“Creo que no vamos a volver a ver en años los niveles de venta [en auto] anteriores a la crisis”, entrevista a Jauma Roura, Presidente de Faconauto

21 noviembre, 2013

Entrevista incluida en la edición 2013 del Observatorio Cetelem del Automóvil en España

La situación actual del mercado en cuanto al volumen del mercado y los antecedentes del comienzo del periodo de la crisis están claros, por lo que vamos a comenzar la entrevista por aspectos claves en el mercado actual como los aspectos que motivan la compra actual.



Actualmente dada la situación de crisis económica que sufre nuestro país, ¿Qué aspectos piensa que son determinantes para un consumidor a la hora de comprar un coche?

En la situación actual, tenemos lo que denominamos el producto Premium, el más generalista, el que realmente aporta volumen al mercado. El generalista es el cliente que hoy está más castigado por el paro y su situación económica es precaria y esto hace que la ilusión, el disfrute de tener un vehículo se ha tenido que adaptar a sus posibilidades. Al cliente no le gusta renunciar a nada, se tiene que ajustar a unas condiciones; esto quiere decir que debe buscar precio, no es totalmente vital pero muy importante.

¿Podríamos deducir entonces que la compra de un vehículo era antes más emocional y ahora más racional?

Sí, podría ser una definición.

En línea con los cambios del consumidor actual, ¿cuáles cree que son los canales informativos que utilizan estos consumidores, los tradicionales o las nuevas tecnologías como Internet, redes sociales, etc.?

No podemos dar la espalda a las nuevas tecnologías, el mundo está entrando en un cambio tecnológico importante, aunque hoy por hoy al cliente le gusta la información bis a bis, tocar el producto, probarlo, etc. Digamos que el camino tecnológico les sirve como primer punto de información, pero luego tiene que formalizar la compra in situ. Comprobar que la información que ha encontrado está acorde con lo que él quiere. A largo plazo, con las nuevas generaciones, las nuevas tecnologías tomarán más peso.

¿Qué opinión tiene sobre los planes para incentivar la adquisición de un vehículo (RENOVE, PIVE, etc.), cree que son beneficiosos?

Creo que son necesarios porque el sector del motor constituye una gran aportación al PIB de nuestro país, y por lo tanto casi decir que es el principal motor de la economía, por tanto el Gobierno tiene que ser sensible con este sector, mantenerlo vivo y que no caiga el mercado más de lo que ya ha caído. Considero que la ayuda oficial, el apoyo del Gobierno, es lo que más motiva al cliente a aprovechar la oportunidad de cambiar un vehículo antiguo. Este cambio también interesa por motivos de preservación del medio ambiente.

No obstante, se trata de una ayuda con unos fondos limitados, ¿hay previsión de prorrogar esta iniciativa?

En estos momentos no se puede permitir que esta iniciativa desaparezca, aunque en el sector también entendemos que no se puede mantener de por vida, pero desgraciadamente los tiempos han cambiado y creemos que ahora hay que motivar e ilusionar, y hay que facilitar el cambio.

Con respecto al marco que regula las relaciones entre fabricantes y distribuidores, ¿qué opina al respecto, son sectores muy encontrados?

Todos conocemos la enmienda 16 que se aprobó en el Congreso de Diputados. Aquí hubo una mala valoración del objetivo que pretendíamos: la distribución del automóvil en España, esto provocó que esta ley, sobre todo los fabricantes, se la tomaran como una acción en contra ellos. Nosotros ni queríamos devolver los coches a los 6 meses, ni queríamos, en caso de cierre, indemnizaciones millonarias. Lo que pretendemos es que haya una ley reguladora que marque un camino entre la distribución y los fabricantes, porque nos necesitamos todos. El fabricante fabrica para vender no para estocar y si tiene que estocar el concesionario, flaco favor estamos haciendo a la fabricación. Tenemos que actuar como socios, hay que buscar la manera de dar la cobertura que requiere cada mercado, en este caso el español, y equilibrar los objetivos. Creo que en estos momentos la ley está aparcada y lo que se necesita es sentido común por las dos partes y buscar una ley que regule el que las pymes concesionarias sean realmente unos negocios rentables. Se trata de una relación conjunta, bien orquestada y que cada uno haga su papel y tenga una empresa que rinda y que mantenga puestos de trabajo.

