Los españoles por San Valentín prefieren los perfumes, los bombones y el ocio

¿Enamorado o enamorada? ¿Celebraste San Valentín? ¿Qué regalaste?

El Observatorio Cetelem acaba de publicar su último estudio, por el que preguntábamos a los españoles por sus hábitos de consumo en una fecha tan señalada y tan romántica como la que disfrutamos hace unas semanas.

De las respuestas de los encuestados acerca del Día de San Valentín se extrae que los españoles no somos especialmente innovadores cuando se trata de celebrar románticamente: Perfumería, bombones y ocio (cultura y restaurantes) son las opciones más escogidas.

Tampoco hemos sido más generosos con el amor, solo un 5% de los entrevistados afirma haber gastado más dinero en estas compras. El 43,6% gastó prácticamente lo mismo que el año pasado y el 36% dice no haber comprado por no tener presupuesto.

En cuanto al canal de compra escogido, no hay sorpresas tampoco. Más de la mitad de los encuestados compró en tienda física (60,2%), estando el canal online en segunda posición sin llegar al 10% de las respuestas (8,6% para ser exactos).

¿Seríamos injustos si dijéramos que la compra en tienda física se debe a las compras de última hora? ¿Creéis que nos hemos acordado de San Valentín en el último momento? ¿Qué decís?

¡Esperamos vuestros comentarios!

El 9% de los encuestados por el Observatorio Cetelem considera comprar un coche nuevo en los próximos 3 meses

El pasado mes de enero, el Observatorio Cetelem en su nueva edición mensual preguntó a los españoles por su intención de compra en relación al mundo del motor.

Las matriculaciones en el sector del automóvil, que terminaron 2013 por primera vez en positivo desde 2010 (+3,3%) apuntan a la recuperación. Así lo demuestran también los datos de intención de compra manifestada por nuestros entrevistados:

El 9% piensa adquirir un coche nuevo hasta el mes de abril. Este dato es muy llamativo, en tanto es superior a la intención de compra manifestada en coche de ocasión y moto, en un 8% y un 7,8% respectivamente.

Estamos hablando de los datos más elevados en intención de compra en motor según el Observatorio Cetelem de los últimos 4 meses.

¿Comprarán tecnología los españoles en los próximos meses?

¿Piensas adquirir en los próximos 3 meses una nueva tablet? ¿un smartphone? ¿algún otro producto tecnológico o de informática?

El 19% de los encuestados en enero para la nueva edición del Observatorio Cetelem (de periodicidad mensual) afirma tener pensado comprar un nuevo smartphone en los próximos meses, lo que supone el dato más elevado en intención de compra de estos productos desde que venimos preguntando en noviembre. En esta categoría el recorrido es más lineal, siendo el producto estrella entre los consumidores.

Algo inferior es la intención de compra de tablets, que no supera el 12% y es inferior a la intención manifestada en vísperas de Navidad (noviembre y diciembre)

Ante la avalancha de novedades en tecnología, y movidos por las rebajas, los españoles vuelven a manifestar el deseo de consumir otros productos tecnología o de informática en los próximos meses, así se ve reflejado en nuestras encuestas, con un repunte en la intención de compra del 18% al 23%.

¿Qué españoles recurren más a comparadores de precios?

El portal comparador de precios Shoppydoo ha publicado recientemente los datos de visitas a su web desde las distintas comunidades autónomas (más de un millón mensuales). Así, podemos saber cuáles son los españoles que más  que más navegan en Internet para comparar productos y servicios. Según lo publicado por Shoppydoo, Andalucía es la comunidad que más búsquedas de este tipo realiza, representando el 20% del total. Los madrileños, en segunda posición con el 13%, y los aragoneses (11%) completan un podio al que sigue Cataluña, con un 10,2%.

Según Michael Leinster, Country Manager del portal, “el uso de los comparadores de precios se debe a que permiten identificar el producto más barato y la tienda online que lo vende, visualizando de forma rápida y sencilla todo aquello en lo que estamos interesados, lo que permite planificar las compras y los gastos”.

Canarias, la Comunidad Valenciana, Castilla y León y Castilla La Mancha, concentran cada una entre el 4% y el 5% de las visitas a la web.

Vía // eCommerce-News.es

“En 5 años el mercado podría estar alrededor de 1,2 millones de vehículos vendidos”, entrevistamos a Enrico Lorenzi, Dir. Gral. Comercial de Opel en España

Entrevista incluida en la edición 2013 del Observatorio Cetelem del Automóvil en España

Enrico Lorenzi – Dir. General Comercial de Opel en España

¿Cómo estaba el sector de la automoción en su opinión a finales de 2007, antes de la crisis económica?

