Los europeos creen que su situación como consumidores ha mejorado

En Europa se considera que la situación general de los países mejora, al igual que la situación personal de los ciudadanos. Así, la nota de 2017 es de un 5,5 sobre 10, con aumento con respecto al año anterior, que era de 5,4.

Estos datos aparecen en el informe elaborado por el Observatorio Cetelem sobre Consumo Europa 2017, donde también se desvela que, de todos los europeos, los jóvenes son los más positivos al dar una nota de 5,8.

Si la media europea se queda en el 5, 5 como hemos dicho, ¿qué países tienen más nota? El número 1 es Austria, con un 6,4. En segundo lugar están Reino Unido y Dinamarca, con un 6,3. En tercer lugar se sitúan Alemania y Bélgica, con un 6,2. En el lado contrario, Hungría y Bulgaria con un 4,2. En España la nota es un 5,4 que, si se compara con la cita del pasado, supone un aumento de dos décimas.

Por tramos de edad, los más jóvenes- los que tienen entre 18 a 34 años, han dado una nota de 5,8. Los europeos de 35 a 49 años han puesto una nota a su situación personal de 5, 5 y, por último, los ciudadanos de 50 a 70 años han dado una calificación de 5,3.

nota situación personal de consumidores en Europa

Compartir este artículo

Los chinos, los que menos se preocupan por el gasto del coche

Los chinos valoran mucho el coche y son los que tienen la mejor imagen de ellos. Los vehículos nuevos les resultan fascinantes y son los que menos se preocupan por el gasto. Son las principales conclusiones que sobre la situación del automóvil en China aparecen en el estudio Auto 2017 del Observatorio Cetelem.

En este informe se hace un análisis de la percepción general de los automóviles. Así, el 98% de los conductores chinos tienen una imagen positiva de sus vehículos y este porcentaje hace que China se sitúe en el primer puesto del ranking, donde la media global es del 90%.

Otro porcentaje que sitúa al país asiático en las primeras posiciones: al 95% de los conductores chinos le encanta conducir, lo que hace que ocupe la segunda posición, frente al 84% de la media de las naciones analizadas.

Y en tercer lugar se queda China en cuanto a apego a los coches se refiere. La nota que dan los conductores es de un 7,3 frente al 6,9 de la nota media global. Igual posición tiene el apego de los chinos a los móviles, con un 7,4 de nota, frente al 6,7 de media.

¿Cuáles son las características de los automóviles que se pueden ver en las carreteras de China? En cuanto a SUVs es el 22% como porcentaje del total de ventas de vehículos ligeros en 2015, frente al 29% de media (se queda el país en el puesto 8). En lo que se refiere a marcas Premium, se queda en el 10% de porcentaje de ventas de vehículos privados en 2015.

Cifras clave:

  • Para el 88% de conductores chinos, el diseño es un importante criterio de compra
  • El 82% de los encuestados declara que la imagen del coche es un importante criterio
  • Para el 94%, los coches son un símbolo de modernidad
  • El 85% de los conductores chinos dicen estar emocionados con los coches actuales
  • El 93% declara que no estaría preparado para gastar mucho dinero en un coche bonito
  • El “Dieselgateno afectará a la futura elección de marca de coche para el 63% de los conductores en China

Qué piensan los conductores chinos de sus automóviles

Compartir este artículo

El 44% de los europeos compra y vende productos a un particular de forma ocasional

La generalización de internet como plataforma de compra ha hecho que la economía colaborativa, o compartida, esté creciendo. Una actitud de consumo en la que la confianza juega un papel esencial. El Observatorio Cetelem, en su estudio Consumo Europa 2017, ha realizado su análisis en los quince países estudiados.

Así, de todas las prácticas de economía colaborativa, la más extendida es la compra y venta de productos entre particulares, que obtiene el 44% de respuestas de los europeos. Es España el país donde más se da de forma regular u ocasional (el porcentaje alcanza el 59%), seguida de Alemania (con el 50%) y un triple empate de Francia, Italia y Austria (con el 49%).

compra venta entre particulares. Consumo Europa 2017

¿Confían los europeos en esta práctica colaborativa?

Y la respuesta es que sí. Por lo menos el 59% de los europeos. Los consumidores de Francia y Reino Unido son los más confiados (obtienen un porcentaje del 67%), seguidos de Dinamarca (con el 66%).

De nuevo encontramos a España entre los países que más confían en la compraventa entre particulares, con el 63% de respuestas, empatado con Rumanía.

 

Compartir este artículo

El 78% de los europeos hacen de la calidad el primer criterio de elección de una marca

Ofrecer productos y servicios de calidad es la primera condición que una marca debe reunir para generar confianza en el consumidor. Así lo opina el 78% de los consumidores europeos encuestados por el Observatorio Cetelem para elaborar el informe Consumo Europa 2017. De hecho, para los consumidores de los 15 países analizados, el criterio de la calidad también ocupa el primer puesto.

