Algunos datos de consumo en el sector de la bicicleta

4 abril, 2018

Los españoles cada vez compramos más por internet según reflejan los últimos datos recogidos por el Observatorio Cetelem de 2017. Durante el pasado año, el 10% de los consumidores afirma haber hecho varias compras a la semana por la web, según el informe eCommerce 2017

Por internet hacemos de todo: llenar el carrito de la compra, reservar vuelos y hoteles, pedir cita en el médico, comprar ropa… Las posibilidades que nos ofrece el comercio electrónico son infinitas, y los españoles cada vez son más adeptos a esta reciente práctica.

Por su parte, el sector de la bicicleta no tiene nada que envidiarle al del retail o al de los viajes. Según datos ofrecidos por el Observatorio Cetelem, el 15% de los encuestados ha adquirido en el último año algún producto en esta categoría.

El sector de la bicicleta va viento en popa: el aumento del uso de estos vehículos en las ciudades, y sobre todo el boom que están teniendo las eléctricas, está marcando un antes y un después para el sector.

Gracias a las recientes restricciones por el uso del coche en el centro de las ciudades y la variación –casi diaria- del precio de la gasolina, ha dado lugar a que muchos españoles dejen de lado su vehículo para convertirse en ciclistas habituales.

Por ello, algunos autores se atreven a pronunciar la palabra “revolución” cuando hablan del sector de la bicicleta. El mercado es tan prometedor que incluso fabricantes como BMW o Audi se han lanzado a producir sus propias líneas de ebikes.

Por otro lado, los estudios sobre compra de bicicleta llevados a cabo por el Observatorio Cetelem indican que el gasto medio en general asciende hasta los 180 euros (incluye bicicleta y complementos), según datos de 2017. Si nos centramos únicamente en la adquisición de la bicicleta, ese gasto medio es de 259 euros.

¿Cuáles son los distintos tipos de bicicletas?

El desarrollo de la tecnología, y las técnicas de fabricación cada vez más avanzadas, han permitido que aparezcan diferentes tipos de bicicletas en el mercado. La prueba está en que, hoy en día, podemos encontrar bicicletas de todos los tamaños, colores y finalidades posibles.

Pero, a veces, esta sobreoferta de productos nos confunde, provocando que no tengamos muy claro qué tipo de bici necesitamos según cuáles sean nuestras necesidades.

Por esto último, antes de lanzarnos a la compra de cualquier artículo tenemos que comparar y analizar todos los productos existentes. ¿Cuál es la bici que va más contigo?

Bicicletas de paseo

Las bicicletas de paseo, como su propio nombre indica, son muy apropiadas para recorrer ciudades o pueblos. Esta tipología se ha ido consagrando, con el paso del tiempo, como un medio de transporte más. Son muchas las personas que prefieren montar en bicicleta antes que tomar el autobús o ir en coche.

Dentro de esta tipología encontramos diferentes subtipos y modelos como la clásica bicicleta inglesa. En la actualidad, es uno de los modelos más comprados debido al auge de los productos vintage. Las bicicletas inglesas son ideales tanto para campo como para ciudad. Además, cuentan con frenos con accionamiento de varilla, poseen el guardabarros y el sillín algo más bajo de lo normal, y son uno de los modelos más resistentes del mercado.

Asimismo, la bicicleta holandesa es considerada de la familia de la bicicleta inglesa. Su historia se remonta a finales del siglo XIX y principios del siglo XX cuando las bicicletas inglesas se pusieron de moda. Pero había un problema: el cuadro era demasiado alto y era incómodo subirse en el asiento para aquellas mujeres que llevaban falda o vestido. Con la llegada de este tipo de bicicleta este problema se solucionó. Incluso muchos modelos incluían un protector de falda para evitar que estas se enredaran con la rueda.

Por otro lado, la bicicleta plegable podría considerarse como la más cómoda de todas: este modelo posee una serie de bisagras que permiten doblarla con facilidad para que ocupen menos, además de poder llevártela a cualquier lado. La polivalencia de la bicicleta plegable hace que se pueda combinar en todo tipo de recorridos: buses, metros, trenes…

Bicicletas urbanas

En toda Europa, y sobre todo en las grandes ciudades, el medio de transporte alternativo para el coche o el autobús es la bicicleta. El aumento de la conciencia sobre el calentamiento global, sumado a la mejora de la equipación de los centros urbanos, han dado lugar a lo que podríamos llamar como ‘la fiebre de las bicicletas urbanas’.

La principal característica  de esta bicicleta es la combinación de pedales y motor eléctrico. Además, estos modelos no superan los 250W, no pesan más de 40 kg y el motor debe de desconectarse a partir de los 25km.

Las bicicletas urbanas presentan numerosas formas aunque la más repetida es la que se parece a la bicicleta holandesa. Asimismo, también existen bicicletas para mujeres y para hombres.

Esta diferenciación se debe a que las bicicletas femeninas tienen el cuadro más bajo, lo que permiten subir y bajar más fácilmente. Y las bicicletas masculinas, al contrario, suelen ser más altas y cuentan con el cuadro superior más elevado.