Había mucha expansión, sobre todo en los últimos 10 años, finales del 90 hasta el 2007, una expansión continua que llevó al sector del automóvil hasta una nivel casi de 2 millones de coches vendidos al año, creo que el nivel más alto se alcanzó en 2007 con 1.940.000 coches más o menos, en total, entre turismo y comerciales. Y es verdad que a finales de 2007 se empezaron a ver las primeras señales de una potencial caída del sector, que empezó ocurriendo en el 2008; de hecho bajó el nivel de ventas a 1,4 millones o poco menos, y luego una ulterior caída en el 2009 y 2010 a 1.100.000 más o menos. Y la caída no fue más importante porque el Gobierno puso en marcha un plan que se llamaba Plan 2000 E, que empezó a mitad del 2009 hasta mitad de 2010, y esto ayudó bastante a mantener un nivel mínimo superior al millón de coches. Terminado el Plan 2000 E, caída ulterior hasta los 800-900 y 800.000 del 2012 y 2013. Y aquí es donde estamos, una caída más acentuada en el mercado de vehículos comerciales, donde se ha situado por encima del 70%, un poco menos en turismo, donde se ha mantenido en un 60%.

En lo referente a los canales de información para la compra de un vehículo, ¿en su opinión cree que han cambiado?

Los canales tradicionales mantienen su importancia, es un hecho, y hay un contacto físico entre comprador y el vendedor. Pero es verdad que en los últimos años se ha asistido a un crecimiento de otros canales, sobre todo por Internet. El canal de Internet es muy importante, no sólo como factor de búsqueda, sino como factor de comparación, y el cliente es distinto, es un cliente mucho más exigente.

Nosotros tenemos estadísticas; si un concesionario es capaz de contestar a un cliente en la primera hora en la búsqueda, tiene más del 50% de probabilidad de cerrar el negocio con ese cliente; ya si contesta en la 2ª hora esta probabilidad se queda en el 30%; y si pasa 1 día, prácticamente el cliente está casi perdido, la probabilidad es mínima. Es un mundo que requiere mucha , mucha rapidez, un cambio cultural brutal.

¿Piensa entonces que el cliente que se acerca al concesionario está más informado ahora, por ese trabajo previo de búsqueda de información?

Totalmente de acuerdo. Los consumidores cuando llegan a la concesión, no todos, pero muchos de ellos ya saben muchas cosas, ya han visto más productos, y precisamente uno de los retos actuales y del futuro es que los vendedores estén más preparados en conocer sus propios productos y los de la competencia, para atender a ese cliente más informado. Hace unos años quizás no era tan necesario, pero hoy… hay dos factores fundamentales: la preparación técnica, es decir conocer el producto, y la conexión con el cliente.

En cuanto a las relaciones entre las marcas y las concesiones, ¿existe una ley de distribución para el automóvil, o hay un marco legal en donde se regulen las relaciones entre los fabricantes y los concesionarios? ¿En qué punto está?

Sí, existe una nueva ley de distribución y nosotros hemos cambiado el contrato hace unos meses. De hecho, en el 2011 enviamos una carta de cancelación a toda nuestra red de concesionarios, con un periodo de 24 meses de preaviso, para renovar al término de los 24 meses con otro contrato nuevo que responde a la nueva ley de distribución. Ha cambiado algo en el sentido de que hemos reducido la red de concesionarios, al acordar un nuevo contrato con nuestra red, con lo que ahora vamos de la mano. En ese sentido, no ha habido ningún caso legal aun cancelando una parte de concesionarios, la mayoría de los cuales se han reconvertido en agentes. Realmente viniendo de un mercado con 2 millones de vehículos vendidos, y teniendo una red a nivel de España de unos 3.000 concesionarios para todas las marcas, y el mercado cayendo a 800.000, imagino que cada marca, incluida la nuestra, ha tomado la decisión de reducir poco a poco su red de ventas para encajarla en un mercado nuevo. Yo creo que el nuevo contrato es beneficioso para ambas partes y con todos los concesionarios con los que hemos compartido el contenido del contrato, y firmado el mismo, estamos yendo de la mano de cara al futuro y estamos trabajando conjuntamente, además tenemos una muy buena relación. Tenemos cada trimestre una reunión con ellos para presentar y compartir la estrategia de lanzamiento de nuevos productos en tema de retención de clientes, de servicio al cliente, de ventajas hacia el cliente…

Por otro lado, la competencia entre los diferentes fabricantes es muy fuerte, ¿cree que es positivo, negativo…?

Bueno, sería más fácil con un líder que marcara el camino. Cuando no hay un líder es más complicado, de hecho tenemos 7 marcas entre el 7-9% de cuota del mercado, y otras 3 que estánentre el 5% y el 7%, con lo cual hay 10 marcas que se reparten la gran mayoría del mercado. Hay una competición brutal, cada uno intenta defender su porción del mercado. También hay un gran crecimiento de las marcas coreanas en los últimos años Kia y Hyundai sobre todo, que han crecido muchísimo gracias a una política de producto muy acertada y a una política de precios muy agresiva. Esto reduce aún más el mercado para las marcas tradicionales como las francesas, Opel, Ford, VW… Hay mucha competencia.

¿Y cuáles cree que son las expectativas en cuanto a los fabricantes españoles, cómo va a ir el balance entre importaciones y exportaciones de vehículos?

