La confianza de los consumidores españoles, al alza en julio

En julio, la confianza de los consumidores en España mejoró con respecto al mes anterior. Lo dice el Indicador de Confianza de los Consumidores (ICC) que elabora de forma mensual el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). Así, el pasado mes la confianza se situó en 108,3 puntos, lo que supone 2,5 puntos por encima del dato del pasado junio.

¿A qué se debe este incremento en la confianza? Según el CIS las causas son una mejor valoración de la situación actual (que creció 2,8 puntos en julio) y a la evolución del índice de expectativas (con un incremento de 2,1 puntos).

En el informe se destaca que tanto el ICC como el índice de situación actual volvieron a superar sus máximos históricos y, además, que la diferencia entre la valoración de la situación actual y las expectativas (siempre favorable a esta última), se sitúa cerca de los valores más bajos de toda la serie analizada.

Hasta aquí los datos que compra julio con el mes anterior, pero ¿y si se compara con los datos de 2016? Según el CIS, el avance del Indicador de Confianza de los Consumidores es de 13,5 puntos, que califica como “significativo”. Así, se observa un crecimiento prácticamente igual en términos absolutos para la valoración de la situación actual (que alcanza los +13,4 puntos), y las expectativas (que aumentan en 13,5 puntos). Y si se ven estos datos en porcentajes: el ICC crece un 12,4% gracias al aumento del 13% en la valoración de la situación actual y del 11,9% en las expectativas.

Valoración actual

El CIS también desgrana la evolución del índice de valoración de la situación actual, que en julio llegó hasta los 103,4 puntos. Si se compara con los datos del mes anterior supone una mejora de 2,8 puntos.

La razón de este aumento radica en el comportamiento positivo de sus tres componentes. A saber: la valoración de la evolución general de la economía aumenta en 4,5 puntos, la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo crece en 3,1 puntos y la valoración de la situación de los hogares crece 0,7 puntos.

De estos tres componentes se resalta que tanto la valoración de la evolución general de la economía como la percepción de las posibilidades del mercado de trabajo alcanzan sus valores más altos de toda la serie histórica estudiada. Además, a pesar de que la valoración de la situación de los hogares crece de forma más moderada, se encuentra ya en valores no alcanzados desde los años anteriores a la crisis.

Si se comparan estos datos con los de julio de 2016, la evolución también es positiva. La valoración de la situación económica del país es hoy 20 puntos superior, las opciones que ofrece el mercado de trabajo se valoran 17,6 puntos por encima del valor de hace un año y la situación en los hogares avanza más lentamente, con un crecimiento de 2,7 puntos en los últimos doce meses.

Expectativas

Si lo que piensan los consumidores ha obtenido valores positivos, el índice de expectativas del mes de julio también ha aumentado en 2,1 puntos hasta alcanzar los 113,1.

La evolución de sus tres componentes es bastante homogénea: así, las expectativas respecto a la situación futura la economía crece 1,3 puntos y las del mercado de trabajo aumentan en una cantidad similar (+1,8 puntos), mientras que las expectativas respecto a la evolución de los hogares aumentan hasta 3,3 puntos.

Además, si se comparan los datos de 2017 y de 2016, vuelven a mostrar una evolución muy positiva. Desde julio del pasado año, las expectativas respecto a la situación económica del país se han incrementado en 18,1 puntos, las que se refieren al futuro del empleo aumentan 16,7 puntos y las expectativas de los hogares se incrementan en 6,1 puntos.

En el informe del mes de julio, el CIS ofrece datos sobre la evolución de las expectativas en relación a los precios, tipos de interés, las posibilidades de ahorro de los hogares y la compra de bienes duraderos. Un desarrollo que califica como “aparentemente contradictorio” con las pautas y los datos que se han ofrecido hasta el momento sobre el ICC.

Así, y en términos mensuales, se produce un incremento en las expectativas de ahorro (de +1,5 puntos), un descenso más acusado de las expectativas de consumo de bienes duraderos (de-2,5 puntos), bajan los temores de inflación (-1,3 puntos) y las expectativas sobre un posible aumento del tipo de interés ( -1,1 puntos).

El 65% de los británicos compran repetidamente las mismas marcas para evitar decepciones

En el estudio Consumo Europa 2017 del Observatorio Cetelem no podía faltar Reino Unido, que sigue estando entre los más confiados sobre su situación global (a la que dan una nota de 5,6 que es superior a la media que es de 4,9) y su situación personal (que es del 6,3 cuando la media está en 5,5) y todo a pesar del Brexit.

