Financiar Online para crecer

23 agosto, 2018

Las compras online están a la orden del día. La mayoría de los pedidos se realizan por Internet, dejando atrás las tiendas físicas que nos han acompañado a lo largo de la vida. Y es por esto que los nuevos métodos están ofreciendo facilidades a los usuarios para que adquieran mayor confianza.

La más importante, la financiación. A pesar de ser productos con un alto coste, el turismo, el ocio, los móviles y la electrónica son los artículos más demandados en la compra online.

Normalmente, estos artículos se compraban en una tienda física por ser el único lugar donde se podía acceder a la financiación.

Ahora, el problema ha quedado solucionado con la aparición de la financiación de compras online. Esta cumple la misma función que los métodos tradicionales con la posibilidad de hacerlo desde tu propia casa.

Financiar online

Según el Informe del Observatorio Cetelem sobre eCommerce, un 27% de los consumidores afirma que compra, mínimo, una vez a la semana por Internet, y el 10% dice haber hecho varias compras a la semana, lo que demuestra el incremento de esta modalidad de compra.

Pero las compras online no se dan en cualquier web: el ‘marketplace’ se ha convertido en el lugar favorito de compra para los usuarios.

Financiar online por sectores

Dentro de este nuevo sector, lo que más se compra es la tecnología, con un 51%, seguido de la telefonía, con un 54%, y las bicicletas, con un 40%, según el Informe del Observatorio Cetelem antes citado. Aun así, el avance no se da por igual en todos los sectores.

Las compras del hogar y deportivas siguen siendo líderes en la web de la propia tienda. Lo que sí se ha notado ha sido una subida en el gasto que han realizado los usuarios que, a su vez, ha supuesto un incremento en los precios de financiación.

¿Cuánto financiamos de media?

El gasto que se ha realizado ha sido de 1.954 euros, un 38% más que en el año anterior, mientras que la cifra media en las financiaciones realizadas ha alcanzado los 1.256 euros.

Esto supone un 95% más en tan solo un año. A pesar del aumento que se muestra en el interés por la financiación como método de pago sigue sin ser uno de los más valorados. Se queda en último lugar con tan solo un 2% en la encuesta del informe del Observatorio Cetelem.

Formas de pago favoritas

En cambio, el primer puesto sigue liderado por Paypal, la forma de pago más utilizada por los clientes, con un 62%.

Las tarjetas de débito (54%) y las tarjetas de crédito (27%) se estancan en los puestos centrales. Según el Observatorio Cetelem, a la hora de realizar el pago, un 64% de los encuestados ve primordial la seguridad que les ofrece el método, mientras que un 26% prefiere la rapidez y la comodidad.

Ambas cualidades están presentes en la financiación.

Financiar online por edades

No todas las personas ven de la misma forma la innovación en compras; son aquellas que se encuentran entre los 25 y los 34 años las que más financian sus compras.

Esto se debe a que son los rangos de edad en los que los conocimientos de Internet son más amplios. La proliferación de esta forma de negocio se debe a una mejora en el tiempo en el que se hace efectiva la financiación.

También influye en gran medida la confianza: comienzas comprando móviles a plazos por Internet y acabas financiando un viaje por la seguridad que te ha transmitido lo primero.

Del mismo modo, el ‘marketplace’ ha ido buscando su lugar en el mercado. Gusta por sus precios, la variedad de productos, las ofertas y las grandes oportunidades que allí se pueden encontrar.

Se ha demostrado que con la financiación online las compras que realizan los usuarios son de mayor calidad y en mayor cantidad. Y eso resulta ser un beneficio para las empresas.

Financiación ecommerce

La financiación ha sido la última novedad de las ventas online. Aunque es un método muy conocido por el usuario, hay webs en las que, todavía, es difícil encontrar esta forma de pago.

Hay dos opciones: que consideren que no les conviene incluir la financiación o que no sepan cómo funciona.

Este nuevo método aumenta las ventas y elimina a los intermediarios, por lo que el empresario recibiría el importe total de la venta al instante, algo que en el método común era imposible de conseguir.

En un primer momento, este proceso era largo y desesperaba a la gente por el tiempo que transcurría desde que se daba la orden hasta que se aceptaba.

En cambio, con las innovaciones se ha conseguido solucionar y poner al servicio del consumidor las ventajas que estos demandaban. De la misma forma, el proceso de solicitud también se ha agilizado.