En España hay una capacidad instalada para producir 3 millones de coches: es mucho. Potencialmente España puede ser uno de los grandes productores a nivel mundial, todavía está en la posición undécima, pero podría mejorarse esta posición; actualmente se producen, de hecho, 2,2 millones de coches. Tanto los trabajadores como sus representantes, los sindicatos han sido capaces de darse cuenta de la situación competitiva a nivel global y ajustar sus propias peticiones a ese mercado real, y así ser más competitivos, porque ahora la composición es global. Es un tema de competitividad y creo que un poco todas las fábricas españolas han sido capaces de afrontar la realidad desde una perspectiva de humildad, y entender lo que estaba ocurriendo a nivel de mercado laboral e ir adelante y asegurarse el futuro de los próximos 10-15 años. Luego, las exportaciones pesan yo creo que cerca de un 90% del total de la producción: el mercado español tendría que tener más importancia. Esto es, está muy bien exportar, para la balanza comercial con el exterior, pero de hecho tendría que ser más equilibrado, un 70%-30%, como era hace unos años.  

Dentro de cinco años, ¿Cómo vamos a estar? ¿Hasta qué número de unidades cree que vamos a llegar?

En 5 años el mercado podría estar alrededor de un 1.100.000 – 1.200.000 vehículos, incluyendo industriales, turismos, y comerciales.

Pero, aunque la situación vaya a mejor, ¿no llegará a los niveles de 2007, no?

Yo creo que nunca volveremos, durante mi vida profesional seguro que no… En un horizonte de 10-15 años no lo veo.

¿Qué van a hacer los fabricantes para incrementar ese número de matriculaciones?

Los fabricantes irán proponiendo paquetes a los consumidores, paquetes que incluyan más equipamiento, más servicio y más relación con el cliente mismo: eso es un poco el futuro de la venta, no sólo el coche, sino todo el conjunto.

¿Qué evolucionará a mejor, la venta de vehículo nuevo o la venta de vehículo de ocasión, de segunda mano?

En este momento está evolucionando mejor la venta de vehículo de segunda mano, es un mercado muy activo, por cuanto el mercado del nuevo está deprimido. Y es un mercado, el de segunda mano, muy importante. Hay países que están mucho más avanzados en ese sentido, mucho más; aquí en España la mayoría de los concesionarios todavía tiene miedo: en lugar de ver el usado como una oportunidad lo ven como una amenaza, y no es así.

¿Qué segmentos son los que van a tener una evolución más positiva?

Lo que hemos visto en los últimos años: el segmento de lo que denominamos SUV (los todoterrenos que parecen todo-terrenos y son todo-caminos). Otro segmento que veo en crecimiento es el segmento de los coches eléctricos, o híbridos más que eléctricos, y un segmento que tiene un potencial y que creo que en los próximos años vamos a ver creciendo, como ha ocurrido en otros países, es el segmento de los coches con GLP, gas licuado del petróleo. 

¿Y los low cost?

Los coches low cost están subiendo por el tema del precio, y vemos crecer aparte de los coreanos a la marca Dacia, por ejemplo. El low cost ha encontrado un nicho de mercado donde no había demanda, y tampoco había una propuesta, o la propuesta era el usado. Ahora el cliente encuentra un vehículo a su propia medida y a su propio precio.

¿Un titular sobre el sector, una idea global de la actual situación?

Yo digo siempre que tenemos que ser optimistas y trabajar con mucha pasión, y eso es un poco en mi opinión el secreto del éxito.

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

“Nunca ha habido un momento tan bueno para adquirir un vehículo como ahora”, entrevistamos a David Barrientos, Director de Comunicación de ANFAC

Entrevista incluida en la edición 2013 del Observatorio Cetelem del Automóvil en España

Ante este periodo de crisis, el sector del automóvil ha sufrido cambios importantes, ¿Percibe que se está construyendo un nuevo modelo?

Sí, estamos ante la oportunidad de relanzar ese nuevo modelo productivo para apoyar la economía española, que se recupere el consumo y la confianza en el consumidor, y volvamos a unos niveles internos de adquisición de vehículos, porque una de las principales magnitudes para ver cómo está la economía española es la compra de vehículos, la compra de bienes duraderos, y el bien duradero por excelencia es el vehículo. Cuando empecemos a atisbar una recuperación del consumo de vehículos, seguramente la recuperación económica esté más cerca, de ahí que medidas como los planes que se han puesto en marcha, – Pive y el Plan Pima Aire- , aparte de sostener el mercado, provocan unos efectos colaterales muy importantes no solo a la economía española sino también a la sociedad. El automóvil tiene un efecto multiplicador, porque cuando alguien compra un coche compra seguros, financiación, componentes, etc.; esto deriva en una generación en la actividad económica de un valor por encima de los 4.000 millones de € para la economía española y una recaudación fiscal por encima de los 150.000 Millones €. Esta actividad está generando un mayor tráfico en concesionarios, la gente vuelve a los concesionarios, todavía no en la magnitud que nos gustaría. La recuperación todavía no ha llegado pero está más cerca.

