La conducción automatizada y geolocalizada permitirá disminuir el presupuesto destinado a la movilidad

11 abril, 2016

Las nuevas tecnologías permiten a nuestros vehículos ser cada vez más autónomo, si continúan evolucionando los automóviles además, de que el conductor y los pasajeros irán más seguros y podrán dedicar el tiempo del viaje a ocio o trabajo… También verán reflejados en sus gastos, un ahorro gracias a esta automatización.

Según el último informe presentados por el Observatorio Cetelem sobre el coche autónomo, este tipo de vehículos ahorrarían, en buena parte, muchos de los gastos que tenemos hay en día a la hora de utilizar el coche. La conducción geolocalizada y automatizada permitirá disminuir el consumo de carburante de los coches y esto repercutirá activamente en el presupuesto destinado a la movilidad de los hogares.

Precio de carburantes en 2014

El coche autónomo hará todo lo posible para evitar los atascos. Adaptará el viaje con el objetivo de evitar la formación de caravanas y si no puede evitarlas condicionará su conducción al estado de la carretera, con lo que evitará bruscas frenadas o acelerones innecesarios, lo que permitirá un ahorro de carburante. Además estará programado para una conducción económica evitando llevar el coche revolucionado o los excesos de marcha.

Con estas ventajas, los accidentes en las carreteras disminuirán con lo que las marcas aligerarán las carrocerías y los equipos protectores de los coches con el consiguiente ahorro de energía.

Según el laboratorio de energía renovable de la Universidad de Maryland, una conducción óptima permite, hoy en día, ahorrar a los conductores en torno al 15% del carburante, mientras que con el coche autónomo esa cifra subiría hasta el 30%.

Más ventajas

Con este tipo de vehículos, no solo los consumidores ahorrarán en combustible, también bajarán las primas de los seguros. Con un coche conectado, las compañías aseguradoras sabrán el uso que le damos al vehículo, así que opciones como: “Payd” (pay as you drive: pague según su conducción) pero sobre todo de “Phyd” (pay how you drive, pague según su comportamiento de conducción) estarán a la orden del día.

Además, la vida de los vehículos debería aumentar y por consiguiente el gasto global de movilidad se reduciría. Con un coche conectado, el usuario tendría más información sobre su vehículo y como consecuencia sería un experto en el estado de salud de su coche y así evitaría posibles intervenciones inútiles en los talleres.

Junto con estas funcionalidades, el consumidor también estaría al tanto de los gastos derivados del vehículo, así como posibles ofertas comerciales, gasolineras con el combustible más barato u otro tipo de productos.

La única contra

Con estos “extras” el precio de los automóviles autónomos aumentaría, si lo comparamos con los de hoy en día debido a la gran cantidad de tecnología que llevan incorporada. Aunque siempre podrá destinar su coche para  uso publicitario.

Quizá te interese

Los alemanes, los más atraídos por las marcas Premium El 29% es el porcentaje que obtienen los vehículos de marcas premium comprados en Alemania en 2015. Un tanto por ciento muy superior al de la med...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.