Cuántas veces van los españoles al dentista

¿Con qué frecuencia acuden al dentista los españoles?

2 agosto, 2018

Hacer una visita al médico siempre es una decisión complicada, sobre todo si el especialista al que necesitan ver es el dentista.

Normalmente, es uno de los sanitarios que más temores despierta en los pacientes, y no sólo por el dolor que puede causar, sino que a eso hay que sumarle el montante económico que puede costar una única visita al dentista.

Aun así, la salud bucodental es una de las más importantes que tiene el ser humano y acudir con cierta frecuencia podría evitar sustos a largo plazo. ¡Nadie quiere quedarse sin dientes!

¿Visitamos más al dentista?

La frecuencia con la que las personas acuden a este sector médico ha disminuido de forma general en 2017 respecto al año anterior.

Según el Informe del Observatorio Cetelem sobre salud dental en España, un 50% de los encuestados dicen ir al dentista una vez al año, mientras que, tan solo, el 27% admite ir cada 6 meses.

El estudio permite ver como los periodos más cortos han sufrido importantes bajadas de porcentaje con respecto al año anterior, mientras que aquellos que hablan de más de un año han notado un leve incremento.

Aquellos que acuden cada dos años cuentan con un 6%, mientras que en 2016 se encontraba en un 3%.

¿Dentista tradicional o franquicia?

En cuanto al tipo de clínica a la que suelen acudir, hay que decir que aquellas que son tradicionales siguen sacando ventaja a las franquicias.

Las primeras cuentan con un 76% de clientes mientras que las franquicias se quedan con solo un 26% de estos, según el Informe del Observatorio Cetelem de salud dental en España.

Las diferentes informaciones sobre franquicias que han acabado timando a sus pacientes han sido las causantes, en muchos casos, de la poca confianza que se deposita en ellas.

Es más, a la hora de diferenciar la tipología del tratamiento, se puede ver que las franquicias lideran con productos muy generales y pocos costosos como la prevención y salud.

¿Por qué causas vamos al dentista?

Los motivos de las visitas se dividen en dos grupos bien diferenciados. El 92% de los clientes acuden por un tema relacionado con la salud, mientras que el 8% restante admite que acuden al dentista por temas estéticos.

Diferencias según el tratamiento.

Como se ha dicho con anterioridad, aquellos que tratan de salud oral en general suelen ser más demandados en las clínicas franquicias, mientras que los tratamientos más elaborados y con mayor proyección económica se les confía a las clínicas tradicionales.

Así, la estética dental cuenta con un 10% de pacientes en las clínicas tradicionales frente al 9% que se deriva a franquicias.

Lo mismo sucede con la implantología, un 14% busca que se lo solucionen en clínicas tradicionales, y el 9% acuden a franquicias, según el Observatorio Cetelem.

¿Cuánto nos gastamos en dentistas?

Otra de las cuestiones más importantes para la población es el precio de la salud dental: los españoles en 2017 hicieron un gasto medio en dentista de 763 euros, lo que supone un incremento de 153 euros con respecto a 2016.

Pero esta cifra no se gasta de la misma forma en todos los tratamientos. Aquellos en los que más han gastado los españoles han sido: ortodoncia, prótesis dental e implantología.

Precio en un dentista tradicional y en una franquicia.

El gasto que se realizó en lugares tradicionales superó al que se realizó en franquicias. La ortodoncia tiene una diferencia de 146 euros de uno a otro (clínica tradicional 716 euros y franquicia unos 570 euros).

En cuanto a la prótesis dental, la disparidad es muy semejante a la anterior, ya que en la franquicia puede costar en torno a los 581 euros y de la forma tradicional unos 786 euros.

Pero esto no lo es todo. El gasto más relevante viene de la implantología en la que el precio no baja de los 2.000 euros. En este caso, la diferencia de precio aumenta hasta los 256 euros entre una y otra.

Formas de pago favoritas en el dentista.

Aunque aún resulta algo extraño, la financiación se está posicionando como líder en el ranking de forma de pago para este tipo de tratamientos.

Es muy difícil pagar más de 300 euros de una sola vez. Y más en tiempos de crisis como los que se han vivido y que todavía colean. Es por esto que un 58% de los encuestados consideran que es una forma de pago muy necesaria.

En cambio, un porcentaje muy ajustado de personas (42%) no lo ven tan necesario. Aun así, ha habido un aumento considerable de personas que están a favor de la financiación desde el pasado año 2016.

En cuanto a la forma de pago más utilizada por los pacientes, hay que reconocer que, aunque el pago en efectivo es más seguro y rápido, la financiación sigue siendo líder.