En la pregunta “¿para que una marca sea de su confianza, qué condiciones debería reunir …?” se queda, en segundo lugar, tener buena imagen o reputación, que obtenía el 55% de las afirmaciones globales de los europeos. De todos los consumidores, los que más importancia le dan son los eslovacos (67%) y británicos (66%).

Y como cierre del top 3, con el 52% de las afirmaciones, es haberla probado. Sobre todo, son los húngaros los que mayor importancia le dan (con el 74%) y los checos (el 63%).

Si analizamos los porcentajes específicos de España la calidad se lleva el 81% de las respuestas; la reputación obtiene el 52% y haber probado la marca se lleva el 53% de las respuestas. Esto significa que en el caso de nuestro país probar una marca tiene más importancia que la buena imagen o la reputación de la marca a la hora de decidirse por comprar un producto y otro.

Además, ser ético o responsable se queda en cuarta posición, con el 40% de las respuestas; la recomendación (“el boca a boca” o los medios) obtiene el 15%; el diseño del producto, la estética se lleva el 9% de las respuestas; la publicidad obtiene el 7% y la profesionalidad de los vendedores se queda en último lugar, con el 7%.

criterios por los que los consumidores se deciden por una marca u otra

Compartir este artículo

“No poder gastar dinero”, la principal razón por la que los consumidores europeos deciden no hacer una compra

Desde hace unos años, el Observatorio Cetelem viene analizando el comportamiento del consumo de los europeos y en los últimos tiempos ha estado muy influido por la crisis. La evolución en el consumo también tiene que ver con la confianza, base del informe Consumo Europa 2017, y aquí el sentimiento generalizado de los europeos es incertidumbre.

A pesar de que el crecimiento económico a los países europeos analizados es lento pero seguro la inquietud que dicen sentir los europeos se nota en su presupuesto. De hecho, para el 59% de los encuestados la falta de medios es la principal responsable de frenar la realización de más gastos. En segundo lugar “ahorrar por si ocurren imprevistos” es la segunda razón esgrimida como impedimento para comprar, que se lleva el 45% de las respuestas de la encuesta, y “no confiar en el futuro” cierra este pódium de freno al gasto, con el 34%.

¿Y qué piensan los consumidores españoles? Un 53% atribuyen al gasto la principal razón que le impide principalmente comprar; un 45% ha optado por ahorrar por si ocurre imprevistos; un 38% ha declarado no confiar en el futuro y para el 34% es el temor a perder el trabajo.

Qué impide comprar a los consumidores en Europa

De los análisis realizados por el Observatorio Cetelem se ve un “sí” al consumo, pero no de cualquier forma. Preguntados sobre la compra, el 90% de europeos responde que compara precios cada vez más. El país que más lo hace es Portugal, con el 97%, en segundo lugar, hay un empate, con 93%, entre Alemania, República Checa, Eslovaquia y Austria; y en tercer lugar se sitúa Rumanía con el 92%. En lo que respecta a España, un 90% de consumidores españoles declaran comparar más los precios.

Se lo piensan más y dudan si comprar, o no

Por su parte, el 79% de europeos hacen un presupuesto inicial. Son los consumidores españoles los que más lo hacen, con el 91%. En segundo lugar, los austriacos, con el 90%; y en tercer lugar se quedan Alemania, República Checa y Rumanía, con el 89%.

¿Compro? ¿No compro? ¿Compro? ¿No compro? Casi casi como se deshoja una margarita los europeos se lo piensan más antes de comprar. Así lo demuestra el 85% de las respuestas dadas por los consumidores encuestados en el viejo continente. Eslovacos y portugueses están en el top, con el 91% de respuestas en este sentido; en segundo lugar, están los rumanos, con el 90%; y, en tercer lugar, se sitúan los italianos, con el 89%. Por su parte, un 87% de los consumidores en España afirman pensárselo antes de comprar.

La media europea se sitúa en el 79% de respuestas en cuanto a dudar antes de comprar se refiere. En segundo lugar. Igual que en comparar precios es Portugal quien también duda más y lo afirma así el 89% de sus consumidores, y después españoles y checos, empatados con el 88%.

¿Los europeos hacen uso de las facilidades de pago? El 38% de los consumidores encuestados en Europa sí las usan. En mayor medida en España, con el 53% de respuestas; seguidos de los rumanos, con el 52%; italianos, con el 48%; y polacos, con el 44%.

La media más baja de los parámetros que nos referimos en este post es el 31% de los consumidores europeos que compran con más frecuencia, mismo porcentaje que se alcanza en España. Por su parte, los franceses son los que se alzan hasta el primer puesto, con el 74%; seguidos por los belgas, con el 50% y los húngaros, con el 37%.