Además, los británicos muestran su optimismo sobre el destino de las futuras generaciones (57% frente a la media europea del 39%), están orgullosos de la influencia de su país en el mundo (52% frente al 32% de media), el 48% confía en el Brexit (la media europea está en el 37%), se muestran preocupados por la seguridad (45% frente al 39% de media) y por el control de la inmigración.

Repiten marca

Más cercano a su bolsillo está el consumo y aquí los productos de marca tienen una gran importancia. De hecho, un 55% son promarca (la media está en el 46%) y un 65% compran repetidamente las mismas marcas para evitar la decepción en la adquisición (frente al 71% de la media).

En este caso la confianza es un activador de compra débil si se compara con datos del resto de países analizados. Los porcentajes son del 23% de británicos que hacen una compra no planificada motivada por la confianza en la marca y la media europea está en el 51%.

 

El 32% de los europeos intercambia bienes o servicios entre particulares ocasionalmente

La economía colaborativa se está desarrollando gracias a la generalización de internet como plataforma de compra. Es una nueva actitud de consumo que genera nuevas formas de consumir y en las que la confianza tiene un papel protagonista. De todas las formas de esta economía compartida (que también así se llama) analizadas por el Observatorio Cetelem, en este post nos vamos a centrar en el intercambio de bienes y/o servicios entre particulares.

Así, en el estudio Consumo Europa 2017 se dice que un 32% de europeos ha realizado algún intercambio de bienes y/ o servicios entre particulares. De los 15 países analizados, España se lleva el mayor porcentaje, un 59%, seguido de Austria, con un 44%; Dinamarca, con el 41%; Hungría, con el 40% y un triple empate de Alemania, Polonia y Bulgaria, con el 39%.

Intercambio de bienes y servicios entre los europeos

Grado de confianza

En el estudio también de analiza el grado de confianza que tienen los europeos en este intercambio de bienes y/o servicios entre particulares. Así, obtiene el 55% de las respuestas de los consumidores como media. De todos los países, esta confianza se genera más en Bulgaria, con el 63%; seguido de Dinamarca, con el 62%; Polonia, con el 60% y Hungría y España, con el 59% de las respuestas.

 

Para más del 90 de los conductores, el coche es sinónimo de libertad

¿Qué es lo que atrae tanto a los conductores del coche? Esta pregunta la hace el Observatorio Cetelem en su informe Auto 2017 y la respuesta mayoritaria es que el coche es un símbolo de libertad.

Opina así el 90,7% de los encuestados, para quienes el coche es un símbolo de independencia y de libre elección. Sobre todo, en un entorno globalizado, donde los desplazamientos son cada vez más fáciles y más rápidos, el coche es más que nunca un símbolo de independencia y de libre elección.

En segundo lugar, y también con el 90,7% de respuestas, los conductores consideran que los coches son esenciales desde una perspectiva práctica. De hecho, se refieren a ellos como un medio de transporte indispensable y resaltan sus múltiples sus funciones (placer, trabajo, etc.).

Como cierre del top 3 está el ahorro de tiempo como la tercera cualidad del coche más valorada, con el 88,1%. Es más, si se compara con diferentes medios de transporte, como el tren o el avión, la eficacia del coche permanece. Y eso a pesar de que, normalmente, los desplazamientos en autobús o en bicicleta son más rápidos para ir de un punto a otro.

A pesar de todos estos aspectos positivos, los conductores también ven un “pero” y es que el 92,3% consideran que el coche es caro.

Para más del 90 de los conductores, el coche es sinónimo de libertad

Observatorio Cetelem del Automóvil 2017

“El conductor adora su coche. Análisis de un medio de transporte esencial y en proceso de renovación”

Observatorio Cetelem del Automóvil 2017

DESCARGAR INFORME

Observatorio Cetelem del Automóvil 2017

DESCARGAR INFOGRAFÍA

Cetelem publica hoy su nuevo informe sobre el sector del auto, el Observatorio Cetelem del Automóvil 2017, ya a disposición de todos. Este estudio se ha elaborado a partir de las encuestas a 8.500 conductores de todo el mundo, con 1.000 encuestas a españoles sobre el modo en que perciben el sector del automóvil en general, y también en particular en relación a temas específicos relacionados con precio, segmentos del automóvil, tipos de motorización, novedades en diseño, etc.

El informe, además, hace una primera aproximación a los indicadores macro del sector en todo el mundo y en los 15 países analizados.

Entre otras conclusiones del informe, sabemos que los conductores tienen más apego a su automóvil que a su smartphone; que el 72% de los mismos son sensibles a las novedades que presenta el sector del automóvil y que más de la mitad de los encuestados estaría dispuesto a gastar más dinero en su próxima compra del automóvil.