Teniendo en cuenta el momento actual de crisis, la financiación como elemento clave en el sector de la distribución del automóvil, ¿podría decirse que las operaciones de financiación se han visto afectadas?

El mercado del automóvil ha caído alrededor de un 65%, y por lo tanto, si del mercado anterior a la crisis prácticamente se financiaba un 90% de las ventas, las operaciones de financiación deben haber caído en la misma proporción.

Alrededor del 80% de las operaciones de compra de un vehículo nuevo conlleva además la financiación, ¿qué valor aporta a los clientes la financiación? ¿Dónde se ha podido resentir más en las financieras de marca o en financieras privadas?

La financiación es totalmente necesaria. No tengo cifras exactas, pero sí que se suman dos factores, las campañas promocionales que se promueven a través de las marcas con la participación de las financieras de marca y también que esto condiciona que en cada marca se canalicen más las operaciones por financiera de marca que por financieras privadas. Por otro lado, la oferta del mercado de la financiación es amplia, el resultado final ya es cuestión de cada financiera. Creo que la desviación de operaciones a las financieras de marca está motivada por el hecho de que las financieras de marca van conjuntamente con la marca a las promociones que se hacen y esto a veces debilita la financiera privada.

¿Se están adaptando las financieras a esta situación de crisis?

Las financieras han reaccionado, en general, dando unas cuotas mensuales acorde con las posibilidades de retorno del cliente, han sido operaciones a largo plazo. «Al tener planes de mantenimiento tan largos se está perdiendo el contacto con el cliente y se está bajando la facturación, por lo que se ha producido un giro total»

¿Considera que el futuro de la financiación será positivo en los próximos años?

El vehículo se está transformando en una herramienta de uso, de servicio y como tal el cliente organiza sus presupuestos familiares para destinar al año una partida de uso de vehículo. Cada año tiene que ir amortizando una partida de sus ingresos para pagar el automóvil, tener una financiación con unas cuotas cómodas, yo creo que es el camino. Por tanto, creo que la financiación es el futuro.

¿Cómo cree que estará la situación en un plazo de cinco años, volveremos a los niveles anteriores a la crisis?

No, en España creo que no vamos a volver a ver en muchos años los niveles anteriores a crisis. El mercado español natural puede estar en 1.200.000 unidades, en proporción a su dimensión de habitantes, su estructura de país. Estamos lejos ya de este 1.700.00 que habíamos llegado, y tenemos unos años por delante para poder llegar a esa cifra de las 1.200.000 unidades. No es un objetivo a corto plazo.

Ante este panorama, ¿hay algún segmento que presente una evolución más positiva? Me refiero principalmente al vehículo eléctrico.

Bueno el vehículo eléctrico es otra tecnología consumible de futuro, es una realidad, pero su evolución es lenta, creo que tendrá más presencia a partir de 2020, hasta ese año el combustible convencional seguirá siendo el petróleo. La energía eléctrica en el automóvil tendrá una evolución muy ralentizada.

¿Qué conclusión podría extraer del sector del automóvil en el mercado español?

Creo que el sector de la automoción en España es muy importante, España se ha transformado en un país fabricante, pero la distribución es también esencial. Considero que tanto en el entorno político como en el financiero se debería un poco más de respeto el sector de la distribución.

A colación de esta reflexión, ¿qué opinión le merece la presencia del mercado asiático en el sector de la automoción, una fortaleza o una amenaza?

La fuerza de los países emergentes es la mano de obra, muy productiva, muy compensada económicamente a otros niveles que podemos tener en Europa y lógicamente esto nos está perjudicando y ellos pueden entrar a competir con precio. Se trata de productos que están evolucionando enormemente, esto nos invita a reflexionar; impulsar o valorar más la responsabilidad en el trabajo, reducir el absentismo laboral.

¡Síguenos en Twitter para estar al tanto de todos los artículos del Observatorio!

Quizá te interese

Observatorio Cetelem Mensual de Abril 2017 Observatorio Cetelem Mensual de Abril 2017 11 mayo, 2017 La opinión positiva del consumidor sobre la estabilidad del país gana más de 11 puntos en u...
El 94% de los consumidores portugueses prestan más atención a los servicios y productos que compran Los portugueses tienen una visión bastante negativa de la situación general de su país y de su propia situación personal por el gr...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.