Bicicletas híbridas

Las bicicletas hibridas son bicicletas de ciudad pero con características de montaña. La diferencia está en que el neumático es más ancho que el de las bicis de carretera, pero un poco más estrecho que el de las de montaña.

Este tipo de bicicletas nacieron debido a que las bicis de montaña no terminaron de convencer a quienes buscaban una bicicleta urbana ya que eran muy pesadas y lentas. Los fabricantes, ante este problema, decidieron crear una bicicleta especialmente ideada para la ciudad, combinando características de montaña y ruta, dando lugar a las bicicletas híbridas.

Este modelo se caracteriza principalmente por su fuerza, velocidad, comodidad y versatilidad. Asimismo, una de las ventajas principales es que pueden ser utilizadas como medio de transporte o para hacer ejercicio, además de poder usarse en diferentes superficies como pavimento, grava o tierra.

Bicicletas de montaña

Montar en bici se ha convertido en una actividad cada vez más especializada. Ya no encontramos las bicicletas de montaña estándar sino que, ahora, según la actividad específica que se quiera realizar en este tipo de terreno, es preciso emplear un tipo u otro.

La bicicleta estándar de montaña es la denominada ‘cross country o rally’. Este modelo permite recorrer los terrenos irregulares y rocosos de montaña. Además está especializadas para ir lo más rápido posible por estos terrenos, por lo que la velocidad es un factor muy importante a tener en cuenta. Por esto último, este tipo de bicicletas son muy ligeras, y por ello quizás algo más caras.

Del mismo modo, las bicicletas de montaña son también consideradas tipos de bicicletas para niños. Las características de este modelo para los más pequeños están adaptadas a las necesidades de estos como el tamaño o el peso.

Por otro lado, para los descensos por montaña la bicicleta de enduro o ‘All Mountain’ es la más adecuada de todas. Tiene una suspensión con un recorrido de hasta 180 mm. Esto, sumado al tipo de ruedas que posee, permite saltar cualquier obstáculo que te encuentres por el camino.

Y si lo tuyo son los descensos extremos de montaña, las bicicletas de descenso o ‘Down Hill’ son perfectas para este tipo de práctica. Son de una tipología muy elaborada, sobre todo para poder realizar descensos complejos, por lo que el pedaleo queda en un segundo plano.

Otra tipología de bicis de montaña son las ‘Fat bike’, que puede que por el nombre no se identifiquen muy bien. Pero si decimos que tienen las ruedas muy anchas, es posible que te suenen y las hayas visto alguna vez. Gracias al balón delantero que tienen estas bicicletas, no es necesario que lleven suspensión delantera; aunque haya bicicletas que sí que la incluyan.

Y si te sigues preguntado por qué tienen los neumáticos tan anchos es porque estas bicicletas están creadas para rodar en superficies con nieve, barro o arena por lo que es necesario que tengan un agarre mayor que otros modelos.

Por último, no podemos olvidarnos de las bicicletas de montaña eléctricas. Conocidas como las ‘E-bikes’, son modelos con unas características muy parecidas a las bicicletas de montaña estándares, únicamente se diferencian en la batería. Asimismo, una de los inconvenientes que presentan es que la duración de la batería no es muy extensa y no nos permite hacer recorridos de larga duración.

Bicicletas fuera de montaña

La montaña no es el único escenario posible en el que montar en bicicleta: el asfalto se ha convertido en la última moda. Esta tendencia ha dado lugar a las llamadas bicicletas de pista que, al mismo tiempo, presentan un diseño muy similar al de carretera. Esta tipología puede verse en pistas al aire libre o velódromos, principalmente, y son ideales para aquellas personas que deseen hacer ejercicio en terrenos llanos y asfaltados.

Por otro lado están las bicicletas de carretera que permiten adoptar una postura aerodinámica que favorece la rapidez. Gracias también a los neumáticos tan estrechos que posee, la velocidad es uno de los componentes base de este modelo. Al mismo tiempo, el manillar es muy bajo y permite que los corredores adopten distintas formas según el tipo de competición en el que se encuentre el ciclista.

Y no podríamos acabar esta categoría sin mencionar las famosas BMX. Estas bicicletas surgieron a finales de los años 70 y 80 en la costa de California. El modelo BMX simula a las motos que participan en campeonatos de motocross, de ahí sus similitudes.

En la actualidad, se han convertido en uno de los símbolos clave del deporte callejero y millones de jóvenes en todo el mundo lo practican. En cuanto al diseño, estas bicicletas presentan un tamaño pequeño, unas ruedas reducidas, un manillar ancho para asegurar la conducción y un asiento bajo.

Al mismo tiempo, las BMX son modelos pensados para realizar diferentes acrobacias y trucos, en su mayoría, en las pistas de skate. Gracias a la moda del llamado free style estas bicicletas se han hecho famosas en todo el mundo.

Quizá te interese

El 32% de los españoles piensan que el país va a mejorar en los próximos dos años España es de los países europeos más optimistas en cuanto a cómo ven sus ciudadanos la situación del país en los pró...
Intención de gasto en la Comunidad de Madrid en Semana Santa 2018 Los madrileños han gastado este año un 7% más en las rebajas. Puedes acceder a la nota de prensa en relación a este informe en el enlace. O descargar ...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.