Los consumidores europeos mantienen una relación ambigua con las marcas

26 marzo, 2012

Repasando los datos del Observatorio Cetelem Europeo del Consumo 2011, vemos que los dos últimos años, significados por una crisis económica de relevancia histórica, han tenido un considerable efecto sobre el consumidor europeo: reducción de su poder adquisitivo, miedo a la pérdida del empleo… son muchos los factores que han conducido a los ciudadanos europeos a cambiar, con carácter permanente, sus costumbres de consumo. Más concrentrados y participativos en el momento de consumir, cada vez se muestran más desconfiados frente a los argumentos de las marcas, que a su vez, son más agresivos y se separan de los distribuidores físicos en beneficio de Internet, la tienda más grande del mundo. “Si quieres que algo salga bien, hazlo tu mismo” ¿podría ser la regla de oro del consumidor? En estas circunstancias ¿Qué espacio resta para la relación con nuestro cliente?

Las marcas y el consumidor han basado su relación alrededor del concepto de un contrato “beneficioso para todas las partes”. Los consumidores están dispuestos a pagar el precio de un producto a cambio de valores que deben trascender todas las marcas, sea cual sea el mercado: confianza y calidad del producto comprado, referencia de consumo para uno mismo y para otros. ¿Este contrato sigue todavía vigente y las marcas aún significan algo para el consumidor europeo? En principio la respuesta es afirmativa porque solamente un 13% de los menores de 30 y el 15% de los mayores de 50 afirman que las marcas son todas más o menos iguales (como vemos en la gráfica superior).

Incluso un 25% piensa que las marcas son muy diferentes entre sí. La palma se la llevan sin duda los rumanos: casi un 40% de los jóvenes y sénior afirma que las marcas son muy diferentes entre sí. De manera general, los jóvenes de Europa central se diferencia de sus mayores por ser más proclives a las marcas: el 32% cree que son muy diferentes
frente al 27% de la población sénior (media que desciende hasta un 22% si dejamos aparte los datos de Rumanía).


Aunque, globalmente, se siguen encontrando diferencias entre marcas y aún son identificadas como una identidad propia, no por ello se ganan la lealtad de los consumidores europeos.

Quizá te interese

Los italianos atribuyen al coche un rol preponderante en sus desplazamientos diarios La percepción que tienen los conductores en Italia de los coches es menos positiva que la media europea y la razón está en el “D...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.