David Barrientos, Director de Comunicación de ANFAC

¿Cómo definiría las políticas comerciales que se llevaban a cabo entonces, estábamos en un entorno muy agresivo?

Bueno, en cuanto a los precios, la evolución ha sido francamente significativa en el mercado español, nunca ha habido tan buen momento para adquirir un vehículo como lo es ahora.

¿Cómo estaba el precio en 2007?

Adquirir un vehículo hoy cuesta aproximadamente un 15% menos con respecto a 2007, y además equipado con el doble de tecnología, tanto de seguridad como medioambiental. Por ejemplo, adquirir hoy un vehículo que costase 17.000€ hace 5 años, costaría hoy 14.000€ En cuanto a las redes comerciales, en un contexto en el que existía mayor fluidez del tráfico y predisposición a la compra, resultaba menos difícil vender vehículos. Hoy sin embargo, hay que hacer un esfuerzo para vender esos vehículos, y concesionarios y redes comerciales están aprendiendo de esa situación, focalizando en la formación de los empleados porque la venta hoy es mucho más complicada que hace 5 años.

La situación ha afectado a las ventas de vehículos y por tanto a los propios puntos de venta…

Así es, y evidentemente la dimensión de la red de concesionarios se ha reducido por el efecto de la crisis. Se ha dado una nueva situación donde el consumo ha caído en picado, y la red comercial se ha tenido que ajustar.

Esta nueva forma de consumo, se traduce en que un cliente, a la hora de comprar un coche, ¿tiene más en cuenta lo racional sobre lo emocional?

Creo que la decisión del consumidor en cuanto a la compra del vehículo sigue siendo fundamentalmente emocional, pero ha habido otras magnitudes que han tomado mayor peso en la escala de prioridades. El factor precio en una época de crisis influye mucho, pero los elementos de seguridad cada vez influyen más; cuando alguien compra un coche también piensa que para llevar a su familia, cuanto más seguridad lleve el vehículo mejor, y los aspectos medioambientales también van ganando terreno. Pero creo que la compra del coche todavía sigue teniendo parte emocional porque a la gente le gusta ir al concesionario, probar el coche, etc.

A la hora de comprar un coche, ¿cuáles son los canales informativos que utilizan los consumidores, los tradicionales o nuevas tecnologías: internet, redes sociales, etc.?

El peso de internet para la búsqueda de información cada vez es mayor. El consumidor que va al concesionario quizá ya no va tanto en busca de información, sino para tener una opinión que le ayude a tomar su decisión. El comprador que acude hoy al concesionario es un cliente mucho más informado, de ahí que la formación de las personas que trabajan en los concesionarios para vender se tenga que reforzar.

Abordando el tema de las ayudas al sector, que tienen un impacto muy positivo ¿Considera que otros sectores pueden sentirse agraviados por no contar con este tipo de ayudas del gobierno?

Quizá, pero hay que preguntarse por qué el automóvil, y es por el efecto multiplicador que tiene; capaz de generar más de 4.000 millones de euros, un sector que impacta directamente en otros 12 áreas de actividad, una recaudación de más 1.500 millones de € para la Hacienda Pública, y además permite seguir atrayendo inversión al país. Estas iniciativas tienen un efecto de visibilidad internacional muy importante, somos un país fabricante de vehículos y están decidiendo adjudicar nuevos modelos y carga de trabajo, es decir, creación de empleo. No en vano, el sector del automóvil ha creado en el primer semestre – en las fábricas de automóviles- 2.400 empleos. Creo que se debe apostar por unos sectores que pueden aportar más a la economía española y a la sociedad en general.

Hemos comentado que es un sector muy competitivo, ¿cómo analiza la incipiente presencia de marcas asiáticas en el sector de la automoción?

Desde el punto de vista de producto no hay tanta presencia de marcas nuevas chinas, desde el punto de vista de capital es verdad que hay algunas empresas que están invirtiendo o adquiriendo paquetes accionariales de otras compañías para introducirse en Europa. Particularmente, no estoy viendo en el mercado español y en el mercado europeo una proliferación de marcas o productos chinos o indios; por qué, porque las exigencias medioambientales y de seguridad que se marcan en la UE son de las más altas del mundo. Creo que el consumidor español y europeo sigue decantándose por coches europeos.

¿Cómo se plantea el sector de la distribución las nuevas políticas comerciales, la búsqueda de nuevos clientes, etc.?

Creo que la red comercial irá evolucionando hacia una mayor cercanía al cliente, una mayor formación en venta; en entornos de crisis la sociedad cambia, quiere y demanda otra serie de cosas, y las redes comerciales tendrán que adaptarse a esas nuevas necesidades de la sociedad del siglo XXI.

Para finalizar, en ese futuro, ¿qué tendrá mejor cabida el vehículo nuevo o el de ocasión?