De esta forma, un 40% de los encuestados se decantan por una financiación que les permita no perder tanto dinero de golpe.

En cambio, un 35% sigue pagando en efectivo y en el mismo momento en que recibe la factura. Así, no tendrá que hacerse cargo de más pagos en el futuro. Es por todo esto que el sector de la salud dental es uno de los más caros de la medicina.

Seleccionar al dentista.

La información y petición de presupuestos son dos de los factores que más importancia tienen para los pacientes, aunque en los últimos años son más lo que se deciden con una sola visita que aquellos que buscan los mejores precios.

Tanto es así que un 45% de los encuestados confirman que visitan varios centros antes de tomar una decisión, mientras que un 55% admite que no le hace falta obtener tanta información ya que les sirve con la visita a dos centros, según el Observatorio Cetelem.

Información en internet pero sobre todo, presencial.

Las formas de obtener la información también son otro de los detalles que más han cambiado. A pesar de que Internet está arrasando en diferentes mercados, en el de la salud dental está mucho más atrasado.

Únicamente un 22% de los encuestados afirma que busca toda la información vía internet mientras que son un 78% de los encuestados los que deciden acercarse a las clínicas para pedir información de forma personal y, de paso, asegurarse de que el sitio es el adecuado.

 

¿Cuándo ir al dentista?

A pesar de que la mayoría de las personas no acuden al dentista hasta que no notan un dolor punzante que no les permite hacer vida normal, lo recomendable es que, aunque no se detecte dolor alguno, los pacientes acudan a la consulta una vez al año.

El tiempo estimado cambia dependiendo de las necesidades de cada persona y de los problemas que surgen o puedan surgir. Lo normal es que se realicen cada seis meses, es más, cada 8 o 10 meses se deberían realizar limpiezas bucales para garantizar la salud de las encías.

La salud bucodental se diferencia por edad.

Niños

Si hablamos de los niños, los dentistas recomiendan que se empiece a realizar la limpieza bucal antes incluso de que aparezca el primer diente y que la primera visita se realice cuando estos cumplan el año.

Además, hay diferentes síntomas que pueden avisar de cuándo es un buen momento para acercarse a una clínica dental.

Gengivitis.

Uno de los primeros indicios que aparecen son las encías hinchadas o sangrantes. Esto se puede dar por una acumulación de placa que lleva a tener gingivitis, lo que puede destruir los tejidos de soporte de los dientes.

Dolor dental.

Este puede deberse a una sensibilidad o a un dolor pulpar. El primero se produce cuando se bebe o come algo frio o caliente y se produce por la pérdida de grosor en el esmalte del diente. El segundo dolor se produce por caries o incluso la rotura del diente.

Mal aliento.

Aunque pueda parecer minoritario, es un síntoma que te avisa de que tu niño necesita una revisión bucal. Más de la mitad de los casos de halitosis se dan por enfermedades de las encías, que llegaría a producir las enfermedades de las que se han hablado con anterioridad.

Dificultad para masticar o tragar.

Estos pueden ser síntomas de una grave infección en la boca. Por esto es primordial estar atento a lo que le sucede a uno de los órganos más importantes del ser humano.

Hábitos de higiene

Son muchos los hábitos de higiene que se olvidan o que pasamos por alto. Pero tener que acudir menos al dentista está en tu mano y depende de que sigas una serie de recomendaciones específicas.

En primer lugar, hay que prestar atención al cepillado. Debe realizarse tres veces al día y después de tomar alimentos con mucha azúcar. Hay diferentes técnicas que te pueden ayudar a realizar una limpieza más profunda, como la de cepillarse en círculos.

En segundo lugar, se encuentra la limpieza interdental. Esto si es algo que se olvida con mayor facilidad, ya que se considera que con hacer el cepillado no hace falta pasar el hilo y eso no es del todo correcto.

En tercer lugar, debería ser algo cotidiano utilizar algún tipo de enjuague bucal, ya que es otra forma de llegar a las zonas más complicadas de acceder. Además, puede tener otros efectos beneficiosos como el blanqueamiento.

En cuarto lugar, se habla de la alimentación. Para asegurar una buena salud dental hace falta estar pendiente de la cantidad de calcio que tomamos. Y, por último, lo que se ha nombrado a lo largo del texto: las visitas al dentista.

 

Quizá te interese

El 60% de los consumidores españoles tienen tarjetas de fidelización El “dinero de plástico” cada vez está más en auge no solo para realizar diferentes compras si para fidelizar al posible c...
El 77% de los españoles no considera a la bici como vehículo para ir al trabajo Comentábamos en un post anterior que la bicicleta se utilizaba especialmente en fin de semana, entonces, ¿por qué no se ve como un veh&...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.