sector del automóvil

Segmentación del mercado del automóvil en España

23 mayo, 2019

El parque automovilístico en España no se define por ser uno de los más ‘jóvenes’ de Europa. Seis de cada diez coches tienen más de una decena de años. ¿Y cómo serán los coches que compraremos en 2019? Según el Observatorio Cetelem, el 89% de los ciudadanos optará por un coche nuevo. ¿Intención de gasto? De media, 24.465 euros. El 19% restante optará por un coche usado, rebajando el dinero a gastar hasta los 12.469 euros. El sector automóvil terminó 2018 en positivo, y la tendencia continuará en 2019.

edad del parque automovilístico español

La pregunta es: ¿qué es lo que, finalmente, nos hace decantarnos por un coche u otro? Lo primero que se nos viene a la mente es la marca. ¿O no? Pues si nos atenemos al Observatorio Cetelem del Motor, la marca sólo es bastante importante (en concreto, así lo piensa el 57% de los entrevistados por dicho observatorio). Es más, el 37% va más allá y dice que es muy importante. Sólo el 7% relativiza la marca, diciendo que no influye nada, o casi nada, en su posterior decisión.

Aparte de la marca, hay otros factores que tienen peso a la hora de inclinarnos por un vehículo u otro. El más importante, por encima de la propia marca, es el precio. Así lo piensan tres de cada cuatro personas. También, la duración del propio vehículo y las funcionalidades.

Por debajo de la marca, hay otras circunstancias que tenemos en cuenta para la elección del vehículo. En este apartado, y por orden de arriba abajo, nos encontramos con que no dañe el medioambiente, el diseño y que la empresa realice acciones de solidaridad.

¿Y qué prima más, la marca o el concesionario? Aquí gana por goleada la marca (73% frente al 27%). Lo que más valoran los compradores de automóviles en una marca son, por este orden, la relación calidad/precio, la seguridad, y que la marca sea fiable y duradera. Y, los motivos por los que eligen el concesionario, la seguridad, la variedad de modelos de marca, y la segunda mano.

Características más valoradas en el proceso de compra de un coche

Gama de vehículos

Una vez que se tiene claro que hay que comprar un vehículo, vienen las dudas. ¿Qué tipo de coche comprar? Ahí entran en juego multitud de variables, desde los propios gustos, la edad de quien compra, la situación familiar, el presupuesto disponible, si se va a financiar o no…

En este último apartado, y según el Observatorio Cetelem del Motor, un 65% de los compradores acudirá a la financiación para afrontar la compra. Y lo hará de diferentes maneras: habrá quien opte directamente por la financiación ofrecida por el concesionario o el establecimiento donde se adquiere (48%); habrá quien pida un préstamo a su banco habitual (36%); y habrá quien solicite dicho préstamo a una entidad financiera especializada (16%).

tipos de financiación para comprar coche

Lo habitual es que, a la hora de decidirnos, acabemos optando por una berlina, un monovolumen, o un todoterreno, por poner algún ejemplo. Luego vendrá el color que nos gusta, la potencia, el número de puertas, o los accesorios.

Lo que desconoce el más común de los mortales es que las diferentes marcas hacen su propia clasificación. Ellos lo llaman segmentación, y les sirve para saber qué modelo se acondiciona mejor a las necesidades de los clientes. A partir de ahí, les sirve como ‘hoja de ruta’ para marcar sus propias estrategias de venta.

Proceso de segmentación de una empresa automovilística

Lo sencillo es lo más fácil. Y lo fácil es no complicarse la vida. Por eso, las marcas automovilísticas han optado por elegir una clasificación que abarca las seis primeras letras del abecedario: de la A a la F. ¿Qué se tiene en cuenta? La longitud del coche. Así de sencillo. Ni altura, ni potencia, por ejemplo. Eso sí, todos requieren del carné de conducir. Por tanto, la lista no incluye a los denominados como microcoches, que no necesitan del carné de conducir, y que miden menos de 3,30 metros de longitud. Vayamos por partes.