Compartir este artículo

Lento pero seguro, así ha vuelto el crecimiento económico a los países europeos analizados por el Observatorio Cetelem

El Observatorio Cetelem ha vuelto a poner su atención en los consumidores europeos en su nuevo informe Consumo Europa 2017. En él, entre otros muchos aspectos se analiza la marcha económica de los 15 países analizados y la perspectiva que tiene su población, tema en el que nos centremos ahora. Porque de este aspecto económico depende el consumo, como vamos a ver en diferentes post que redactaremos sobre este informe.

¿Cómo están los quince países europeos, y sus consumidores, en los que se centra el estudio? El Observatorio lo resume así: el estado de ánimo de los europeos, en lo más alto desde hace 10 años; la tasa de crecimiento es positiva desde hace unos meses, y el crecimiento ha regresado, lentamente pero seguro. Lo vemos con más detenimiento.

En cuanto a evolución del Producto Interior Bruto se refiere, Rumanía está en lo más alto con un 5,2 en 2016 (el año anterior fue del 3,7); en segundo lugar, Eslovaquia con un 3,4 (en 2015 fue del 3,7) y cerrando el top 3 encontramos a España, con el 3,2 (igual que el año anterior). En el lado opuesto se quedan Portugal, con el 0,9 e Italia, con el 0,7, mientras que la media europea está en 1,8 en 2016, con un valor menor que el año anterior, que fue del 2,2.

Las previsiones de próximos años para la media europea se sitúan en el 1,7 para 2017 y 1,8 para 2018, lo que supone una ligera ralentización. En lo que respecta a España, los valores se quedan en el 2,3 para este año y en 2,1 para 2018.

Evolución del PIB en Europa 2015-2018

El informe también analiza la evolución de la tasa de paro. Así, la media europea de 2015 se situó en 9,4. La estimación de 2016 se quedó en el 8,6 y las previsiones para este 2017 son de 8,3 y de un 7,9 para 2018. En cuanto a España se refiere, las cifras son del 22,1 en 2015; de 19,7 en 2016; del 18 en 2017 y del 16,5 en 2018.

Evolución tasa del paro en Europa 2015-2018

 

Compartir este artículo

Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017

“Claves de la confianza del consumidor”

DESCARGAR INFORME

DESCARGAR INFOGRAFÍA

Cetelem publica hoy su nuevo informe sobre consumo en Europa, el Observatorio Cetelem de Consumo en Europa 2017, ya a disposición de todos. Este estudio se ha elaborado a partir de las encuestas a 12.200 consumidores de 15 países en nuestro continente (800 encuestas a españoles) sobre el modo en que entienden la situación actual y futura de sus respectivos países, su intención de ahorrar o consumir o la forma en que se relacionan con las marcas que compran.

Entre otras conclusiones del informe, sabemos que los consumidores creen que las cosas mejoran, estando su estado de ánimo en este sentido en el punto más alto registrado en los últimos 10 años; también que los españoles están más preocupados que la media europea en relación al futuro de nuestro país o que casi la mitad de los encuestados tiene “total” o “bastante” confianza en las marcas en general.

Ya puedes consultar el informe y la infografía.

Si lo consideras interesante, no dudes en compartir el contenido.

Para cualquier consulta que quieras hacer puedes contactarnos por email o a través de Twitter (@Obs_Cetelem_ES)

Compartir este artículo

“Claves de la confianza del consumidor” [INFOGRAFÍA]

Cetelem presenta hoy su estudio 2017 sobre consumo en Europa. Hemos realizado más de 12.200 encuestas en 15 países para entender cuáles son las preocupaciones de los consumidores, su vinculación a las marcas que consumen o sus estados de ánimo en relación a las situaciones actual y futura de sus respectivos países.

En esta infografía resumimos las principales conclusiones del estudio. ¡Si es de tu interés no olvides compartirlo!

Compartir este artículo

El sector del automóvil está sujeto a una regulación cada vez más estricta

Si en anteriores post hacíamos mención que las ventas de automóviles marchaban a buen ritmo a nivel mundial, salvo con alguna excepción que dependía de la situación social y económica de los países analizados por el Observatorio Cetelem, ahora nos vamos a centrar en un factor que supone, o puede suponer, un freno. Esto es, una regulación cada vez más estricta.

Según el estudio Auto 2017, la presión no sólo económica, se junta con una presión normativa menos visible pero fuerte sobre el sector del automóvil en cuanto a seguridad, prevención y toma de conciencia social se refiere. ¿De qué estamos hablando?

