¿Quieres saber cuál es la evolución del consumo en España?

12 septiembre, 2019

Dime cómo marcha tu economía y te diré cómo será tu consumo. Esta frase bien podría atribuirse a muchos economistas, aunque también a cualquier familia. La economía española sigue creciendo, pero no lo hace al mismo ritmo que años pasados. Así, los datos macro durante el primer trimestre de 2019 ‘hablan’ de que el PIB aumentó un 0,7%, mientras que en el segundo trimestre lo hizo al 0,5%. Y eso tiene su contrapartida en el consumo de España. Datos que hacen afirmar al Banco de España que la desaceleración ya está aquí. Soplan vientos de cambio en la situación económica y, por ende, en la percepción económica.

evolución del consumo en España y de la percepción económica de los españoles

No obstante, la demanda interna, o consumo interno, sigue tirando de la actividad. Pero el consumo privado ha notado una cierta ralentización. Y la tasa de ahorro privado también ha sufrido un cierto ‘pinchazo’. De hecho, cerró 2018, según datos del Banco de España (BDE), el porcentaje que las familias guardan de su renta disponible se situó en el 4,58%, el dato más bajo desde la década de los sesenta del pasado siglo XX.

A ello han contribuido, por ejemplo, que las entidades financieras ya no ofrezcan rentabilidad en sus depósitos (el español es de por sí conservador a la hora de depositar sus ahorros), además de que los ingresos crecen menos que sus compras. Por tanto, nos endeudamos más (ahí la hipoteca sigue siendo la ‘reina’). ¿Traducido a euros? De los 64.000 millones que ahorramos los españoles en 2013, se ha pasado a los 35.000 millones en 2018. Es decir, que de cada cien euros, sólo ahorramos cinco, frente a los 12 euros de la media europea.

Evolución del consumo en España

El crecimiento del consumo en España se desacelerará de manera ligera durante 2019, situándose en el 2,1%, tres décimas menos que en 2018, según BBVA. Para 2020, la entidad financiera estima que la intención de gasto seguirá a la baja, llegando al 1,8% (otras tres décimas menos).

evolución del consumo en España e intención de gasto

Tres son los factores que influirán en la menor intención de gastos de los españoles según la entidad financiera. Por un lado, “el agotamiento de los elementos transitorios que incentivaron el consumo en los años precedentes, como la demanda embalsada de bienes duraderos”; por otro, “el menor dinamismo de algunos de sus determinantes, como la riqueza financiera neta”; y, en tercer lugar, “el impacto de la incertidumbre”.

Datos más importantes a tener en cuenta en la evolución del consumo en España

Según El Observatorio Cetelem de Consumo 2018, en dicho año ya se observa un descenso en el porcentaje de compradores en la práctica totalidad de los mercados analizados, eso sí, con tres excepciones: muebles, electrodomésticos y cocinas. En lo que se refiere al gasto, el mayor desembolso de los consumidores españoles es en reformas y ocio (sobre todo en viajes). De hecho, en este último caso hablamos de un 5% de incremento respecto al año anterior.  Otro de los ‘favoritos’ en la intención de gasto de los españoles son los dispositivos móviles. Un dato: el gasto medio en este producto fue de 401 euros, un 33% superior al de 2017.

En lo que va de año, esta tendencia sigue activa. De hecho, según datos del último informe mensual, realizado por El Observatorio Cetelem, el turismo, productos tecnológicos e informática y servicios dentales ocupan el podio respecto a intención de compra de los españoles.

productos con mayor intención de gasto de los españoles

Otro dato interesante de la evolución del consumo en España es que la compra en grandes superficies y cadenas de distribución muestra un aumento, entre otras razones, por la mayor competencia en precio. Además, los productos de segunda mano no parecen ser del agrado de los españoles, ya que su consumo desciende por segundo año consecutivo. A modo de curiosidad, la mitad de las personas que han sido entrevistadas por El Observatorio Cetelem, han confesado que lo han hecho a través de Wallapop. Quienes sí optan por este medio de compra, se han gastado de media 1.600 euros.

¿Cómo afecta el verano a los hábitos de consumo?

Dependiendo de la estación en la que nos movamos, los hábitos de consumo varían: en invierno, por ejemplo, electrodomésticos relacionados con sistemas de calefacción, o la ropa de abrigo, prevalecen frente a otras compras. Sin embargo, en verano, entre que los días tienen más horas, y que incluso llegan las merecidas vacaciones, gastamos más en lo que denominamos como ocio.

Una cena en la terraza de turno, o el helado que nos aliviará el paseo, son costumbres típicas del verano que nos acaban haciendo sacar la cartera. Pero el mayor desembolso, sin duda, tiene que ver con el hábito de viajar, ya sea de puertas adentro, o visitando otros países. Un gasto que, en 2019, se situó en una media de 1.249 euros (por encima de otros años anteriores), según datos recogidos por El Observatorio Cetelem sobre el gasto medio en viajes.

Porque hay quien aprovecha la temporada estival para dar ‘rienda suelta’ a la tarjeta o al efectivo, lo que dispara su presupuesto hasta cerca de 3.000 euros. En el otro extremo de la balanza, hay quien se conforma por su situación económica con un gasto alrededor de los 300 euros.

evolución del consumo en España en viajes

Eso sí, tanto unos como otros han aumentado su gasto y, por tanto, su consumo, en verano. Volviendo a los datos recabados por El Observatorio Cetelem, uno de cada cuatro encuestados antes del verano tenía claro que iba a gastar más dinero en 2019 que en 2018. Se trata de un 3,3% superior. Si echamos la vista todavía más atrás en el tiempo, ese porcentaje llega al 8,1% si se compara con 2015.

Mayor tiempo libre, en definitiva, que nos hace disfrutar también de los instrumentos electrónicos donde, el teléfono móvil, sigue ocupando lo más alto del podio. Nada como tener en la propia mano un aparato que nos permite comprar, comparar, y estar al día de lo que sucede en el mundo. Y si el GPS del coche se estropea, o estamos perdidos en una ciudad a la que acabamos de llegar, ahí está el smartphone para echarnos una mano.

Tres son los ‘favoritos’ para los españoles en su consumo veraniego: transporte, alojamiento y actividades complementarias. Viajar, como decía la canción, es un gran placer, pero también es sinónimo de mayor gasto. Al consumo habitual se añaden visitar lugares culturales (en los que hay que pagar la correspondiente entrada), sin olvidar los recuerdos que nos recordarán en casa lo bien que lo pasamos en la época estival: los souvenirs. Un consumo que, si no se controla, puede proporcionarnos algún que otro ‘susto’. La tarjeta estará ahí para recordárnoslo.

Quizá te interese

Observatorio Cetelem Mensual de Junio 2017   Observatorio Cetelem Mensual de Junio 2017 06 julio, 2017 La valoración general y personal de los consumidores alcanza máximos históricos....
Los mexicanos adoran conducir nuevos modelos de coches Los conductores mexicanos tienen una imagen positiva de los vehículos, lo piensa así un 92%; y a la inmensa mayoría, el 93%, le encanta conducir, y so...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.