El denominado como segmento A es el que menos longitud tiene: entre 3,30 metros y 3,70 metros. Asimismo, se les conoce con el sobrenombre de ‘urbanos’ o ‘de ciudad’. El por qué hay que buscarlo en que, fuera de las ciudades, se puede decir que su utilidad es más bien limitada. ¿Qué ofrecen a cambio? Como diría un castizo, que ‘chupan menos gasolina que un mechero’. Eso es debido a los motores que incorporan. Algunos modelos que se enmarcan dentro de este segmento son el Citroën C1, el Fiat 500, el Hyundai i10, el Toyota Aygo, o el Kia Picanto. Para los más clásicos, el Seat 600, que marcó toda una época.

sector automovilístico

Tras el segmento A, como no podía ser de otra manera, el segmento B. Hablamos de los utilitarios, que pueden acoger a cuatro personas, más un niño. Su tamaño oscila entre los 3,7 metros y los 4,20 metros. Pueden ser monovolúmenes, o sedanes y familares. Aquí se encuadran desde el Ford Fiesta, pasando por el Renault Clio, el Seat Ibiza, el Toyota Yaris, el Hyndai Accent, o el Volkswagen Polo.

El segmento C, por su parte, ya abarca de los 4,20 metros a los 4,60 metros. En su interior tienen cabida cinco plazas, y sus motores, ya más potentes, les dan la ‘etiqueta’ de ser más cómodos para hacer viajes más largos. Como más vale una imagen que mil palabras, en este campo tenemos vehículos como el Citroën C4, el Volkswagen Golf, el Opel Astra, el Peugeot 308, el Renault Megane, o el Toyota Auris.

Segmentos más importantes

Los tres segmentos que quedan, el D, el E, y el F, son los que más longitud abarcan. El segmento D, en concreto, va desde los 4,60 metros a los 4,90 metros. Su amplitud es una de sus virtudes, unidad a su comodidad. A ello hay que unir sus potentes motores. Son automóviles que, en determinadas ocasiones, se identifican con coches representativos de empresas. Sus cinco plazas se pueden ampliar hasta siete u ocho, y los motores pueden llegar hasta los ocho cilindros. Aquí encontramos el BMW Serie 3, el Lexus IS, el Mercedes Clase C, o el Ford Mondeo.

Y el segmento E es el que más se puede identificar con la palabra lujo: coches muy grandes (de 4,90 a 5 metros, con una gran cilindrada. Otra seña de identidad es que abarca una variedad de carrocerías, como la sedán, la liftback y la familiar. ¿Ejemplo? El Mercedes Clase A, el Jaguar XF, el BMW Serie 5, el Audi A6, o el Volvo S90.

sector del automóvil

Por último, el segmento F. Como no podía ser de otra manera, miden más de 5 metros, y se les puede poner el sobrenombre de alta gama, lujo, o exclusivos. Por consiguiente, sus precios no están al alcance de los bolsillos de todos los mortales. Su capacidad tecnológica también está a la última. Si le pica el gusanillo, o la curiosidad, en este segmento podemos encontrar el Mercedes clase S, el Maserati Quattroporte, el BMW Serie 7, el Audi A8, el Aston Martin Rapide…

Aunque pudiera parecer que sí, está clasificación no es estrictamente cerrada, ya que hay vehículos que por sus medidas podrían encuadrarse en un determinado segmento pero que, por otras características, acaban dando el salto a otro superior.

Quizá te interese

Los europeos creen que su situación como consumidores ha mejorado En Europa se considera que la situación general de los países mejora, al igual que la situación personal de los ciudadanos. Así, la nota de 2017 es de...
El consumo en España sale de la crisis El consumo en España durante 2017 se ha incrementado en prácticamente todos los mercados, salvo en el sector la construcción. El consumo es una variab...

¿Necesitas información más personalizada?

liliana-marsan

Liliana Marsán, responsable del Observatorio Cetelem, atenderá tu consulta.

Cetelito

Observatorio Cetelem, Informes de consumo y distribución

El Observatorio Cetelem es un proyecto de Cetelem (BNP Paribas Personal Finance) creado en los años 80 para la realización de informes de consumo y distribución.

Se publica en 14 paises: Alemania, Argentina, Bélgica, Brasil, Dinamarca, España, Hungría, Italia, Polonia, Portugal, República Checa, Rumanía, Eslovaquia y Turquía.