Las bicicletas eléctricas, el transporte del mañana

28 agosto, 2013

¿Sabías que hasta la II Guerra Mundial el uso de la bicicleta estaba muy extendido en Europa? La industrialización y el acceso más fácil a los vehículos de motor por parte de la población fueron determinantes para dejar a un lado su uso, exceptuando algunos países como Holanda, Dinamarca y Alemania, que actualmente ostentan los tres primeros puestos en cuanto a bicicletas per cápita.

En los últimos años, la popularidad de las “eléctricas” ha aumentado considerablemente, incluso poniéndose de moda tener una de ellas. Esto se debe, en parte, a la búsqueda de alternativas de transporte en las urbes saturadas y a la necesidad de buscar un vehículo más rápido, eficiente y saludable.

Algunas ciudades como Victoria, Barcelona, San Sebastián o Madrid ya están haciendo grandes inversiones para promocionar la bicicleta eléctrica como vehículo diario. ¿Quién no tiene algún amigo, familiar o compañero que vaya a trabajar en este medio?  Aunque desgraciadamente otros muchos siguen considerándolo, principalmente, como un ocio o un deporte.

Imagen de Javier Lastras


Para los más despistados, comentar que las bicicletas eléctricas tienen la misma consideración legal que una tradicional. No se requiere seguro, carnet de conducir ni documentación.

¿Cómo funcionan las bicicletas eléctricas?

El uso de la bicicleta eléctrica es sencillo, sólo basta con accionar el motor (cuya potencia oscila entre 180 y 250 vatios) y pedalear para mantenerlo en funcionamiento. La ayuda que brinda este motor al usuario recibe el nombre de pedaleo asistido. Estos vehículos, que pueden tener el aspecto de una bici de paseo, de montaña, de carreras e, incluso, de carga, cuentan con un sistema de cambios mediante el que se puede seleccionar la distancia que se recorrerá en cada pedalada.

El transporte del futuro

La bicicleta eléctrica permite recorrer más distancia, en menos tiempo y sin necesidad de realizar un ejercicio exhaustivo. ¿Otras ventajas? Es la opción propulsada que menos contamina del mundo: no usa combustibles fósiles, no genera humo ni contaminación acústica. El coste de mantenimiento es cero, y a diferencia de las motos son más fáciles de transportar, ya que incluso podemos subirlas en el ascensor y guardarlas en el balcón de casa. A todo esto le sumamos que la velocidad controlada asegura un viaje con menos exposición a accidentes e imprevistos.

Quizá te interese

Dinamarca, el país donde reina la confianza Los consumidores daneses se desmarcan del resto de los europeos en cuanto a percepción positiva de la situación de su país, además...
En Bulgaria, la tensión económica pesa más que las ganas de consumir Si en un post anterior hablábamos de un país que consideraba positiva su situación, como es Dinamarca, en este caso nos referiremos a u...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.