Creo que será un mix. El vehículo nuevo tendrá un papel con mayor presencia que ahora con respecto al de ocasión, pero creo que el vehículo de ocasión jugará también su papel. A todos nos interesa que haya un mercado de segunda mano dinámico, un mercado importante de vehículos de menos de 5 años, porque lo contrario supondría una antigüedad del parque que no es buena. El vehículo nuevo irá ganando presencia a medida que vaya habiendo una recuperación económica, y el de ocasión jugará también un papel muy importante sobre todo en ese tramo de uno a tres, o de uno a cinco años.

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

Los turistas españoles en los últimos 12 meses se gastaron 900€ de media

Según datos del Banco de España, los ingresos por turismo en el primer semestre del año 2013 casi alcanzaron los 20.000 millones de €. El récord de llegadas de visitantes internacionales lleva todo el año proporcionando una inyección millonaria a la economía española. Pero, ¿y el turismo de los españoles?

En la última edición del Observatorio Cetelem de la Distribución en España hemos preguntando a los consumidores de nuestro país acerca del gasto realizado en el sector del turismo y los viajes. A diferencia del número de turistas extranjeros y el gasto que han hecho en nuestro país, el turismo de los españoles sigue “en punto muerto”.

Los datos publicados por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo correspondientes al primer cuatrimestre del año 2013 ya mostraron un descenso en el número de viajes realizados por los españoles del 12,6%. Según las respuestas dadas por los consumidores al Observatorio Cetelem, solo un 40% ha contratado algún viaje en los últimos 12 meses. De los que casi el 45% lo hizo a través de alguna web comparada de precios, por unas razones que tienen muy claras: el precio, la variedad de productos y rapidez y comodidad en la contratación del servicio.

Otros datos relevantes:

– El gasto medio por turista español asciende a 900€

– El 87% de los viajes fueron de placer y ocio

– El gasto quedó repartido de la siguiente forma: Comidas (22%), Trayecto (32%) y Alojamiento (38%)

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

“Creo que no vamos a volver a ver en años los niveles de venta [en auto] anteriores a la crisis”, entrevista a Jauma Roura, Presidente de Faconauto

Entrevista incluida en la edición 2013 del Observatorio Cetelem del Automóvil en España

La situación actual del mercado en cuanto al volumen del mercado y los antecedentes del comienzo del periodo de la crisis están claros, por lo que vamos a comenzar la entrevista por aspectos claves en el mercado actual como los aspectos que motivan la compra actual.

Actualmente dada la situación de crisis económica que sufre nuestro país, ¿Qué aspectos piensa que son determinantes para un consumidor a la hora de comprar un coche?

En la situación actual, tenemos lo que denominamos el producto Premium, el más generalista, el que realmente aporta volumen al mercado. El generalista es el cliente que hoy está más castigado por el paro y su situación económica es precaria y esto hace que la ilusión, el disfrute de tener un vehículo se ha tenido que adaptar a sus posibilidades. Al cliente no le gusta renunciar a nada, se tiene que ajustar a unas condiciones; esto quiere decir que debe buscar precio, no es totalmente vital pero muy importante.

¿Podríamos deducir entonces que la compra de un vehículo era antes más emocional y ahora más racional?

Sí, podría ser una definición.

En línea con los cambios del consumidor actual, ¿cuáles cree que son los canales informativos que utilizan estos consumidores, los tradicionales o las nuevas tecnologías como Internet, redes sociales, etc.?

No podemos dar la espalda a las nuevas tecnologías, el mundo está entrando en un cambio tecnológico importante, aunque hoy por hoy al cliente le gusta la información bis a bis, tocar el producto, probarlo, etc. Digamos que el camino tecnológico les sirve como primer punto de información, pero luego tiene que formalizar la compra in situ. Comprobar que la información que ha encontrado está acorde con lo que él quiere. A largo plazo, con las nuevas generaciones, las nuevas tecnologías tomarán más peso.

¿Qué opinión tiene sobre los planes para incentivar la adquisición de un vehículo (RENOVE, PIVE, etc.), cree que son beneficiosos?

Creo que son necesarios porque el sector del motor constituye una gran aportación al PIB de nuestro país, y por lo tanto casi decir que es el principal motor de la economía, por tanto el Gobierno tiene que ser sensible con este sector, mantenerlo vivo y que no caiga el mercado más de lo que ya ha caído. Considero que la ayuda oficial, el apoyo del Gobierno, es lo que más motiva al cliente a aprovechar la oportunidad de cambiar un vehículo antiguo. Este cambio también interesa por motivos de preservación del medio ambiente.

No obstante, se trata de una ayuda con unos fondos limitados, ¿hay previsión de prorrogar esta iniciativa?

En estos momentos no se puede permitir que esta iniciativa desaparezca, aunque en el sector también entendemos que no se puede mantener de por vida, pero desgraciadamente los tiempos han cambiado y creemos que ahora hay que motivar e ilusionar, y hay que facilitar el cambio.

