias al aumento del consumo

La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (ANGED) celebró su asamblea anual y su presidente Alfonso Merry del Val analizó las últimas noticias que afloran en el mercado, además de evaluar los datos de este último año y el presente. Merry del Val aseguró que el consumo en España se está recuperando y pidió más libertad comercial.

Las 19 empresas que forman ANGED entre las que se encuentran: El Corte Inglés, Carrefour, Eroski, Ikea y Leroy Merlin… facturaron el pasado año un 1,6% más. Gracias a este dato y la inversión de 1.260 millones de euros se crearon 140 nuevos establecimientos que dieron empleo a 6.200 personas.

Según Alfonso Merry del Val, estos números constatan que el aumento del consumo en 2014 fue un hecho y que durante los meses del 2015, estas cifras continúan manteniéndose gracias a la superación de la crisis económica, la recuperación del empleo y la confianza del consumidor. De esta manera a lo largo del presente año, las grandes empresas de distribución acumulan un crecimiento de la actividad del 3%, mientras que los afiliados del comercio a la Seguridad Social crecen a ritmos del 2%.

grandes_empresas

Por último, el presidente de ANGED ha pedido aprovechar esta ola para emprender reformas del sector para que el gran comercio se adapte a la nueva realidad comercial; la era del consumo digital.

Mayor liberalización del mercado

De esta manera, Merry del Val solicita a las instituciones reformas que den más “libertad comercial”, de forma que la recuperación sea algo estable y se consolide definitivamente. Para ello volvió a solicitar “menos restricciones de horarios y menos impuestos” ya que tienen que luchar con los comercios on line que abren 24 horas, 365 días al año.

De ahí que el presidente de la ANGED asegure que “la libertad comercial es la forma más efectiva de apoyar a las empresas que crean oportunidades, innovan y generan empleo sin importar su tamaño, su especialidad o su modelo comercial”.

Observatorio Consumo España 2015

El regreso del consumo a España

Cetelem presenta el informe 2015 de consumo en España. En esta nueva edición centramos el análisis, como viene siendo habitual, en 10 sectores de la distribución de nuestro país: sector de la bicicleta, cocina, dental, deporte, electrodomésticos y tecnología, mueble y descanso, óptica, reformas, telecomunicaciones y viajes. Los datos analizados y las reflexiones mostradas en este estudio se han obtenido a partir de las entrevistas personales realizadas a una selección de expertos y empresarios de los sectores analizados,  y de las encuestas hechas a 1.411 consumidores españoles.

Esperamos sea de tu interés el contenido, si lo consideras interesante, ¡no dejes de compartirlo!

Cetelem

Descargar el informe completo

Cetelem

Descargar infografía

Para cualquier consulta que quieras hacer no dudes en contactarnos por email o en twitter (@Obs_Cetelem_ES)

El 15% del gasto anual de los hogares se destinó a la alimentación en 2014

Las familias españolas destinaron el 14,9% de su presupuesto anual, unos 4.000 euros, a productos relacionados con la alimentación y las bebidas no alcohólicas. Este apartado es el segundo más importante tras lo relacionado con la vivienda, agua, electricidad y combustibles que ocupa el primer lugar con un gasto medio del 32,4% (8.747 euros). Cierra el pódium el gasto destinado a los transportes (11,9%), con una media de 3.227 euros.

Estos son algunos de los datos que publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su informe sobre los presupuestos familiares en 2014, donde destaca que el gasto medio por hogar fue de 27.038 euros, un 0,2% menos que en 2013, mientras que por persona el gasto fue de 10.759 euros, con un aumento del 0,6% respecto al año anterior.

Gasto medio por hogar en 2014

Sobre los 12 grupos analizados, desde el INE destacan que los mayores aumentos en el gasto se produjeron en salud, comunicaciones y transportes, mientras que los descensos se dieron en productos relacionados con las bebidas alcohólicas y tabaco, mobiliario, equipamiento y otros gastos de la vivienda.

