República Checa, renovado optimismo teñido de cautela

República Checa, renovado optimismo teñido de cautela

La nota que los checos dan a la situación de su país es de 5,3 y a su situación personal un 5,4. Buenas calificaciones que superan a la media europea en cuanto a nota global se refiere, que se sitúan en un 4,9, y se queda una décima por debajo solamente en cuanto a nota personal de media, que está en el 5,5. Son algunas de las conclusiones que se pueden ver en el informe Consumo Europa 2017 realizado por el Observatorio Cetelem.

De este estudio se desprende que el estado de ánimo de los consumidores en República Checa ha mejorado gracias a los buenos resultados económicos de este año. De hecho, les da cierto grado de esperanza para el futuro y hace que el bienestar sea importante para ellos.

Además del aumento de sus ingresos, las prioridades de la población se centran en la seguridad, a la que dan un 44% frente al 39% de la media europea, y en especial a la situación migratoria en su país, que obtiene el 35% frente al 24% de media.

Confianza también muestran en las personas cercanas (92% en este 2017, que sube con respecto a 2016 cuando el porcentaje era del 87%) y también confían en las páginas web (66% este año frente al 60% del año anterior)

Marcas

Como resultado del aumento del poder adquisitivo, los checos expresan tener una gran confianza en las marcas, con el 51% de las respuestas (frente al 46% de media), pero no actúan como incitadores a la compra.

Compartir este artículo

Los consumidores españoles valoran enormemente la naturaleza táctil de las compras offline

El 80% de los consumidores consultados por Mood Media en España citan “la posibilidad de tocar, sentir y probar el producto” como su principal motivo para comprar en la tienda física. Es uno de los resultados que se resaltan del estudio “El estado de la tienda física: 2017” realizado con las respuestas de 11.000 consumidores de Australia, China, Francia, Alemania, Holanda, Rusia, Reino Unido, Estados Unidos y España. De todos los países, son China y el Reino Unido los que más valoran esta estimulación sensorial, con más de 8 de cada 10 encuestados.

Y ¿cuáles son los inconvenientes de las compras en tienda? En especial, y según lo que opina el 66% de los españoles encuestados es hacer cola. De hecho, es el aspecto que los consumidores consideran más frustrante. No solo los españoles piensan así, también el resto de los encuestados de los otros ocho países analizados.

En segundo lugar, encontrar un ambiente abarrotado y un ritmo frenético dentro del punto de venta frustra al 61% de los españoles. Porcentaje bastante superior a la media del resto de los consumidores estudiados, que se queda en el 47%.

Los consumidores españoles valoran enormemente la naturaleza táctil de las compras offline

¿Qué puede hacer que el tiempo de espera comprando en las tiendas sea menos frustrante? La música, por lo menos así lo piensa el 84% de consumidores encuestados. Menos frustrante y además hace que la experiencia de compra sea más agradable.

Según Valentina Candeloro, Marketing Director International de Mood Media, “la naturaleza tangible y táctil de la tienda física todavía se percibe como una gran ventaja, puesto que satisface el deseo de una gratificación instantánea. Además, ir de compras como forma de ocio sigue siendo importante para la mayoría de gente en todo el mundo”.

Candeloro también resalta que “los consumidores, en especial, los jóvenes, no están solo comprando un producto en la tienda; están comprando una experiencia. Y sus expectativas de cara a obtener una experiencia que conecte con ellos a nivel emocional son altas. Los negocios que proporcionan una experiencia de cliente de nivel obtienen más repeticiones en las visitas, un mayor número de repeticiones y mayores tiempos de permanencia dentro de sus puntos de venta”.

Compartir este artículo

En Polonia la confianza en la marca es un activador de la compra impulsiva

En post anteriores hemos venido desglosando el informe Consumo Europa que analiza el comportamiento de los consumidores de quince países. Ahora es el turno de Polonia.

De todos los datos obtenidos, el Observatorio Cetelem dice que los polacos parecen sentirse más seguros posiblemente por el crecimiento económico sostenido que se ha vivido en el país. De hecho, si se compara con el año pasado, las puntuaciones que dan a la situación de Polonia en general, que es de un 4,8 (la media está en el 4,9) y la nota que dan a su situación personal que llega al 5,3 (la media es del 5,5) ha mejorado.