Con respecto al marco que regula las relaciones entre fabricantes y distribuidores, ¿qué opina al respecto, son sectores muy encontrados?

Todos conocemos la enmienda 16 que se aprobó en el Congreso de Diputados. Aquí hubo una mala valoración del objetivo que pretendíamos: la distribución del automóvil en España, esto provocó que esta ley, sobre todo los fabricantes, se la tomaran como una acción en contra ellos. Nosotros ni queríamos devolver los coches a los 6 meses, ni queríamos, en caso de cierre, indemnizaciones millonarias. Lo que pretendemos es que haya una ley reguladora que marque un camino entre la distribución y los fabricantes, porque nos necesitamos todos. El fabricante fabrica para vender no para estocar y si tiene que estocar el concesionario, flaco favor estamos haciendo a la fabricación. Tenemos que actuar como socios, hay que buscar la manera de dar la cobertura que requiere cada mercado, en este caso el español, y equilibrar los objetivos. Creo que en estos momentos la ley está aparcada y lo que se necesita es sentido común por las dos partes y buscar una ley que regule el que las pymes concesionarias sean realmente unos negocios rentables. Se trata de una relación conjunta, bien orquestada y que cada uno haga su papel y tenga una empresa que rinda y que mantenga puestos de trabajo.

Teniendo en cuenta el momento actual de crisis, la financiación como elemento clave en el sector de la distribución del automóvil, ¿podría decirse que las operaciones de financiación se han visto afectadas?

El mercado del automóvil ha caído alrededor de un 65%, y por lo tanto, si del mercado anterior a la crisis prácticamente se financiaba un 90% de las ventas, las operaciones de financiación deben haber caído en la misma proporción.

Alrededor del 80% de las operaciones de compra de un vehículo nuevo conlleva además la financiación, ¿qué valor aporta a los clientes la financiación? ¿Dónde se ha podido resentir más en las financieras de marca o en financieras privadas?

La financiación es totalmente necesaria. No tengo cifras exactas, pero sí que se suman dos factores, las campañas promocionales que se promueven a través de las marcas con la participación de las financieras de marca y también que esto condiciona que en cada marca se canalicen más las operaciones por financiera de marca que por financieras privadas. Por otro lado, la oferta del mercado de la financiación es amplia, el resultado final ya es cuestión de cada financiera. Creo que la desviación de operaciones a las financieras de marca está motivada por el hecho de que las financieras de marca van conjuntamente con la marca a las promociones que se hacen y esto a veces debilita la financiera privada.

¿Se están adaptando las financieras a esta situación de crisis?

Las financieras han reaccionado, en general, dando unas cuotas mensuales acorde con las posibilidades de retorno del cliente, han sido operaciones a largo plazo. «Al tener planes de mantenimiento tan largos se está perdiendo el contacto con el cliente y se está bajando la facturación, por lo que se ha producido un giro total»

¿Considera que el futuro de la financiación será positivo en los próximos años?

El vehículo se está transformando en una herramienta de uso, de servicio y como tal el cliente organiza sus presupuestos familiares para destinar al año una partida de uso de vehículo. Cada año tiene que ir amortizando una partida de sus ingresos para pagar el automóvil, tener una financiación con unas cuotas cómodas, yo creo que es el camino. Por tanto, creo que la financiación es el futuro.

¿Cómo cree que estará la situación en un plazo de cinco años, volveremos a los niveles anteriores a la crisis?

No, en España creo que no vamos a volver a ver en muchos años los niveles anteriores a crisis. El mercado español natural puede estar en 1.200.000 unidades, en proporción a su dimensión de habitantes, su estructura de país. Estamos lejos ya de este 1.700.00 que habíamos llegado, y tenemos unos años por delante para poder llegar a esa cifra de las 1.200.000 unidades. No es un objetivo a corto plazo.

Ante este panorama, ¿hay algún segmento que presente una evolución más positiva? Me refiero principalmente al vehículo eléctrico.

Bueno el vehículo eléctrico es otra tecnología consumible de futuro, es una realidad, pero su evolución es lenta, creo que tendrá más presencia a partir de 2020, hasta ese año el combustible convencional seguirá siendo el petróleo. La energía eléctrica en el automóvil tendrá una evolución muy ralentizada.

¿Qué conclusión podría extraer del sector del automóvil en el mercado español?

Creo que el sector de la automoción en España es muy importante, España se ha transformado en un país fabricante, pero la distribución es también esencial. Considero que tanto en el entorno político como en el financiero se debería un poco más de respeto el sector de la distribución.

A colación de esta reflexión, ¿qué opinión le merece la presencia del mercado asiático en el sector de la automoción, una fortaleza o una amenaza?

La fuerza de los países emergentes es la mano de obra, muy productiva, muy compensada económicamente a otros niveles que podemos tener en Europa y lógicamente esto nos está perjudicando y ellos pueden entrar a competir con precio. Se trata de productos que están evolucionando enormemente, esto nos invita a reflexionar; impulsar o valorar más la responsabilidad en el trabajo, reducir el absentismo laboral.