Ya puedes consultar el informe y la infografía.

Si lo consideras interesante, no dudes en compartir el contenido.

Para cualquier consulta que quieras hacer puedes contactarnos por email o a través de Twitter (@Obs_Cetelem_ES)

Compramos productos de tecnología sobre todo en las webs internacionales

Uno de los puntos que desarrolla el Observatorio Cetelem en su estudio sobre eCommerce en España es el lugar, o lugares, al que acuden los españoles para realizar sus compras online. Y lo estudian también por tipos de productos. Así, en lo que a productos de tecnología se refiere son las webs internacionales o marketplaces como Amazon las que destacan por encima del resto.

Los datos muestran que se llevan el 52% del pastel en 2016, que son tres puntos menos que lo logrado el año anterior. En segundo lugar, y a poca distancia, se sitúan las webs de las propias tiendas, con el 48%. Por su parte, las compras en las webs del fabricante/marca se llevan un meritorio tercer puesto, porque han llegado hasta el 21%, con un crecimiento de 10 puntos porcentuales.

Tiendas/webs/marketplaces .... lugares donde los consumidores compran más productos de electro tecnología

Compra por tipo de producto

Si desgranamos los lugares de compra por tipos de producto vemos que los consumidores que han comprado productos informáticos, lo han hecho fundamentalmente a través de web internacionales (lo responde así el 49% de los encuestados), seguido de la web de la tienda (con el 47%), y en tercer lugar de la web del fabricante o marca, con un 17%.

En cuanto a los consumidores que han comprado pequeños aparatos electrodomésticos, lo han hecho fundamentalmente a través de web internacionales (con un 48%), seguido por la web de la tienda (33%) y, en tercer lugar, por la web del fabricante o marca, que se lleva el 17%.

Por su parte, los internautas que han comprado electrodomésticos de gama blanca en internet, han realizado su compra en la web de la tienda (así lo contestó el 52%); en segundo lugar, por las webs del fabricante o marca (alcanza el 29%) y, en tercer lugar, por las webs internacionales con un 26%.

El informe también analiza la compra online de electrodomésticos de gama marrón y aquí se ve que los consumidores los han comprado especialmente a través de web de la tienda (que se lleva el 41%) y las webs internacionales (con el 38%). A estas dos mayoritarias le sigue las webs del fabricante o marca, con un 19%.

Por último, se hace referencia a los consumidores que han comprado productos de climatización online. Y para ello han utilizado fundamentalmente las webs internacionales (que llegan al 32%), seguido por las webs de compras colectivas (26%), y por las redes sociales, con un 25%.

 

El envase, clave para que un producto nuevo entre en la cesta de la compra

Si nos entra por los ojos, lo compramos y lo consumimos. Más o menos es el resumen que se puede hacer del estudio realizado por Nielsen que relaciona el éxito de un producto nuevo con el packaging. Así, 2 de cada 3 consumidores cogen ese producto novedoso si el envase les llama la atención.

Según explica esta firma especializada en estudios sobre consumo, un producto tiene solamente 6 segundos para “hacerse notar en el lineal e incitar a que el consumidor lo incorpore a su cesta de la compra”. Así que el diseño es fundamental tanto para entrar por primera vez en el carro de la compra como para que los consumidores repitan. Y las cifras corroboran que el 41% influye en esta repetición de compra.

Nielsen ofrece más cifras sobre el éxito que un envase puede dar al nuevo producto y a sus productores, ya que puede generar un retorno de inversión 2,5 veces superior a lo invertido en acciones de marketing, comunicación, redes sociales, etc.

Además, remarca el alto grado de penetración que tiene para los consumidores como elemento de marketing (porque entra en casa hasta que el producto se acaba) y lo compara con el 1% de penetración que la publicidad de un anuncio publicitario tiene para los consumidores, del que puede no acordarse cuando está ante las estanterías del súper.

¿Y si el diseño es malo?

Según Nielsen, puede ejercer una percepción negativa en el consumidor que es complicado contrarrestar incluso si se hace el rediseño de estos envases. Esto lo corrobora el 90% de los casos donde no se consigue incrementos de ventas significativos de estos productos.

Es en este sentido, cuando la firma ofrece las claves para evitar que se produzca esta percepción negativa. A saber, monitorizar el lineal, preguntar a los consumidores y tener en cuenta que todo envase tiene que cumplir tres grandes: destacar, convertir a venta y transmitir la imagen de marca fielmente.