Una vez entras en el proceso de pago es tan sencillo como darle a la opción de financiación, elegir las cuotas en las que deseas dividir el pago, e introducir tus datos personales

Una vez se ha ofrecido esta información llega el momento de insertar los datos de tu tarjeta; paga la primera cuota en ese mismo momento y olvídate de las siguientes porque se cargarán automáticamente en tu cuenta.

Los beneficios más destacables para los usuarios son la flexibilidad y el aumento de compras y venta que se están sucediendo desde que se ha implantado esta nueva vía online.

Hay que distinguir los diferentes tipos de financiación a los que puede acceder el cliente. En primer lugar, se encuentra la financiación a plazos, la más conocida de forma general.

Se trata de dividir el pago en 3, 6 o 12 cuotas. Hay que tener claro que siempre se tendrá que hacer frente a algún tipo de interés, que en el modelo ecommerce suele ser más barato que en las tiendas físicas.

Financiar Online: El Pago en Diferido

En segundo lugar, se puede encontrar el pago en diferido. En este caso, se paga 7 o 14 días después de haber realizado la compra. Lo que le diferencia del anterior es que se abona la cantidad total en el momento en que se realiza el pago.

Aun así, uno de los mayores beneficios es que puedes probar el producto y devolverlo si no te convence. Y, lo que es mejor, no tendrás que abonar nada por este tipo de devoluciones, ya que aún no habías hecho el importe por la compra del producto.

Letra pequeña de las webs sobre financiación

A pesar de todas las ventajas que se han citado con anterioridad, es recomendable leer la letra pequeña de las webs, ya que la empresa puede tener o imponer intereses añadidos que cambiasen de forma leve lo comentado hasta ahora.

Además, se recomienda poner siempre un interés menor en tu financiación por si en algún momento necesitas cancelar tu crédito.

Así el desembolso no supondría un coste tan elevado como sucedería con intereses altos. Cuantos más dividas los gastos, más altos serán las comisiones que te impongan al pagar.

Por este motivo, algunos expertos recomiendan poner un precio más alto al mes y optar a menos cuotas.

Diferencias con el método común

Los procesos convencionales siempre han llevado por delante una ardua investigación para cerciorarse de la veracidad de la información que ofrece el usuario.

No solo tenías que presentar tu nómina: los gastos también eran una parte importante del contrato. Es por esto que el proceso se realizaba de forma lenta y pesada.

En ocasiones, después de la espera te denegaban la financiación y tenías que pagar de una vez el importe o, por el contrario, no llevarte el producto.

Esta problemática ha derivado en más de una ocasión en el desinterés de los clientes por el producto e incluso el desinterés por las compras que suponen un gran desembolso económico.

Además, la financiación común se basa en la presencia del usuario en una tienda física, mientras que la ecommerce te permite realizar la solicitud desde cualquier parte en la que te encuentres, evitando así cualquier tipo de esperas.

Si hay algo que también cambia en la financiación más común es la cifra que te imponen como mínima. Mientras que en el método online tú puedes elegir, en tienda física serán ellos quienes decidan. De esta forma, puede dificultarse la posibilidad de pago de los usuarios.

Herramientas de financiación online

Estas herramientas varían dependiendo de su creador. Algunas combinan un método de pago que permite que los compradores adquieran productos en un plazo de hasta 12 meses.

Otras permiten al usuario elegir las cuotas de pago en un rango de tiempo amplio que podría ir desde los dos a los doce meses.

A pesar de la novedad del método, en ocasiones no se cumplen las expectativas. Un claro ejemplo son los intereses que se pagarán al adquirir la compra.

Para evitar esto, habría que aplicar un interés menor. Algunas de las plataformas disponibles en estos momentos son Creditnow e Instant Credit.

La primera te permite complementar la solicitud en cinco minutos y personalizar su plataforma con el logotipo de tu empresa.

La segunda, trabaja las 24 horas del día, los 7 días a la semana, por lo que te permite realizar cualquier tipo de acción sea la hora que sea.

También podrás encontrarlas en todas las plataformas digitales.

Quizá te interese

Intención de gasto de los gallegos para la “vuelta al cole” de 2018   Intención de gasto de los gallegos para la vuelta al cole de 2018 Observatorio Cetelem Estacional 28 agosto, 2018 El gasto medio previs...
“No poder gastar dinero”, la principal razón por la que los consumidores europeos deciden no hacer una compra Desde hace unos años, el Observatorio Cetelem viene analizando el comportamiento del consumo de los europeos y en los últimos tiempos ha est...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.