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

“El renting en España”, entrevistamos a Cecilia Boned, Consejera Delegada de Arval

Entrevista incluida en la edición 2013 del Observatorio Cetelem del Automóvil en España

Cecilia Boned, Consejera Delegada de Arval

¿Cuándo percibe que se inició la crisis en el sector del automóvil y cómo ha evolucionado?

Desde la perspectiva del renting la crisis empezó en 2008 con el hundimiento de los precios de venta de coches usados, el negocio del renting es comprar coches para alquilarlos a los clientes y luego cuando nos los devuelven, los vendemos. La bajada del negocio fue brutal, podría decir que en pocos meses, 1.000 euros por coche. El conjunto de flotas en renting ha ido decreciendo desde 2009 hasta este año, y aún no se ha estabilizado, la previsión es que la flota baje entre un 5 y un 10%. Según nuestros números, me refiero al total del mercado del renting. En 2008 estábamos en 570.000 coches en la flota de renting y este año la estimación sería llegar apenas a unos 400.000.

¿Y cómo diría que es la situación del sector en la actualidad?

Las previsiones para este año es que la flota total del mercado siga bajando, pero vemos un ligero repunte en las compras y sobre todo me quedaría con un dato del Observatorio del Vehículo de Empresa en el que se le pregunta a las empresas que tienen flotas de coches si piensan que van a tener más coches o menos en los próximos 3 años; la mayoría dice que van a tener más coches; de aquí a 3 años tendría que volver a repuntar, aunque no pienso que vayamos a alcanzar la tasa de crecimiento anterior a la crisis.

Siguiendo en el sector del renting, ¿diría que ha cambiado la forma de adquisición, es decir se hacía antes una compra más emocional, con todos los equipamientos extra, y ahora la compra es más racional?

Existen dos mercados, el de empresas muy pequeñas o autónomos, que tiene un carácter más mixto, y el de las empresas grandes donde se realizan la gran mayoría de las operaciones de renting, Se trata de flotas de empresas y estas buscan eficiencia, coches que cumplan con sus necesidades de movilidad, que se adapten al uso de sus comerciales, de sus responsables, de sus flotas técnicas, y de sus circuitos de entrega de mercancías. Desde el punto de vista del renting, tendemos siempre a analizar el coste de un coche no por el coste de la cuota, o sea no por el precio, o el alquiler de cada mes, sino por los extras (consumos, frecuencia de reparación, etc). En cuanto a las operaciones de coches de dirección, de incentivos, las empresas dejan a sus directivos escoger coche, ahí puede entrar una parte emocional, aunque al final la empresa ponga limitaciones en los presupuestos.

Respecto a las ayudas existentes para el sector de la automoción, ¿Qué opinión tiene sobre los planes para incentivar la adquisición de un vehículo (RENOVE, PIVE, etc.), cree que son beneficiosos?

Están hechos para incentivar la venta de coches, siempre es bueno que haya algún estímulo en la economía, aunque también veo que el gran huérfano de estas medidas ha sido el sector del renting. No se ha encontrado la fórmula para que esta ayuda se traslade al usuario de esta fórmula. Es una de las quejas que hemos trasladado, normalmente vía la Asociación Española de Renting, pues pensamos que hay un potencial para incentivar la compra de coches vía renting para pequeñas empresas, autónomos, eventualmente particulares y estimular asi la economía en ese sentido. Una de las ventajas del renting es que cuando un consumidor final compra un coche, la duración media es normalmente entre 7 y 10 años, sin embargo cuando se trata de un agente económico que realiza la operación a través del renting, la duración media se reduce a 4 o 5 años, por lo que la capacidad de renovar la flota que está circulando sobre las carreteras de España es superior con esta fórmula. Es una pena que un sector que está pesando cada vez más en la compra de coches quede excluido de las ayudas. En definitiva, si queremos estimular la compra de coches y favorecer que el parque que circula sobre las carreteras españolas sea más jóven, cuanto más renting haya mucho mejor.

Respecto a los actores dentro del mercado ¿Existe mucha competencia en el sector del renting en nuestro país?

El sector se ha ido concentrando porque históricamente todas las cajas y bancos españoles tenían su compañía de renting. Esto ha ido desapareciendo, y la gestión del renting ya no es una prioridad para estas entidades. Si bien no se privan del producto, porque el objetivo es seguir ofreciéndolo a sus clientes, pero externalizan la gestión. El movimiento de los últimos años ha sido la concentración en manos de empresas europeas, de gran tamaño, y muy especializadas. Creo que el mercado va a acabar dominado por actores internacionales especializados.

Respecto a los nuevas tecnologías, en su opinión ¿tiene cabida en el sector del renting el vehículo eléctrico?

En la mayoría de los casos de vehículos eléctricos que se han gestionado para empresas, podemos decir que en 2012 se hicieron 573 vehículos eléctricos (pero 100% eléctricos, no incluye híbridos). En la modalidad de renting en el total del mercado hubo 638 vehículos eléctricos; de ellos, el 90% (573) fueron en empresa, y de estos el 40% (200), se realizaron en renting.