Esta seguridad también se refleja en lo que piensan sobre su futuro (el 61% han declarado sentirse bastante seguros, frente al 51% de media) y relativamente optimistas sobre el futuro de sus hijos (50% frente al 39% de media europea).

En Polonia la confianza en la marca es un activador de la compra impulsiva

El bolsillo

Estos datos positivos contrastan con la situación en cuanto consumo se refiere. Así, el deseo de consumir de los polacos parece que se enfría, sobre todo por las dudas sobre la sostenibilidad de su poder adquisitivo (79%, frente al 61% de media). De hecho, entre su lista de prioridades el aumento de sus ingresos está en primer lugar (72% frente al 55% de media). Eso sí, Polonia tiene la mayor proporción de encuestados que han declarado que su poder adquisitivo ha aumentado.

Los polacos han adoptado una actitud bastante consumista por ese crecimiento en su poder adquisitivo. Las marcas tienen en los polacos una confianza elevada (52% frente al 46% de media) y son un activador de la compra impulsiva para el 55% de la población (frente al 51% de media).

 

Compartir este artículo

Los europeos tienen dudas acerca de las instituciones de la sociedad en la que viven

Consumo Europa 2017  del Observatorio Cetelem ha realizado una radiografía de quince países europeos, del sentir de su población sobre su país, su situación personal e instituciones. Y la conclusión es que solamente el 29% de los europeos expresan una opinión positiva sobre la sociedad en la que viven. Además, son muy pocas instituciones públicas las que escapan a la falta de confianza, y de todas ellas los políticos son los menos valorados. Lo vemos con más profundidad.

Los europeos tienen dudas acerca de las instituciones de la sociedad en la que viven

Los encuestados de 50 a 75 años son los que más muestran su pesimismo. En general, son los políticos los más estigmatizados porque únicamente el 11% de los europeos dicen mostrar confianza en ellos. Dinamarca, con el 26%, y Reino Unido, 21%, son los que muestran mayor confianza, mientras que en España el porcentaje baja hasta el 13%.

En cuanto a representantes locales se refieren, el 27% expresa su confianza. Dinamarca y Reino Unido obtienen mayor porcentaje (41 y 39% respectivamente) y España se queda en el 27%; mientras que el 24% de los encuestados muestran confianza en el gobierno. Reino Unido (42%) y Dinamarca (38%) encabezan un ranking en el que España obtiene el 23%.

Por su parte, las grandes instituciones internacionales obtienen mejores resultados, con el 49%, y de nuevo son Dinamarca y Reino Unido los que muestran mayores porcentajes (55 y 49% respectivamente), mientras que España obtiene un 37%. Y junto a las internacionales, las instituciones europeas también inspiran más confianza a los consumidores, con el 32%. Aquí es Bulgaria la que tiene mayor porcentaje, 45%, seguido de Dinamarca, con el 43%. Y un 31% en lo que se refiere a España.

El Observatorio Cetelem también preguntó sobre la confianza en la justicia, que obtiene un 32% de media. Los países top son Dinamarca, con el 72%, y Reino Unido, con el 53%, (España está en 27%). Asimismo, los organismos financieros obtienen la confianza del 30% de los encuestados, con Dinamarca (51%) y Reino Unido (19) a la cabeza y, por su parte, España obtiene el 18%.

Compartir este artículo

En Bulgaria, la tensión económica pesa más que las ganas de consumir

Si en un post anterior hablábamos de un país que consideraba positiva su situación, como es Dinamarca, en este caso nos referiremos a una nación que piensa todo lo contrario, Bulgaria. De hecho, y según el Observatorio Cetelem, de todos los consumidores europeos, los búlgaros son los que se muestran más negativos.

Y los datos, que se pueden consultar en el informe Consumo Europa 2017, así lo dicen. Ejemplo de ello está la nota de 3,1 con la que los ciudadanos búlgaros dan a la situación de su país (la media está en 4,9) y el 4,2 que dan a su situación personal (la media europea sube hasta el 5,5).