Y tampoco hay que olvidar que en las superficies de venta, un producto compite con otros muchos que están al lado (y rodeando, y llenando las estanterías) y que todos persiguen también llamar la atención del consumidor.

El 14% de los internautas ha financiado alguna de sus compras online

A pesar de que la financiación de las compras realizadas en tiendas web sigue sin estar muy extendida, el cambio de 2016 con respecto al año anterior ha sido significativo. Así, ha subido 7 puntos en comparación con 2015 hasta llegar al 14%, según recoge el informe que sobre comercio electrónico en España ha elaborado el Observatorio Cetelem para 2016.

Según este informe, los internautas que tienen entre 18 y 24 años son los que más demandan la financiación de sus compras online, con un 18,7%, y supera al 14% de media general. Si se comparan los datos de 2015 se ve un cambio, ya que fueron los consumidores entre 35 y 44 años los que recurrieron en mayor medida a la financiación.

El 14% de los internautas ha financiado alguna de sus compras online

Cuantía de la financiación de las compras oline

Si el porcentaje del número de consumidores que han solicitado la financiación aumentó en 2016, no se puede decir lo mismo de la cuantía solicitada. Así, y como media, el importe ha sido de 645 euros, que se traduce en una disminución con a 2015 de 8 puntos porcentuales.

El Observatorio Cetelem pone su punto de mira en los internautas de entre los 25 y 34 años destacan, que son los que destacan notablemente por encima de la media. Así, han declarado un importe medio financiado declarado de 858 euros, frente a los 645 euros de la media general.

El 60% de los consumidores españoles tienen tarjetas de fidelización

El “dinero de plástico” cada vez está más en auge no solo para realizar diferentes compras si para fidelizar al posible cliente con promociones, descuentos, ofertas… De hecho, según el informe “Fidelidad en la compra” de Nielsen, el 60% de los españoles disponen de tarjetas de fidelización u otro mecanismo para obtener beneficios cada vez que realizan una compra.

De hecho, el 35% de los consumidores encuestados aseguraron que estaban dados de alta en entre dos y cinco programas de fidelización, mientras que un 9% afirmaron estar en más de seis. Un dato que se entiende ya que los españoles suelen hacer la compra en hasta tres comercios diferente según el último informe Nielsen 360.

En contra se encuentra el 40% de los consumidores españoles que no están dados de alta en ningún tipo de tarjeta de fidelización. Un dato que es 6 puntos superior a la media europea, que se encuentra en el 34%, y bastante alejada de países como Reino Unido (13%), Francia (23%), Italia (26%) y Alemania (28%) donde la fidelización está muy extendida.

Motivos económicos

Según el informe de Nielsen, a la hora de analizar los motivos por los cuales los consumidores se dan de alta en un programa de fidelización. El 60% lo hace por puro beneficio económico, mientras que el 40% restante lo hace para poder conseguir artículos gratis. En resumen, para el 70% de los encuestados lo que les motiva principalmente hacerse una tarjeta de fidelización es conseguir beneficios para la economía del hogar.

Sin embargo, los consumidores no solo se hacen tarjetas de fidelización para obtener beneficios económicos. Un 57% de los encuestados aseguraron que compran más veces en comercios que ofrecen la posibilidad de oficializar el vínculo “comercial”. Una relación consumidor-tienda que permita un mayor reforzamiento de la correlación. Aspecto importante para más de la mitad de los españoles.

Por último, las nuevas tecnologías también están llegando a la fidelización cliente-comercio dejando de lado la tarjeta clásica, existiendo la posibilidad de hacerla virtual. El 40% de los consumidores verían con buenos ojos App móvil en esa relación.

El 96% de los internautas en España compra online desde casa

Que los españoles compramos cada vez más por internet es un hecho (El comercio electrónico en España superó los 20.700 millones de euros en 2015) y así lo demuestran los 1.413 euros que nos hemos gastado en compras online. Y ahora la pregunta es, ¿cuál es nuestro lugar preferido para hacer estas compras?

A esta cuestión pretende responder, entre otras, el informe eCommerce 2016 del Observatorio Cetelem. Así, el lugar preferido por los españoles para sus compras online es el hogar. Lo responde un 96% de los encuestados. En segunda posición, y a mucha distancia, es el lugar de trabajo, con el 12% de los encuestados y cerrando el top 3 están las compras en movilidad, que se producen en el 8% de los casos.

A estos les siguen las propias tiendas, con un 4%; los puntos de acceso de acceso públicos, con el 3%; mismo porcentaje que la escuela y/o la universidad. Por su parte, otros puntos de acceso privados y públicos se llevan el 2%.

El 96% de los internautas en España compra online desde casa