¿Cuáles cree que son las principales barreras de este tipo de vehículos?

La autonomía limitada, el nº limitado de estaciones de recarga, la duración de la carga demasiada larga, pocos modelos, dudas técnicas y los cambios de uso y organización para el empleado. Una compañía cuando contrata coches para la movilidad de su empresa lo último que quiere es que se puedan encontrar con el problema de que sus empleados o sus comerciales se queden sin servicio en la carretera, por tanto, la primera barrera es un tema de infraestructuras. Por otra parte, se trata de un cambio de modelo en la forma de utilización del coche, y en este sentido, las empresas aún no saben muy bien cómo adaptarse. Creo que a las empresas todavía les da un poco de miedo hacer sus flotas con vehículos eléctricos, aún no están maduras para el salto. Sin embargo, con respecto a los híbridos sí, porque sabes que siempre podrás repostar. Sobre un mercado total de casi 10.000 unidades de híbridos, prácticamente el 30% ha sido realizado en empresas y de ese 30% el 50% en renting. También hay una apuesta, el híbrido recargable, aunque aún hay muy poca oferta en el mercado.

Por último y de cara al futuro, ¿Cómo cree que será la situación del mercado en general en un plazo de cinco años?

En España tenemos una espada de Damocles vinculada a la situación de las finanzas públicas, el nivel de gasto, de endeudamiento. Técnicamente el PIB empezará a subir a finales de año pero hay que ver los niveles de consumo y de inversión en España, y no hay previsión de que vuelvan a crecer. Creo que no va a cambiar básicamente la situación del crédito en España hasta que no se encuentre la fórmula para sanear las Administraciones Públicas y no se cree consumo o inversión local, el PIB va a crecer gracias a las exportaciones pero esto no es suficiente para arrastrar la economía española.

Y con respecto a su sector en concreto, ¿Cómo cree que evolucionará el renting, llegaremos a los niveles anteriores al 2008?

Nuestra previsión a 3-4 años (en 2016) es de una estimación de flota de vehículos de 425.000, o sea que no llegaríamos a los 570.000 de 2008. Y en compras llegaríamos a un poco más de 100.000, o sea que no llegaríamos a los 130.000 del 2008.

Por último, y para finalizar la entrevista, ¿hacia donde diría que va el sector del renting?

Este sector tiene el reto de seguir apostando por más servicios, más proximidad, más cercanía no solo con los clientes, sino también con los conductores que es la parte más olvidada del sector. Se trata de seguir acompañando a nuestros clientes y de una manera mucho más moderna que lo que se ha hecho hasta ahora, y que es el espíritu de nuestra “Arval Smart Experience.”

Visita la web de Arval en http://www.arval.es/

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

Observatorio Cetelem: los consumidores confían cada vez más en el canal online para sus compras

En el contexto económico en el que estamos inmersos, las empresas han tenido que adoptar nuevas estrategias que les permitan adaptarse al entorno y a la demanda de sus clientes. Las alianzas o fusiones están presentes en la mayoría de los sectores, y principalmente en el del electrodoméstico, donde en estos último años se han visto muchos cambios en este sentido.

En el pódium de la distribución del segmento de la gama blanca se encuentran las grandes superficies especializadas, los grandes almacenes y el hipermercado, con un 45%, 33% y 23% respectivamente de consumidores que declaran haber adquirido algún producto de este sector en estos establecimientos. En cuanto al perfil, podemos decir que es una mujer entre los 25 y los 34 años de edad. (Ver gráfico)

Observatorio Cetelem: los consumidores confían cada vez más en el canal online para sus compras

Mientras tanto, el canal online se ha impuesto en las compras de artículos de línea marrón con un 36% de encuestados. Le siguen las grandes superficies especializadas (35%) y los grandes almacenes (34%). Los hombres destacan por ser los que frecuentemente toman la decisión de compra en este tipo de productos.

En el caso de los pequeños aparatos electrodomésticos, las grandes superficies (32%) lideran el ranking, seguidas de los grandes almacenes (27%) y los hipermercados (26%). Uno de los productos estrella son las cafeteras del estilo de Nespresso, que se compran en estas superficies porque suelen lanzar ofertas muy interesantes.

El aparato de aire acondicionado sigue siendo estacional y tiene poca visibilidad en los establecimientos. Las grandes superficies especializadas (37%) copan un año más las ventas de climatización.

En el ámbito de la tecnología, un 38% de los consumidores admite haber comprado productos de esta categoría en las grandes superficies especializadas. El perfil del consumidor tecnológico en estos formatos de distribución es muy amplio, no existen diferencias muy marcadas entre sexo o edad. El canal online le sigue muy de cerca con un 32%, ocupando el segundo puesto en el ranking y siendo los hombres de entre 25 y 44 años su público más afluente. (Ver gráfico)

Observatorio Cetelem: los consumidores confían cada vez más en el canal online para sus compras