Si el presente no es muy positivo, para el futuro los consumidores en Bulgaria muestran su inquietud. Así, el 54% piensa que su situación se va a deteriorar (la media está en el 45%), muestran su temor en cuanto a seguridad del país se refiere (16%, frente al 33% de media) y a situación económica (12%, frente al 27% de media).

En Bulgaria, las tensiones económicas pesan más que las ganas de consumir

Consumo en Bulgaria

El 44% de la población encuestada en Bulgaria considera que su poder adquisitivo está cayendo (la media está en el 37%), las tensiones económicas pesan sobre las ganas de consumir y un 51% muestran confianza en las marcas (la media está en el 46%).

Es precisamente esta confianza la que tiene gran sensibilidad en el acto de la compra; es decir, un 65% compra por impulso (la media está en el 51%), el 67% renuncia a comprar (la media está en el 58%) y el 80% prevé una compra más costosa (la media está en el 67%). Con estos porcentajes, en el estudio se afirma que la confianza que depositan los búlgaros en las etiquetas de calidad da fe de su necesidad de objetividad, incluso en cuanto a consumo se refiere.

Compartir este artículo
Sin categoría

Menos de 1.000 euros netos al mes, el sueldo más habitual en España

El sueldo más frecuente se situó en torno a 16.500 euros brutos. Así lo dice el Instituto Nacional de Estadística (INE) en su última Encuesta Anual de Estructura Salarial, relativa a 2015. ¿Y esto qué significa? Que el sueldo limpio (quitando las retenciones y dividiéndolo entre 12 mensualidades y 2 pagas) no llega a 1.000 euros al mes.

El INE señala que el salario medio se sitúa en 23.106,30 euros y que el salario mediano (el que divide al número de trabajadores en dos partes iguales, los que tienen un salario superior y los que tienen un salario inferior) se queda en 19.466,49 euros. Y ahora la pregunta ¿por qué es más alto el sueldo medio que el habitual y el mediano? Porque figuran muchos más trabajadores en los valores bajos que en los sueldos más elevados.

Menos de 1.000 euros netos al mes, el sueldo más habitual en España

Hombres y mujeres

Diferencias también hay entre el salario medio anual de las mujeres, que fue de 20.051,58 euros, y el de los hombres, que se eleva hasta los 25.992,76 euros. De manera que el sueldo medio anual femenino representó el 77,1% del masculino. Sin embargo, el organismo explica que la diferencia entre la remuneración de hombres y mujeres se reduce si se consideran situaciones similares respecto a variables como ocupación, tipo de jornada o contrato, entre otras.

Si los datos se analizan en cuanto a distribución salarial se refiere, la desigualdad entre sexos es apreciable en el periodo analizado de 2015. A saber: el 18,2% de las mujeres tuvo ingresos salariales menores o iguales que el Salario Mínimo Interprofesional (SMI), frente al 7,4% de los hombres. Si se tienen en cuenta los salarios más elevados, el 9,8% de los hombres presentó unos salarios cinco veces o más superiores al SMI, frente al 5,0% de las mujeres. Y si se analiza la proporción de trabajadores con ganancia baja (es decir, asalariados cuya ganancia hora está por debajo de los 2/3 de la ganancia mediana- que fue del 16,7% -), el 65,5% eran féminas.

Actividad económica

En la encuesta también se analiza salario según la actividad económica. Los que más obtuvieron de salario medio anual fue suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado, con 51.919,72 euros por trabajador de media. Por su parte, en segundo lugar, se sitúan las actividades financieras y de seguros, con 41.547,07 euros. ¿Y la que menos? Hostelería, con 13.977,06 euros, y Actividades administrativas y servicios auxiliares, con 15.948,63 euros.

Ocupación

En lo que se refiere a ocupación, el INE destaca la gran diferencia del salario medio del grupo de directores y gerentes con el resto. El salario de dicho grupo fue un 123,5% superior a la media que traducido monetariamente fue de 51.645,86 euros de media. Y a ellos le siguen el grupo de otros técnicos y profesionales (36.287,87 euros); el grupo técnicos y profesionales científicos e intelectuales (29.669,62); los técnicos y profesionales de apoyo (28.943,22); los trabajadores de los servicios de protección y seguridad (27.421,15) y los operadores de instalaciones y maquinaria fijas y montadores (23.108,95).