A pesar de los avances en cuanto a seguridad y las bajas estadísticas de mortalidad en la carretera (comparados con periodos anteriores), los costes humanos de los accidentes en coche son cada vez menos tolerados por la población. Además, estamos inmersos en una sociedad para la que los momentos de ocio-placer y los de trabajo-productividad son importantes, por lo que es difícil aceptar la congestión en las carreteras y las horas perdidas en las caravanas.

Y a la siniestralidad y pérdida de tiempo en los desplazamientos se junta además una mayor concienciación sobre el cambio climático y la contaminación atmosférica, por lo que hay un gran número de personas que señalan al coche como la principal fuente de emisiones nocivas en las ciudades.

El sector del automóvil está sujeto a una regulación cada vez más estricta

Coches en las ciudades sí, coches en las ciudades no

La importancia de estos factores está abriendo un dilema en las autoridades pública. Por una parte, en muchos países no se puede ignorar la importancia económica de un sector que emplea a millones de personas. Y es por este motivo por lo que se ofrecen programas de inversión estatal, subvenciones, planes u otras ventajas fiscales que sostienen el sector automovilístico cuando se encuentra en dificultad. Pero, por otro lado, tampoco se puede ignorar cuestiones como el cambio climático que hace que, a menudo, se tomen medidas a nivel local para restringir el uso del automóvil.

Un ejemplo de estas medidas las podemos encontrar en China, donde cada vez son más numerosas las ciudades importantes que están poniendo límites en las ventas de automóviles nuevos mediante el establecimiento de cuotas. Es el caso de Shanghái donde se subastan 100.000 matrículas cada año. Un número que hace que los precios puedan subir tanto que se conviertan en disuasorios. Sin embargo, también hay una manera de evitarlo si se compra un vehículo eléctrico. Por su parte, en Tokio no es posible comprar un coche si no se tiene una plaza de aparcamiento.

Además, los vehículos diésel también están teniendo problemas en la mayoría de las grandes ciudades europeas y chinas con las zonas de baja emisión existentes. En este sentido, el informe destaca a París cuyas autoridades están planeando prohibir, en 2020, este tipo de vehículos.

En otros países se intenta limitar la circulación de coches con la circulación alterna. A modo de ejemplo, en China y en Brasil se ha instaurado según los días de la semana, o en las horas punta, en función de la matrícula. Una medida que ya conocemos en España, recordamos el caso de Madrid cuando los niveles de contaminación son muy elevados.

Más ejemplos de presión sobre el sector automovilístico, y también en el bolsillo de los ciudadanos, son los peajes urbanos existentes en Londres, Milán, y seguramente un día en Beijing y en San Francisco. Su objetivo es la regulación del tráfico y generar medios para financiar el mantenimiento de las infraestructuras. Y también afectan económicamente a los conductores las vías exprés urbanas, que se pueden encontrar en Tokio y en varias ciudades norteamericanas. En ellas se paga, a menos que viajen dos o tres ocupantes en el vehículo.

Compartir este artículo

En Reino Unido se sienten atraídos por sus marcas Premium

Los británicos dan una nota de 6,3 a su apego por su coche y es de las más bajas con respecto a la puntuación que dan el resto de los conductores de la quincena de países estudiados por el Observatorio Cetelem, cuya media se sitúa en un 6,9. De hecho, se queda en el puesto 14. Lo cierto es que tampoco tienen mucho apego a su móvil porque lo puntúan con un 5,8 (sobre 10) y con esa nota se quedan en el último puesto de los países analizados.

En el informe Auto 2017 también se refleja que los conductores de Reino Unido consideran a su vehículo como un medio más de transporte entre otros (lo piensa así el 95%), pero se mantiene como sinónimo de ocio. Lo más llamativo es que los británicos se sienten atraídos por sus marcas Premium.

De la percepción general que sobre los coches tienen los británicos destaca que el 88% de los conductores tiene una imagen positiva de los automóviles (se queda en el puesto 11 del ranking de países, siendo la media del 90%), al 75% le gusta conducir (la media es del 84% y Reino Unido se coloca en el puesto 13).

En Reino Unido se sienten atraídos por sus marcas Premium

Coches comprados 

¿Qué tipo de coches han comprado los británicos en 2015 (último año del que se tienen cifras completas)? Del total de ventas de vehículos ligeros ese año, un 24% fueron SUVs (la media está en 29% y se queda en el puesto número 5). Con respecto a las ventas de vehículos privados, un 27% corresponde a marcas Premium (la media está en el 12% y se queda Reino Unido en el número 2) y el 2% son híbridos (la media está en un 3%) y ocupa el 5º puesto.

Más datos sobre los conductores británicos:

-Para el 84%, el diseño es un criterio de compra importante

-Para el 51%, el “Dieselgateno afectará a su futura elección

-Para el 80%, los coches son una fuente de placer

– El 35% dice estar emocionados con los coches de hoy en día

Compartir este artículo