Por comunidades autónomas

Respecto al gasto medio por comunidad autónoma, los vascos, navarros y madrileños son los que destinan mayor presupuesto a sus hogares un 17% superior a la media, mientras que los extremeños y canarios los que menos destinan un 15% menos.

Según el INE, los vascos son los que más gastos destinan a sus hogares con una media de 13.313 euros por persona. Le siguen los navarros (12.599 euros) y los madrileños (12.558 euros). Mientras que los extremeños (9.194 euros) y canarios (8.906 euros) los que menos.

gasto medio por persona por comunidad de residencia

Evolución 2006-2014

Desde el 2006 el gasto medio ha ido aumentado alcanzando su máximo en 2008 donde el gasto medio llegó hasta los 31.711 euros. Desde ese año y durante el periodo de crisis el gasto ha ido disminuyendo hasta los 27.038 del 2014. Esto supone un descenso de 4.600 euros por hogar, un 14,7% menos.

El INE reduce el crecimiento del consumo en 2014

El Instituto Nacional de Estadística (INE) ha actualizado los indicadores de composición del Producto Interior Bruto (PIB) ante la nueva normativa europea como consecuencia de incluir la prostitución, drogas blandas y juego, entre otros aspectos. Este cambio ha llevado a recudir a la mitad el crecimiento del consumo en 2014.

Según el INE, el consumo en 2014 aumentó en un 2,4% respecto al año anterior pero con estos nuevos indicadores finalmente se ha quedado en un 1,2%. Además también han sufrido modificaciones las exportaciones que aumenta casi un 1%, pasa del 4,2% al 5,1%, mientras que las importaciones han sufrido un retroceso del 7,6% al 6,4%. A pesar de estos nuevos indicadores el crecimiento del PIB se ha mantenido en el 1,4% tal y como había previsto el INE en sus anteriores informes.

Producto Interior Bruto. Demanda 2014

Además de estos datos desde el organismo han visto como otros indicadores macroeconómicos han visto mermada su aportación el PIB nacional. De esta manera, la demanda interna tuvo una menor aportación, ya que el INE había anunciado un aporte del 2,2% y finalmente se ha quedado en un 1,6%. Asimismo, también se ha modificado el crecimiento de la inversión elevándolo del 4,2% al 4,8%. Con todos estos datos el PIB de España alcanzó en 2014 los 1.041.160 millones de euros.

Periodo 2011-2014

Con estas nuevas variaciones por parte de Europa, el INE se han visto en la obligación de modificar los datos del PIB del 2011, 2012 y 2013, años en que nuestro país estaba en plena crisis económica y han confirmado que fue peor de lo esperado. De esta manera, en 2011 la recesión final fue de un 1%, cuanto décimas más de los anunciado. En 2012, la caída fue de un 2,6% y en 2013 de un 1,7%. Por el contrario para el 2014, el INE no alteró lo previsión y mantuvo el crecimiento en un 1,4%.

Variación anual en volumen del PIB

Casi la mitad de los hogares españoles tiene problemas para llegar a fin de mes

La recuperación de la economía española no se traslada por ahora a las familias según el estudio realizado por la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), ya que el 46% de los hogares tienen dificultades para llegar a fin de mes. Un dato que se ha triplicado respecto a 2010 cuando el 13% reconocía atravesar por problemas económicos.

El desempleo y la reducción o congelación de los salarios son las principales causas. Incluso un 20% afirman que sus gastos se han incrementado a pesar de tener menos ingresos.

Las familias que peor lo están pasando son las formadas por parejas con hijos y un sueldo (43%), los pensionistas que viven solos (28%), parejas con hijos y dos sueldos, las de pensionistas (19%) y familias con dos sueldos pero sin hijos.