En el lado contrario se sitúa la remuneración de los trabajadores no cualificados en servicios -excepto transportes- (12.700,70); los trabajadores de los servicios de restauración y comercio (14.698,91) y los trabajadores de los servicios de salud y el cuidado de personas (15.494,52).

La encuesta en datos breves. Año 2015:

  • La ganancia media anual por trabajador fue de 23.106,30 euros
  • El salario medio anual de las mujeres fue de 20.051,58 euros
  • El salario medio anual el de los hombres fue de 25.992,76 euros
  • La actividad económica con mayor remuneración anual fue Suministro de energía eléctrica, gas, vapor y aire acondicionado (con 51.919,72 euros)
  • Los asalariados de Hostelería tuvieron la remuneración media más baja (13.977,06 euros)
  • Directores y gerentes, el grupo de ocupación con la ganancia media anual más elevada (51.645,86 euros)
  • Trabajadores no cualificados en servicios (excepto transporte) fueron los menos remunerados, con 12.700,70 euros
  • El salario medio anual a tiempo completo fue de 27.039,01 euros
  • El salario medio a tiempo parcial fue de 10.065,18 euros
  • Los trabajadores con contrato indefinido tuvieron un sueldo medio anual de 24.561,81 euros
  • El sueldo de los trabajadores con contrato de duración determinada fue de 16.422,50 euros
  • El sueldo medio anual de los trabajadores españoles fue de 23.543,48 euros
  • El sueldo medio anual de los trabajadores del Resto del mundo (excluida Europa y América Latina) fue el más bajo, con 14.045,79 euros
  • Comunidades autónomas con los salarios medios anuales más altos: País Vasco (27.571,31 euros anuales por trabajador), Comunidad de Madrid (26.448,04) y Comunidad Foral de Navarra (24.863,98)
  • Comunidades autónomas con los salarios medios anuales más bajos: Extremadura (19.564,49 euros), Canarias (19.856,61) y Galicia (20.624,55)
Compartir este artículo
Observatorio Cetelem de Consumo en Europa

Dinamarca, el país donde reina la confianza

Los consumidores daneses se desmarcan del resto de los europeos en cuanto a percepción positiva de la situación de su país, además de la personal, se refiere y a ambas le dan una nota de 6,3 (muy superiores a la media). Es la conclusión que del análisis de Dinamarca se puede ver en el informe Consumo Europa del Observatorio Cetelem.

Además, el 49% de los daneses creen que su situación personal continuará mejorando (la media europea se sitúa en el 32%) y el 71% tiene confianza en el futuro de sus hijos.

Confianza también tienen en los compañeros de trabajo (81%), en el sistema de justicia de su país y así lo manifiesta el 72% de los consumidores (la media está en el 32%), confianza en una persona que conocen por primera vez (60%), así como en las grandes empresas (58%) y en su gobierno (38%, frente al 24% de media).

También confianza manifiestan los consumidores daneses en las perspectivas de evolución en la vivienda (60% frente al 43% de media), de la seguridad del país (58% frente al 33% de media) y de la situación económica del país (51% frente al 27%).

La confianza también está detrás del consumo en el sentido de que podría actuar como activador de compra convulsiva (59%, superior al 51% de media) y también como vector de renuncia importante (64% frente al 58%).

En cuanto a consumo colaborativo, los daneses están adaptados al vehículo compartido (43% frente al 24%) y a las compras entre particulares (66% frente al 59%).

Dinamarca, el país donde reina la confianza

Compartir este artículo
Observatorio Cetelem de Consumo en Europa

Los consumidores eslovacos muestran falta de confianza en su país y un consumo muy prudente

Sin muchos cambios. Así se puede resumir la opinión que tienen los consumidores en Eslovaquia sobre la situación de su país y su situación personal según el informe Consumo Europa elaborado por el Observatorio Cetelem que analiza quince países del viejo continente.

En este análisis cabe destacar que es el único país que califica su situación general inferior a la de 2016. Así, la nota global es de 4,3 (la media está en 4,9), mientras que la nota personal es de 5,1 (la media está en 5,1).

Los eslovacos muestran su desconfianza hacia las instituciones: el 9% confía en el sistema de justicia de su país, muy por debajo de la media que está en el 32%; el 11% confía en el gobierno, también inferior a la media que llega al 24%; el 24% muestra su confianza en los sistemas educativos, también más bajo que la media que es del 31%; y el 10% confía en su sistema de salud, también menor que la media, que se sitúa en el 25%.

Estos datos contrastan con la percepción que los consumidores tienen sobre su situación personal. De este modo, el 44% percibe que ha mejorado (la media está en el 32%) y un 26% piensa que su poder adquisitivo ha aumentado (la media se queda en el 18%).

Consumo

De todos los europeos analizados por el Observatorio Cetelem, son los más reflexivos, se toman más tiempo para comprometerse con una compra, analizan los pros y los contras con más rapidez, dicen que les gustaría poder gastar más pero su falta de recursos pesa sobre su deseo de consumir (85% frente al 77% de media europea).

Además, el 70% ha renunciado a una compra por falta de confianza en una marca (la meda está en el 58%).

Los consumidores eslovacos muestran falta de confianza en su país y un consumo muy prudente

Compartir este artículo
Sin categoría

Los clientes emocionalmente conectados con una empresa compran más productos y servicios

Según los investigadores Alan Zorfas y Daniel Leemon (autores junto a Scott Magids de un trabajo sobre la importancia de la gestión emocional en las empresas titulado The New Science of Customer Emotions (que se puede traducir como La Nueva Ciencia de las Emociones de los Clientes) “los clientes emocionalmente conectados con una empresa son el doble de valiosos que los clientes altamente satisfechos”. Compran más productos y servicios, visitan la empresa con más frecuencia, son menos sensibles al precio, prestan más atención a las comunicaciones, siguen los consejos y recomiendan más la empresa a familiares y amigos.

Es por ello que casi el 90% de los responsables de las empresas consideran la fidelización de clientes su máxima prioridad, tal y como recogía la encuesta realizada por KPMG, Now or never: 2016 Global CEO Outlook. Y para lograr este objetivo, las empresas primero deben conseguir el engagement, el compromiso.

Lo dice también  Affinion en su informe El Consumidor Conectado que resalta que las empresas tienen que esforzarse para destacar en un entorno global y altamente competitivo como en el que estamos inmersos y, además, que convencer a los consumidores para que compren su producto principal ya no es suficiente. También incide en que encontrar la combinación correcta entre productos ofertados y canales disponibles en el momento adecuado es el mayor desafío al que se enfrentan las empresas en su búsqueda de engagement y fidelización.

Las conclusiones del informe de Affinion están también muy cercanas a lo que mencionábamos en el primer párrafo sobre los clientes emocionalmente conectados con una empresa que compran más, son menos sensibles al precio, siguen consejos y recomiendan más la empresa a su entorno cercano: “a medida que el consumidor avanza en la recomendación, los elementos afectivos como el placer, la integración, momentos de la verdad y compartir ideas desempeñan una función mucho más importante”. De hecho, la empresa resalta que más de la mitad de los defensores de una marca deciden establecer una relación comercial con la empresa porque sus familiares y amigos ya son clientes.

 

Compartir este artículo

En Turquía el coche es sinónimo de éxito social

A los turcos les gusta conducir. Así lo dice el 95% de los conductores de Turquía encuestados por el Observatorio Cetelem que aúpan a su país al primer puesto del ranking en este aspecto analizado (la media está en el 84%).

En el estudio Auto 2017 también se resalta que el 94% de los turcos tienen normalmente una imagen positiva de los automóviles y que dan a su apego al coche una nota del 7,0 (la media es de 6,9), misma puntuación que su apego a los móviles (también superior a la media de la quincena de países analizados, que es de 6,7).

  • Datos importantes:
    • El 94% de los turcos consideran que los coches son una fuente de placer (la media es del 72%)
    • Para el 84%, los coches son una fuente de placer
    • El 76% piensa que la imagen del automóvil es un importante criterio de compra
    • Para el 73% los coches son símbolo de estatus social
    • El 71% declara que no estaría preparado para gastar mucho dinero en un coche bonito

Compartir este artículo