Otras realidades

El estudio sobre economía familiar de la OCU, realizado en base a 2.046 entrevistas a finales del año pasado, pone de manifiesto también más problemas:

  • Saldo a cero. Más de un tercio de los hogares reconoce que ha llegado a fin de mes sin dinero en sus cuentas.
  • Tarjetas de crédito como recurso. En el último año más de la mitad ha tenido que recurrir a su uso para hacer frente a gastos por no disponer de efectivo.
  • Retraso en los pagos. El 32% se ha retrasado por lo menos una ocasión a lo largo del último año, mientras que un 20% lo ha hecho en sus hipotecas o impuestos. El 6% de las familias ya figuran en la lista de morosos.
  • Ahorro. El 54% ahorra algo durante el año y de ellos uno de cada diez no supera los 1.000 euros.
  • Descubiertos en cuenta. Un 25% ha tenido en algún momento un descubierto en su cuenta corriente durante 2014.

Estas dificultades económicas de las familias tienen sus consecuencias en las relaciones. En el 86% de estos hogares se discute por temas de dinero, y en un 69% de los casos las discusiones son frecuentes.

Las mujeres gestionan el presupuesto familiar

En el 55% de los hogares las mujeres se encargan de gestionar los gastos habituales, mientras que en el 39% esa labor es compartida. Solo en el 5% los hombres realizan esa función.

Dentro de la gestión doméstica, el 56% de los encuestados reservan parte de los ingresos para situaciones excepcionales, mientras que el 28% hace uso de las pagas extras para cubrir gastos de emergencia, un 27% los ahorra y un 23% trata de espaciar lo más posible los gastos excepcionales.

Gestión doméstica. Fuente: OCU

Fuente: OCU

La realidad es que un 20% se muestra incapaz de cumplir nunca o casi nunca con su presupuesto y un 60% ve muy complicado atenerse a él.

La mayoría de los hogares dispone de una cuenta de ahorro, una cuarta parte la comparte, o corriente, el 45% la tiene compartida. Lo habitual es consultar el saldo una vez a la semana. Únicamente el 16% de los encuestados tiene sus cuentas en el ordenador. Además, dos tercios tienen 200 euros en efectivo y un 8% más de 500 euros.

Los consumidores españoles apremian a los comercios a que adopten nuevas formas de pago

Las nuevas plataformas de pago han hecho que el consumo haya cambiado en estos últimos años. Los consumidores demandan nuevos procesos más simples, rápidos e innovadores a la hora de realizar sus compras. Por eso apremian a los comercios a adoptar nuevas tecnologías y que se adapten a las necesidades de la sociedad. Esta es una de las conclusiones que se puede sacar del primer estudio realizado por Mastercard junto con la empresa especializada en estudios y análisis Prime sobre el sector del comercio.

El informe se ha realizado a través de 1,6 millones de conversaciones en redes sociales sobre compras y comercio en 61 mercados diferentes a lo largo de este último año, analizándose aspectos como: la seguridad a la hora de pagar con estos nuevos métodos, la conveniencia de hacerlo, los regalos y beneficios que lleva asociado pagar con estos nuevos medios y la progresiva aceptación de estos medios.

Nuevas formas de pago

Otros temas que abordan los españoles en sus conversaciones son la aceptación y rechazo de las nuevas formas de pago, con un 22%, los programas de fidelización y otros beneficios (21%) y por último la conveniencia de los pagos (17%).

Sobre los comentarios positivos acerca de la conveniencia de que aparezcan nuevos medios de pago. El 19% de los encuestados españoles vieron con buenos ojos esta medida. Sin embargo este dato está lejos de otros países como Australia con una aceptación del 53%, Estados Unidos (39%) y Francia y Alemania, ambas con un 33%.

Respecto a los programas de fidelización y otros beneficios que reciben los consumidores que usan los nuevos mecanismos, los comentarios del 19% de los españoles fueron positivos, aunque, los mayores porcentajes corresponden a países como EE.UU (45%) y Australia y Japón, ambos con un 44%.

Por último, encuestados sobre su estos nuevos medios de pagos serían aceptados por los consumidores el 30% de los españoles contentaron afirmativamente, siendo los japoneses y los canadienses los más optimistas en este campo con una aceptación de un 85% y un 84%, respectivamente.